Yodo durante el embarazo

El yodo es un nutriente que puede encontrarse en muchos alimentos. La necesitamos en cantidades muy pequeñas, pero desempeña un papel crucial en el funcionamiento de la tiroides.

El tiroides es una glándula que necesita yodo para producir sus hormonas, responsables de regular el metabolismo, el crecimiento físico y mental y el desarrollo del tejido muscular y nervioso.

La falta de yodo en nuestra dieta puede provocar importantes trastornos. La manifestación más común y visible es el bocio, que es el agrandamiento desproporcionado de la glándula tiroides. Sin embargo, la carencia de yodo también puede causar hipotiroidismo e incluso afectar a la capacidad reproductiva.

Es durante el embarazo cuando la ausencia de este nutriente tiene las consecuencias más graves, ya que puede provocar daños neurológicos irreversibles en el feto.

La importancia del yodo durante el embarazo

Durante el embarazo, la necesidad de yodo de la madre aumenta. Mientras que una mujer necesita normalmente entre 150 y 200 microgramos de yodo al día, las embarazadas necesitan entre 200 y 300 microgramos diarios.

Durante el embarazo, la tiroides de la madre tiene que trabajar un 50% más que en condiciones normales. ¿Por qué ocurre esto? En el primer trimestre, el feto aún no ha desarrollado su propia glándula tiroidea, por lo que la madre tiene que producir suficientes hormonas no sólo para cubrir sus propias necesidades, sino también para cubrir más las del feto. Estas hormonas son esenciales para el desarrollo del sistema nervioso del niño.

A partir del tercer mes, el tiroides del feto está formado, por lo que puede empezar a producir sus propias hormonas. Pero para que esto ocurra, la madre debe aportar la cantidad necesaria de yodo.

Si la madre sufre una carencia grave de yodo y no puede aportar la cantidad necesaria al feto, éste puede sufrir daños neurológicos graves e irreversibles, como sordomudez, parálisis espástica, estrabismo, enanismo y déficit mental. También aumenta significativamente el riesgo de aborto espontáneo y de muerte fetal.

Cuando la carencia de yodo es menos grave, el feto se ve afectado en menor medida. Sin embargo, el bebé puede tener un coeficiente intelectual más bajo (normalmente entre 10 y 15 puntos menos que otros niños), lo que puede limitar posteriormente su capacidad y rendimiento en el aprendizaje escolar.

Todos estos problemas pueden evitarse con una buena dieta que aporte la cantidad necesaria de yodo tanto para la madre como para el bebé.

El yodo puede encontrarse en muchos alimentos diferentes. En general, se considera que el pescado, el marisco y las algas tienen el mayor contenido de este nutriente.

🤰🏻👶🏻🎁 Crea tu lista de nacimiento y actualízala siempre que quieras. Comparte tu lista con familiares y amigos para que puedan acertar con el regalo que necesitas â‡“⇓⇓lista de nacimiento bebe 

Un mismo tipo de alimento puede tener diferentes niveles de yodo según el país en el que se haya cultivado (en el caso de los alimentos vegetales) o los hábitos alimentarios que haya tenido (en el caso de los animales). También hay que tener en cuenta que durante la preparación de las comidas se puede perder parte del yodo de estos alimentos.

Otra forma de obtener suficiente cantidad de este nutriente es sustituir la sal común por sal yodada. De hecho, la yodación de la sal para el consumo humano es una medida que ya ha sido adoptada oficialmente por algunos países para prevenir los riesgos de no contar con este elemento en la dieta de la población.

También existen suplementos vitamínicos que contienen yodo, especialmente recomendados para las mujeres embarazadas y que ayudan a cubrir la cantidad de yodo que el cuerpo necesita durante este periodo.

Cantidad recomendada de yodo

La cantidad de yodo que debe ingerirse varía según la edad y ciertas condiciones fisiológicas. En general, se considera que los niños deben consumir entre 90 y 120 microgramos al día, mientras que los adultos necesitan unos 200 microgramos. Las necesidades de yodo de las mujeres embarazadas y lactantes aumentan aún más, alcanzando valores de entre 200 y 300 microgramos al día.

⇒ Alimentos que se deben evitar cuando se está Embarazada

⇒ Â¿Cómo y qué comer durante el embarazo?

⇒ 13 Recetas de postres para el embarazo

🔅 También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Menudo Embarazo: Guía sobre el embarazo      inglés para niños