Cuándo y cómo dejar de dar el biberón a los bebés

La transición de pasar a tu bebé del biberón al vaso puede ser tan difícil como lo fue de la lactancia al biberón. Por eso, en este artículo te contamos cuándo deberías dejar de dar el biberón a tu bebé para que el cambio te resulte más fácil. Ahora que tu bebé se siente cómodo con el biberón, es posible que no se adapte tan fácilmente a beber en taza. Sigue leyendo para conocer algunos consejos útiles que pueden ayudarte en el proceso de destete de tu bebé del biberón.

¿Por qué hay que dejar de dar el biberón?

He aquí algunas razones para que tu hijo deje de tomar el biberón.

El uso prolongado de biberones puede provocar caries.

Los niños pequeños tienden a sorber el biberón durante todo el día y la noche. Los sorbos continuos de leche, especialmente mientras duermen, provocan caries. Cuando el niño se duerme mientras bebe, la leche se acumula en la boca y crea una cubierta ácida en el esmalte de los dientes, lo que provoca caries.

Puede provocar un desarrollo dental defectuoso.

La succión continua y prolongada de la tetina del biberón puede repercutir en la posición de sus dientes adultos y en el desarrollo de los músculos faciales en el futuro.

El uso excesivo provoca obesidad infantil.

La alimentación con biberón da lugar a una ingesta excesiva de leche, mucho más que con un vaso. El niño pequeño tiene más probabilidades de engordar en exceso y convertirse en obeso.

Estar tumbado y beber del biberón puede provocar infecciones.

La leche que se acumula en la base de la garganta de tu hijo, se convierte en el terreno de cultivo de las bacterias, lo que provoca una probable infección de oído o garganta.

¿Cuándo hay que dejar de dar el biberón?

Puedes empezar a destetar al bebé del biberón a partir de los 12-14 meses.

Hacia el final del primer año, puedes intentar dejar de dar el biberón a tu hijo y comprobar si se siente cómodo tomando leche en un vaso pequeño.

Aunque esta transición suele ser suave y natural para algunos niños pequeños, que rápidamente empiezan a beber en un vaso, a algunos padres les puede resultar difícil acabar con el hábito del biberón.

Sigue leyendo para conocer las técnicas para que tu hijo deje de tomar el biberón.

Cómo dejar de alimentar a tu hijo con biberón

Conoce el momento en el que tu hijo está preparado para cambiar a un vaso.

Tu bebé desarrollará la motricidad fina para sostener y beber de un vaso cuando cumpla un año. También es posible que sea curioso por naturaleza y esté más dispuesto a probar cosas nuevas.

Haz el cambio gradualmente.

Dejar el biberón puede ser un reto para tu hijo. Haz que el proceso sea lento y gradual. Al principio, sustituye una toma de biberón por una de taza, y reduce las tomas de biberón gradualmente.

Reduce el número de tomas.

El apego al biberón suele ser un hábito más que una necesidad para los niños pequeños. Por tanto, reduce el número de tomas de biberón introduciendo alimentos sólidos. Los alimentos sólidos mantendrán al bebé saciado durante más tiempo, reduciendo así el uso del biberón.

Diluir la leche en el biberón.

Este viejo truco sigue siendo útil. Sigue diluyendo la leche progresivamente cuando le des el biberón a tu hijo y ofrécele la leche entera en una taza. Poco a poco, se dará cuenta de que la leche del vaso es más sabrosa que la del biberón.

No le des el biberón.

Si tienes un niño obstinado que se resiste a todos tus esfuerzos, niégate a darle el biberón. Dejar de dar el biberón puede parecer cruel, pero es una de las formas más rápidas de abandonarlo. Una retirada repentina, aunque dolorosa, sirve para hacer entender a tu hijo que no puede tomar el biberón siempre que quiera.

Recompensa a tu hijo.

El refuerzo positivo en esta etapa es fundamental. Cada vez que tu hijo se termine la leche en un vaso, apláudele por ello. Puedes introducir recompensas como un juguete o cantar su canción favorita.

Introduce un peluche o una manta a la hora de dormir

Las tomas de biberón a la hora de dormir son las más difíciles de eliminar. Puedes introducir un peluche o una manta para que tu hijo se acurruque con él después de beber del vaso. De este modo, podrá sustituir el consuelo que obtiene de la succión.

El cambio no se producirá de la noche a la mañana, y debes tener paciencia mientras tu bebé tiene rabietas y se toma su tiempo para dejar de tomar el biberón gradualmente. Si nada parece funcionar, tómate un descanso de unos días y vuelve a empezar.

La alimentación prolongada con biberón puede causar problemas dentales y deficiencias nutricionales en los bebés. También puede provocar obesidad infantil. Por eso, puedes dejar de dar el biberón a los bebés entre los 12 y los 14 meses de edad. La transición gradual a las tazas mientras se reduce el tiempo de alimentación con biberón es una forma eficaz de inducir el destete. Intenta recompensar al niño por elegir otras opciones que no sean el biberón y utiliza alternativas para calmarlo y tranquilizarlo. Hay que tener paciencia durante el cambio, ya que lleva algún tiempo. No dudes en buscar la ayuda de grupos de apoyo o de un pediatra si es necesario.

También te puede interesar:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.