¿Puede una mujer embarazada mascar chicle? embarazo

¿Es seguro mascar chicle durante el embarazo?

En general, la mayoría de los chicles son aptos durante el embarazo, sin riesgos como el de un parto prematuro.

Hay tantos tipos de chicles como razones para usarlos: chicles sin azúcar para reducir las calorías o proteger los dientes, chicles con nicotina para ayudar a disminuir las ansias de fumar o chicles con menta para tener un aliento fresco.

También hay muchos edulcorantes utilizados en los chicles. Como es lógico, querrás saber si es seguro consumir estos edulcorantes durante el embarazo.

También te puede preocupar lo que ocurre te tragas el chicle, porque hay un rumor que se repite a menudo sobre la permanencia del chicle en el tracto digestivo.

Tragar chicle accidentalmente estando embarazada

Si has tragado un chicle por accidente estando embarazada, no debes preocuparte.

Contrariamente a la creencia popular, el chicle no se quedará en el tracto digestivo.

Al igual que cualquier otra sustancia que el cuerpo no pueda digerir, se abrirá paso a través de los intestinos y será expulsada de forma natural.

El único caso en el que tragar un chicle podría causar problemas es si se tragara una gran cantidad de una sola vez, lo que podría causar una obstrucción en el sistema digestivo.

Así que mientras no mastiques varios paquetes de chicles y te los tragues todos, no deberías tener problemas.

¿Puede el chicle ayudar con las náuseas del embarazo?

🤰🏻👶🏻🎁 Crea tu lista de nacimiento y actualízala siempre que quieras. Comparte tu lista con familiares y amigos para que puedan acertar con el regalo que necesitas â‡“⇓⇓lista de nacimiento bebe 

Algunos tipos de chicles pueden ayudar a combatir las náuseas del embarazo.

Algunas mujeres han utilizado con éxito chicles que contienen vitamina C para aliviar las náuseas, aunque los resultados son anecdóticos.

Actualmente se está llevando a cabo un estudio que determinará si masticar chicle con vitamina C puede ayudar a reducir los niveles de náuseas persistentes, también conocidas como Hiperémesis gravídica. Esto ocurre cuando las náuseas son graves o continúan hasta el parto.

Se ha demostrado que el chicle enriquecido con jengibre es útil para las náuseas durante el embarazo. No se ha demostrado que el jengibre de forma moderada sea perjudicial para el feto, así que puedes masticar con confianza.

Asegúrate de comprobar las etiquetas para ver qué edulcorantes se utilizan.

Algunas personas creen que masticar chicle puede provocar náuseas, pero en realidad no es así. Este mito ha persistido posiblemente porque cuando masticamos chicle, estamos tomando más aire, y para algunas personas, esto puede provocar gases e hinchazón. Este es el caso, sobre todo, de los chicles sin azúcar.

¿Debo masticar chicle sin azúcar durante el embarazo?

Es una opinión generalizada que es preferible evitar el exceso de azúcar durante el embarazo. Esto tiene cierta base, ya que el consumo elevado de azúcar durante el embarazo se ha relacionado con una mayor incidencia de diabetes gestacional.

Si masticas chicle, definitivamente debes dar prioridad a los chicles sin azúcar por el bien de tus dientes. El chicle sin azúcar permite que el pH de la boca vuelva a la neutralidad más rápidamente después de comer que el chicle con azúcar.

Masticar chicle después de una cesárea puede incluso ayudar a que tus intestinos vuelvan a la normalidad más rápidamente.

Pero debes asegurarte de que los edulcorantes del chicle que elijas sean seguros para consumir durante el embarazo.

Los edulcorantes más comunes que se encuentran en los chicles son el sorbitol, el manitol, el xilitol, la estevia y el aspartamo.

En general, todos estos edulcorantes se consideran aptos durante el embarazo. Aunque algunos generan más problemas digestivos que otros.

Puedes dar prioridad a los chicles que contienen xilitol. Un estudio descubrió que los niños cuyas madres masticaban chicles que contenían xilitol en el último trimestre del embarazo tenían una menor incidencia de las bacterias que provocan la caries dental.

Sin embargo, si eres propensa al síndrome del intestino irritable, los edulcorantes con muy poco azúcar, como la stevia, pueden ser mejores para ti.

Y si eres propensa a las migrañas o a los dolores de cabeza por tensión, lo mejor es que evites por completo el chicle. Algunas personas descubren que sus dolores de cabeza empeoran si mastican chicles.

¿Es seguro el chicle de nicotina durante el embarazo?

Si estás luchando por dejar de fumar mientras estás embarazada, es posible que quieras usar chicles de nicotina.

El chicle de nicotina se considera una mejor alternativa que el parche de nicotina si estás embarazada y quieres dejar de fumar.

Esto se debe a que el chicle de nicotina suministra ráfagas cortas de pequeñas cantidades de nicotina, a diferencia de la dosis constante que proporciona el parche.

El uso a corto plazo del chicle de nicotina proporciona al feto una cantidad de nicotina significativamente menor que la que proporciona el cigarrillo.

En un estudio, las mujeres que masticaron chicles de nicotina durante su embarazo dieron a luz a bebés con un peso y una edad gestacional superiores a los de aquellas mujeres que fumaron una cantidad similar pero no masticaron chicles de nicotina.

Sólo debes recurrir a cualquier terapia de sustitución de la nicotina, como los chicles, si realmente te cuesta dejar de fumar durante el embarazo.

Cualquier producto de nicotina debe tomarse sólo por indicación del médico.

En conclusión, puedes masticar chicles con seguridad durante el embarazo, e incluso puedes disfrutar de beneficios añadidos como la ayuda para las náuseas o una mejor salud dental para tu hijo.

Comprueba en la etiqueta los edulcorantes y prioriza la mejor marca para ti.

Mastica con moderación y, si no estás segura de alguno de los ingredientes que aparecen en la etiqueta, consulta a tu médico o profesional de la salud.

⇒ Alimentos que se deben evitar cuando se está Embarazada

⇒ Â¿Cómo y qué comer durante el embarazo?

⇒ 13 Recetas de postres para el embarazo

🔅 También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!

Menudo Embarazo: Guía sobre el embarazo      inglés para niños