¿Puede una mujer embarazada tomar leche de soja? embarazo

¿Es segura la leche de soja durante el embarazo?

Para la mayoría de las mujeres, la leche de soja es segura durante el embarazo, siempre que forme parte de una dieta equilibrada.

Una o dos raciones al día son adecuadas, siendo una ración una taza de leche de soja.

Al igual que ocurre con otros productos, cuando elijas una leche de soja debes comprobar la etiqueta y asegurarte de que tomas una leche de soja que no esté edulcorada y no tenga aromas artificiales añadidos ni espesantes como la carragenina.

La carragenina es un aditivo alimentario común hecho de algas rojas. Se encuentra en muchos productos lácteos como el requesón, la nata y las cremas, los helados e incluso en algunas alternativas vegetales como los quesos veganos, los postres no lácteos, la leche de almendras y la leche de coco.

Es mejor evitar la carragenina durante el embarazo porque se ha demostrado que disminuye la tolerancia a la glucosa y aumenta la resistencia a la insulina, por lo que posiblemente contribuya al desarrollo de la diabetes.

Dicho esto, muchos fabricantes han eliminado la carragenina y utilizan la goma xantana como espesante.

La goma xantana se utiliza como laxante y para reducir el azúcar y el colesterol en las personas con diabetes.

Dado que no se han realizado suficientes estudios sobre la seguridad de la goma xantana durante el embarazo, es mejor consumir pequeñas cantidades.

Otras consideraciones sobre la leche de soja durante el embarazo

🤰🏻👶🏻🎁 Crea tu lista de nacimiento y actualízala siempre que quieras. Comparte tu lista con familiares y amigos para que puedan acertar con el regalo que necesitas â‡“⇓⇓

lista de nacimiento bebe 

Si tomas leche de soja como alternativa a la leche de vaca, ya sea por preferencia, por una dieta vegana o porque tienes una intolerancia o alergia alimentaria, debes asegurarte de que sigues ingiriendo suficiente yodo en tu dieta.

El yodo es esencial durante el embarazo, ya que es necesario para el desarrollo del cerebro del bebé. La leche de vaca es una buena fuente de yodo, mientras que muchas alternativas no lácteas, como la leche de soja, son bajas en yodo.

Si tienes hipotiroidismo o te han diagnosticado cáncer de mama, se te aconseja limitar el consumo de soja. Esto se debe a que los fitoestrógenos de la soja pueden aumentar el crecimiento de las células del cáncer de mama en algunas mujeres.

Cabe destacar que si los niveles de colesterol te preocupan, la soja negra, que también se utiliza en la leche de soja negra, puede ayudar a reducir el colesterol más que la soja blanca o amarilla.

También se ha demostrado que la soja negra, al ser más rica en antioxidantes, es la que más mejora los factores de riesgo de las enfermedades cardiovasculares.

¿La leche de soja está pasteurizada?

La mayoría de la leche de soja comercial ha sido pasteurizada o tratada con altas temperaturas para poder ser almacenada con seguridad.

Puedes identificar la leche de soja pasteurizada comprobando el envase, que debe decir UHT. Es posible que te encuentres con otro tipo de tratamiento para la leche de soja que es la UHPH.

Se trata de otra forma de tratamiento térmico de la leche de soja, y proporciona el mismo almacenamiento a largo plazo que la UHT, con una estabilidad de color quizá incluso mejor.

¿Es mejor la leche de almendras o de soja para las mujeres embarazadas?

Si también estás interesada en los beneficios y la seguridad de la leche de almendras durante el embarazo, tenemos un artículo que cubre todos los aspectos de la leche de almendras en el embarazo aquí.

  1. La leche de almendras, al igual que la de soja, suele tener vitamina D y calcio añadidos y es una buena fuente de proteínas vegana o vegetariana.
  2. La leche de soja tiene más calorías (95 calorías por taza) que la leche de almendras (30-50 calorías). Así que, si estás vigilando tu consumo de calorías, la leche de almendras puede ser una mejor opción para ti.
  3. La leche de soja también es más rica en proteínas (7 g de proteínas por taza) que la leche de almendras (1 g de proteínas por taza).
  4. Si eres vegana o vegetariana, la leche de soja será una mejor fuente de proteínas, sobre todo porque es una proteína completa, como hemos dicho anteriormente.
  5. La leche de soja también es ligeramente más alta en hidratos de carbono que la leche de almendras, aunque es más baja en grasas en general. Ambas tienen cantidades similares de calcio y magnesio, mientras que la leche de soja tiene bastante más potasio y zinc.
  6. Sin embargo, muchas personas prefieren el sabor de la leche de almendras y, por supuesto, es importante tener en cuenta las alergias. Si eres alérgica a la soja o a las almendras, ¡la elección ya está hecha para ti!

También te puede interesar leer: Leche de coco durante el embarazo: ¿Es segura?

¿Existen beneficios de tomar leche de soja durante el embarazo?

El primer beneficio obvio de beber leche de soja es que es una fuente de proteína baja en grasa.

La leche de soja y otros alimentos de soja son ricos en vitaminas del grupo B, que son muy importantes si eres vegana o vegetariana.

La soja también contiene fibra, magnesio y potasio. En cuanto a las proteínas, la proteína de soja es una proteína completa, lo que significa que contiene los nueve aminoácidos esenciales. Una taza de leche de soja contiene 7 g de proteínas.

La leche de soja enriquecida durante el embarazo puede ser una buena fuente de vitamina B12, vitamina D, hierro y calcio.

¿Puedo beber leche de soja casera durante el embarazo?

Si quieres ir un paso más allá y hacer tu propia leche de soja, puedes hacerlo fácilmente en casa. Aquí te explicamos cómo preparar tu propia leche de soja

En conclusión, la leche de soja es segura para la mayoría de las mujeres embarazadas, siempre que se tome con moderación.

⇒ Alimentos que se deben evitar cuando se está Embarazada

⇒ Â¿Cómo y qué comer durante el embarazo?

⇒ 13 Recetas de postres para el embarazo

🔅 También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.