Síndrome del intestino irritable durante el embarazo

El síndrome del intestino irritable es un problema intestinal crónico que presenta calambres estomacales episódicos, hinchazón, flatulencia y estreñimiento o diarrea. Puede provocar un fuerte dolor en el abdomen, malestar y molestias. Se desconocen las causas y no existe una cura permanente para esta afección. Sin embargo, algunos cambios en la dieta, el estilo de vida y algún tratamiento pueden ayudar a reducir los síntomas.

¿Qué es el síndrome del intestino irritable?

El síndrome del intestino irritable es un trastorno intestinal. Los principales síntomas pueden ser dolor abdominal, movimientos sueltos y estreñimiento. No supone ningún peligro para la vida, pero puede afectar a la vida cotidiana de las personas que lo padecen. Los síntomas pueden variar de leves a graves. Las personas con síntomas leves pueden pasar sin ningún tratamiento. Sin embargo, las personas con síntomas graves pueden tener que someterse a algún tratamiento y a cambios en su estilo de vida.

Relación entre el SII y el embarazo

El SII al principio del embarazo conlleva muchos problemas gastrointestinales, como náuseas matutinas, acidez, estreñimiento o diarrea. Asegúrate de comer bien y de forma saludable. Tomar una taza de té de jengibre durante este periodo puede ayudar a aliviar los síntomas del SII. El SII y la diarrea son bastante comunes en las mujeres embarazadas. Sin embargo, puede tener dos caras. Las mujeres que padecen SII antes del embarazo son más propensas a padecer síntomas graves durante el embarazo o se alivian de ellos durante el periodo de gestación.

Causas del SII durante el embarazo

🤰🏻👶🏻🎁 Crea tu lista de nacimiento y actualízala siempre que quieras. Comparte tu lista con familiares y amigos para que puedan acertar con el regalo que necesitas â‡“⇓⇓lista de nacimiento bebe 

Los trastornos gastrointestinales, como el síndrome del intestino irritable, son bastante habituales entre las mujeres embarazadas. Puede ser causado por una serie de razones como:

  • Aumento del nivel de estrés durante el embarazo.
  • Ansiedad inducida por las hormonas del embarazo.
  • Desequilibrio hormonal.
  • La presión del bebé en crecimiento dentro del útero sobre el estómago y los intestinos.
  • Algunos alimentos desencadenantes que pueden provocar gases, flatulencia, hinchazón, etc. como los productos lácteos, los cacahuetes, la coliflor, la remolacha, el brócoli, etc.
  • El consumo de alcohol, productos con cafeína como el té y el café, etc.
  • Ingerir comidas pesadas o alimentos picantes y aceitosos.
  • Saltarse las comidas.
  • Tomar pastillas de hierro durante el embarazo que pueden causar estreñimiento.

Síntomas del SII en mujeres embarazadas

Los síntomas del SII en las mujeres embarazadas pueden variar según el trimestre en el que se encuentren.

  • En el primer trimestre, las mujeres embarazadas pueden experimentar un aumento del ardor de estómago, la acidez y muchas pueden sufrir de movimientos sueltos.
  • El estreñimiento es otro de los síntomas que pueden sufrir las embarazadas, especialmente durante el último trimestre.
  • Algunas pueden incluso sufrir dolor abdominal.
  • Las heces también pueden tener mucosidad.
  • La hinchazón, las flatulencias y los gases pueden ser otros de los síntomas del SII durante el embarazo.

¿Cómo se diagnostica el síndrome del intestino irritable en el embarazo?

No existen pruebas específicas para diagnosticar el SII en el embarazo. Los médicos se basan más en los síntomas de las pacientes para diagnosticar el SII. Aunque no hay pruebas definitivas para detectarlo, hay algunas pruebas que pueden ayudar a descartar condiciones médicas sintomáticas similares.

  • Colonoscopia para examinar el revestimiento interno del intestino grueso.
  • Sangre oculta en heces para comprobar si hay presencia de sangre en las heces.
  • Exámenes de sangre para comprobar si hay anemia, daños en los tejidos o en la enfermedad celíaca.

Además, tener períodos de diarrea y períodos de estreñimiento con dolor abdominal no relacionado con el embarazo durante tres o más días al mes es un síntoma seguro de SII durante el embarazo.

¿Cómo afecta el SII al embarazo?

Las complicaciones del SII en el embarazo pueden conllevar riesgos en el mismo. Sólo te afectará a ti. El SII puede dar lugar a largos períodos de diarrea que provoquen deshidratación, lo que podría provocar un parto prematuro. Por otra parte, el estreñimiento debido al SII durante el embarazo puede provocar una hemorragia rectal o incluso hemorroides. También puede afectar a los músculos pélvicos, que son importantes durante el parto. Las mujeres afectadas por el SII también tienen un alto riesgo de sufrir un aborto.

Sin embargo, no hay nada que demuestre que el SII afecte o perjudique al bebé en el útero. El SII no afecta a la fertilidad de la mujer ni a su capacidad para quedarse embarazada.

El SII durante el embarazo puede agravarse debido a las hormonas del embarazo. Las mujeres embarazadas pueden experimentar más problemas relacionados con la digestión como diarrea, náuseas, estreñimiento, hinchazón, gases, acidez o ardor de estómago, etc. Con el crecimiento del bebé en su interior, los intestinos y el tracto digestivo se ven presionados, lo que provoca un problema en el movimiento intestinal.

¿Se puede prevenir el síndrome del intestino irritable durante el embarazo?

Prevenir el síndrome del intestino irritable puede ser un poco difícil. Sin embargo, se puede prevenir evitando los alimentos que pueden desencadenar los síntomas del síndrome del intestino irritable. Seguir una dieta equilibrada y saludable, beber mucho líquido, hacer ejercicio y no estresarse son algunas de las mejores formas de prevenir el SII durante el embarazo.

Sin embargo, asegúrate de consultar a un médico si el problema persiste durante mucho tiempo o tienes síntomas graves. También debe consultar al médico antes de tomar cualquier medicamento.

Tratamientos eficaces para curar el SII durante el embarazo

No existe una cura permanente para el SII. Sin embargo, puedes reducir los síntomas del síndrome del intestino irritable mediante las diversas formas que se indican a continuación.

Come de forma saludable y la cantidad adecuada de alimentos.

  • Come porciones pequeñas pero a intervalos regulares.
  • Come sólo comida casera.
  • Evita la comida picante, que puede provocar una mala digestión y dañar el tracto gastrointestinal.
  • Evita comer alimentos fritos que pueden desencadenar el reflujo ácido.
  • Incluye muchos alimentos fibrosos y frutas en tu dieta diaria.
  • Incluye probióticos en tu dieta.
  • Bebe mucha agua y zumos frescos de frutas y verduras.
  • En lugar de tomar pastillas de hierro que provoquen estreñimiento, toma alimentos ricos en hierro.
  • Evita los alimentos y verduras que puedan provocar gases, hinchazón y flatulencia.
  • Deja de beber alcohol y de fumar.
  • Lleva un registro de todo lo que comes y escribe los síntomas, si los hay, desencadenados por los alimentos ingeridos.
  • Medita, practica posturas de yoga adecuadas para el embarazo, lee, da largos paseos, ríe y no te estreses.
  • Haz ejercicio con regularidad.
  • También puedes probar remedios caseros en lugar de tomar medicamentos de venta libre o alopáticos.

El Síndrome del intestino irritable durante el embarazo puede ser difícil de manejar, pero con el enfoque correcto, buenos hábitos alimenticios, algunos cambios en el estilo de vida y un poco de tratamiento, ni siquiera lo notarás.

🔅 También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!

Menudo Embarazo: Guía sobre el embarazo      inglés para niños