¿Puede una mujer embarazada tomar sal? embarazo alimentos salados, antojos

¿Pueden las mujeres embarazadas comer sal?

La sal ocupa un lugar importante en nuestra dieta porque es rica en sodio, que ayuda a mantener los niveles de líquidos y el equilibrio del pH de nuestro cuerpo. Esta función de la sal es igualmente importante en el embarazo, ya que ayuda al desarrollo del bebé en el útero. Sin embargo, el consumo excesivo de sal puede provocar una serie de problemas de salud, especialmente durante el embarazo. ¿Tienes curiosidad por saber qué cantidad de sal está permitida y sobre los antojos de sal durante el embarazo? Pues bien, este artículo le ofrecerá toda la información que necesitas sobre el ansia de sal y su consumo durante el embarazo. Conozcamos en profundidad por qué es importante consumir sal durante el embarazo.

¿Es segura la sal durante el embarazo? ¿Por qué es importante el consumo de sal durante el embarazo?

La sal es la principal fuente de sodio en la dieta. ¿Sabías que un bajo nivel de sodio durante el embarazo puede ser peligroso para ti o para tu bebé?

He aquí por qué es importante consumir sal durante el embarazo:

  1. En ausencia de sal, tus nervios, músculos y órganos no podrían funcionar correctamente durante el embarazo, ya que no consumir suficiente sal provoca fatiga y debilidad.
  2. En el embarazo, los fluidos de tu cuerpo aumentan para mantener al bebé en crecimiento y el sodio juega un papel importante en ello.
  3. La presencia de yodo en las sales de mesa es esencial para el desarrollo del cerebro y el sistema nervioso de tu bebé.
  4. La carencia de yodo durante el embarazo puede provocar la muerte fetal, el desarrollo anormal del cerebro, el aborto espontáneo y otras complicaciones médicas. En un estudio, se estableció que la ingesta inadecuada de sal durante el embarazo provocaba un bajo peso al nacer en los bebés.

Por lo tanto, la sal es esencial para tu cuerpo durante el embarazo; sin embargo, sólo en cantidades adecuadas. Sigue leyendo para saber cuánta sal puedes tomar durante el embarazo.

Cuánta sal es segura durante el embarazo

En el apartado anterior hemos establecido que la sal es una parte importante de la dieta durante el embarazo, pero en cantidades adecuadas, es decir, ni en exceso ni en defecto. La ingesta diaria de sal de mesa durante el embarazo debe ser de unos 3,8 gramos al día. Hay que tener en cuenta que no hay que sobrepasar los 5,8 gramos, ya que es el límite máximo permitido para las mujeres embarazadas.

Efectos secundarios del consumo de cantidades excesivas de sal durante el embarazo

🤰🏻👶🏻🎁 Crea tu lista de nacimiento y actualízala siempre que quieras. Comparte tu lista con familiares y amigos para que puedan acertar con el regalo que necesitas â‡“⇓⇓

lista de nacimiento bebe 

  • El consumo elevado de sal puede provocar retención de líquidos y causar una hinchazón excesiva de tobillos, piernas, pies o cara.
  • El aumento de las cantidades de sal en la dieta puede provocar hipertensión arterial o preeclampsia.
  • Consumir más cantidades de sal puede provocar la pérdida de calcio (a través de la orina) del organismo.

Veamos ahora algunos de los alimentos que contienen cantidades excesivas de sal y que pueden suponer un riesgo de problemas de salud durante el embarazo.

Alimentos que contienen altas cantidades de sal

Estos son algunos alimentos que contienen altas cantidades de sal/sodio, por lo que no es conveniente que los consumas, especialmente durante el embarazo:

  • Bebidas azucaradas. Puede parecer extraño, pero las bebidas azucaradas también tienen un alto contenido en sodio, lo que puede provocar complicaciones durante el embarazo. Cuidado con hacerte con bebidas energéticas o de rendimiento deportivo ya que pueden tener hasta 200 mg de sodio.
  • Cereales para el desayuno. La mayoría de los cereales del desayuno contienen altos niveles de sodio. Una taza normal de copos de maíz o de avena puede aumentar fácilmente tu consumo de sodio en 200 mg.
  • Salsas. ¿Te has preguntado alguna vez cuánto sodio puede contener el ketchup, la salsa de soja o la salsa barbacoa? Todos estos alimentos tienen un alto contenido en sodio (aproximadamente entre 150 y 200 mg por ración). Consumir estos alimentos en exceso puede superar fácilmente tu ingesta diaria de sodio.
  • Pan y bollos. A muchas mujeres embarazadas les encanta comer pan en el desayuno o, a veces, como tentempié a media mañana o por la noche. Una rebanada de pan puede aportarte unos 150 mg de sodio. Así que, la próxima vez que engullas un donut o un bollo, ten cuidado de no pasarte con él.
  • Comidas rápidas: Si no cocinas en casa y prefieres la comida de fuera, entendemos tu antojo. Pero, ¿sabes cuánta sal y qué sales utilizan para preparar el tipo de alimentos "sabrosos" que nos apetecen? No somos responsables de las dosis que pueden poner y tampoco sabemos qué naturaleza de sales y especias añaden. Por lo tanto, es mejor evitar las comidas rápidas con alto contenido en sal del exterior en este momento.

Toda esta información puede preocuparte un poco, pero la sal no es el único alimento que te aporta el sodio que necesitas durante el embarazo. Hay otros alimentos que tienen cantidades considerables de sodio y que, sin embargo, son saludables. Descubramos cuáles son.

Fuentes saludables de sodio

Es muy normal que durante el embarazo haya antojos de ciertos alimentos. Sin embargo, las futuras madres no pueden consumir todo lo que quieran, ya que puede no ser saludable para ellas ni para su bebé. Lo mismo ocurre con los antojos por la sal. La mayoría de las veces, resulta difícil reducir la sal de mesa. Entonces, ¿Qué hacer? Bueno, tenemos algunos consejos que pueden ayudarte a reducir el consumo de sal.

Los siguientes consejos te ayudarán a reducir tu consumo de sodio durante el embarazo:

  • Lee las etiquetas de los alimentos que quieras consumir porque a veces incluso los aperitivos y las bebidas azucaradas contienen altas cantidades de sodio.
  • Intenta comer comida casera. De este modo, no sólo comerás alimentos saludables, sino que podrás controlar tu consumo de sal.
  • Opta siempre por frutas y verduras frescas para picar, ya que los aperitivos envasados pueden contener altas cantidades de sodio.
  • Utiliza condimentos sin sal cuando prepares tu comida.

¿Se puede consumir sal negra durante el embarazo?

Sí, puedes consumir sal negra durante el embarazo, ya que puede ayudarte a aliviar los trastornos estomacales, la acidez y el estreñimiento. Sin embargo, si tiene hipertensión o cualquier otra condición médica que requiera restringir el consumo de sal, se aconseja que consumas sal negra sólo después de consultar a su médico.

¿Es normal el deseo de comer sal durante el embarazo?

¿Qué causa el deseo de comer sal durante el embarazo en las mujeres? En la mayoría de los casos, las mujeres embarazadas pueden tener antojo de alimentos salados debido al aumento de líquidos en el cuerpo y con el fin de apoyar el crecimiento del feto. Dado que está demostrado que retienen el sodio, las mujeres embarazadas suelen tener antojo de alimentos salados.

A la mayoría de las mujeres se les antoja comer alimentos con alto contenido en sodio durante el embarazo, especialmente al principio del mismo o en el primer trimestre. Algunas mujeres suelen considerar este deseo como un signo de embarazo. No pasa nada si tú también lo haces, pero asegúrate de regular siempre los niveles para consumir sólo dentro de los límites prescritos. Si padeces enfermedades como la hipertensión, debes consumir menos sal. Asegúrate de consultar a tu médico sobre tu límite.

*** Consulta a tu médico o ginecólogo para obtener sugerencias personalizadas sobre tus ingestas diarias, los alimentos que debes consumir y los que debes evitar. Los límites y los alimentos especificados pueden variar de una persona a otra, en función de su salud.

⇒ Alimentos que se deben evitar cuando se está Embarazada

⇒ Â¿Cómo y qué comer durante el embarazo?

⇒ 13 Recetas de postres para el embarazo

🔅 También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Menudo Embarazo: Guía sobre el embarazo      inglés para niños