¿Puede una mujer embarazada beber leche de almendras? bebida de almendras embarazo

¿Es seguro tomar leche de almendras estando embarazada?

Si eres intolerante a la lactosa, vegana o simplemente no te gusta la leche, puede que te preguntes si la leche de almendras durante tu embarazo es una buena opción. ¿La leche de almendras es buena para el embarazo? Con tantas opciones de sustitutos de la leche de vaca en el mercado, ¿Cómo puedes saber si la leche o bebida de almendras es buena para ti o no?

Generalmente se consume como sustituto de la leche de vaca, pero los beneficios de esta bebida no deben pasarse por alto ni subestimarse. La leche de almendras tiene un alto contenido en calcio, proteínas, hierro y vitaminas A, E, B y D, además de bajas cantidades de grasa y colesterol. Las vitaminas y minerales presentes también pueden beneficiar el buen funcionamiento de tus órganos si se consumen en cantidades controladas.

Según las investigaciones, las mujeres embarazadas que toman leche de almendras pueden tener un menor riesgo de desarrollar complicaciones relacionadas con el embarazo que las que no lo hacen. No obstante, sigue leyendo para conocer los posibles efectos secundarios o riesgos asociados a esta leche y las características específicas de la misma antes de consumirla.

¿Qué aporta la leche de almendras nutricionalmente?

El contenido en minerales varía según el tipo de almendra que se utilice, pero generalmente contiene minerales como el calcio, el fósforo, el zinc y la vitamina B2, entre otros.

Una sola taza de leche de almendras sin azúcar añadida tiene:

  • 40 calorías y es rica en proteínas.
  • 1 gramo de proteína por ración.
  • 3 gramos de grasa.

Beneficios de la leche de almendras durante el embarazo

Si está esperando un hijo, lo más probable es que haya oído hablar de los beneficios nutricionales de las almendras durante el embarazo. El contenido de proteínas de las almendras es alto, lo que las convierte en una excelente opción para un bebé en crecimiento. Al consumirlas tú misma, estás enviando los nutrientes a tu hijo, garantizando tu salud durante el embarazo y asegurando también un bebé sano después del parto.

Además de los nutrientes esenciales, como las vitaminas y los minerales, las almendras contienen antioxidantes que son beneficiosos para la prevención de enfermedades. Para las mujeres embarazadas, el hecho de que sean bajas en grasas y calorías y al mismo tiempo tengan un alto contenido de nutrientes esenciales para una salud óptima es la razón principal por la que comer este excelente fruto seco o beber la leche es una elección sabia.

A continuación se enumeran algunos de los numerosos beneficios de consumir leche de almendras mientras se espera un hijo:

🤰🏻👶🏻🎁 Crea tu lista de nacimiento y actualízala siempre que quieras. Comparte tu lista con familiares y amigos para que puedan acertar con el regalo que necesitas â‡“⇓⇓lista de nacimiento bebe 

La leche de almendras contiene una alta concentración de vitamina E que, como antioxidante, puede ayudar a las mujeres embarazadas a reducir los efectos adversos del estrés oxidativo en sus cuerpos en desarrollo.

Un corazón más sano. Un componente esencial del perfil nutricional de esta bebida es una pequeña cantidad de ácidos grasos omega-3, que son beneficiosos para mantener el estado cardiovascular.

La leche de almendras es una fuente de calcio de alta calidad. Te ayudará a cubrir tus mayores necesidades de calcio, a la vez que preserva la fuerza y resistencia de tus tejidos óseos.

Dado el riesgo de preeclampsia, una emergencia médica durante el embarazo, la hipertensión es una preocupación importante durante este periodo. Aparte de eso, el magnesio está presente en la leche de almendras, que es beneficioso para mantener los niveles normales de presión arterial, lo que hace que la leche de almendras sea segura durante el embarazo.

La leche de almendras es excelente para mantener los niveles de azúcar en sangre bajo control durante el embarazo. Dado que el embarazo aumenta el riesgo de diabetes gestacional, un vaso de leche de almendras sin azúcar es beneficioso, ya que sólo tiene unas pocas calorías y un mínimo de carbohidratos necesarios. Debido a su bajo IG, es una excelente opción para las personas que quieren mantener un nivel de azúcar en sangre constante.

Es un sustituto perfecto de los productos lácteos; la leche de almendras es una gran opción si has decidido hacerte vegana y no comes productos lácteos. Puede consumirse como leche, mezclarse en batidos o utilizarse como base de platos como caldos y sopas, entre otras aplicaciones.

La presencia de vitamina E en la leche de almendras puede ayudar a mantener tu piel con un aspecto joven y saludable, ya que previene las manchas y la hiperpigmentación y favorece la producción de colágeno.

La leche de almendras fortificada con calcio ayuda a la conservación de los fragmentos óseos sanos y al fortalecimiento de los huesos, lo que permite mejorar la salud de la madre embarazada y mantener a raya la osteoporosis.

Efectos secundarios del consumo de leche de almendras en el embarazo

El consumo de cualquier producto etiquetado como "leche de almendras" no es recomendable durante el embarazo, hay que revisar siempre los ingredientes y comprobar que no tenga añadidos. Aunque la mayoría de las mujeres no tienen problemas con este tipo de leche, un pequeño número de mujeres experimentan efectos secundarios desagradables debido a su consumo. Es poco probable que el consumo regular de una pequeña cantidad de almendras tenga consecuencias negativas.

A continuación se enumeran algunos de los inconvenientes de la leche de almendras más frecuentemente reportados por las futuras madres, sin ningún orden en particular:

  • El exceso de almendras puede provocar problemas digestivos como náuseas, malestar estomacal, disentería y problemas intestinales si se consume una cantidad excesiva de nutrientes y minerales esenciales.
  • El hecho de que pueda interactuar con algunos medicamentos puede provocar reacciones gastrointestinales graves en algunas personas.
  • Dado que la leche de almendras contiene frutos secos, no es una buena opción si se tienes alergia a los mismos.
  • Debido a su naturaleza goitrogénica, las almendras pueden perjudicar la función de la glándula tiroides al interferir en la producción de la hormona tiroidea. Por lo tanto, debes abstenerte de consumir leche de almendras hasta que tu condición mejore, a menos que ya tengas hipertiroidismo, en cuyo caso debes seguir evitándola.

Consejos para el consumo de leche de almendras

Asegúrate de que estás adquiriendo un producto con los ingredientes adecuados y con los menos aditivos posibles.

Otra opción es hacer tu propia leche de almendras desde cero con ingredientes que ya tienes en tu cocina.

Cómo hacer leche de almendras

Recomiendo dejar las almendras en remojo durante toda la noche en agua fría, pero se puede hacer con un mínimo de 4 horas. También puedes dejar las almendras en remojo durante 1-2 horas en agua muy caliente.

La leche de almendras casera sólo consta de tres pasos: remojar, mezclar y colar. A continuación te explicamos cómo hacerlo:

La leche de almendras en casa sólo consta de tres pasos: remojar, mezclar y colar. A continuación te explicamos cómo hacerlo:

  1. Remojo: Coloca las almendras crudas en un cuenco de cristal y cúbrelas completamente con agua. Recuerda que las almendras absorberán algo de agua mientras se remojan. Déjalas en remojo toda la noche, luego escúrrelas y enjuágalas.
  2. Batir: Añade las almendras a una batidora de alta potencia, junto con 4 tazas de agua fría. Si quieres, puedes añadir un chorrito de extracto de vainilla, una pizca de sal y un edulcorante de tu elección, como sirope de arce, miel o 1-2 dátiles remojados. También puedes dejarlo sin endulzar. Poner la batidora a tope durante 2 minutos y batir hasta que esté cremoso y suave.
  3. Colar: Utiliza una bolsa para leche de frutos secos o una gasa para colar las almendras en un bol. A continuación, vierte la leche de almendras en un recipiente hermético y guárdala en la nevera.

La leche de almendras hecha en casa puede durar hasta 3 días en la nevera, aunque es mejor del día. Así que no recomiendo hacer mucha cantidad o más de lo que creas que vas a usar en un par de días. Y es tan fácil de hacer cuando se necesita, que realmente no hay necesidad de hacer más.

⇒ Alimentos que se deben evitar cuando se está Embarazada

⇒ Â¿Cómo y qué comer durante el embarazo?

⇒ 13 Recetas de postres para el embarazo

🔅 También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!

Menudo Embarazo: Guía sobre el embarazo      inglés para niños