¿Qué es lo que nunca debes decir a una mujer que está de parto?

Si es la primera vez que das a luz, es probable que tengas algunas preocupaciones sobre qué esperar durante el parto. Si no eres la persona que va a dar a luz al bebé, esas preocupaciones pueden centrarse en cómo vas a apoyar a tu compañera de parto. El siguiente artículo te dará algunas buenas ideas sobre lo que no debes decir a una mujer de parto y lo que debes decir en su lugar.

"Tienes muy mal aspecto".

El trabajo de parto puede ser un desastre y a menudo es un trabajo muy duro. Si alguna vez has corrido una maratón o has hecho alguna otra hazaña de esfuerzo físico extremo, piensa en tu aspecto durante la misma. ¿Necesitaste que alguien te dijera que tenías el pelo hecho un desastre y la cara toda sudada? Probablemente no, y nadie necesita oír qué aspecto tiene durante el parto. Si tienes que hacer un comentario sobre el aspecto de una parturienta, prueba con una opción más empoderadora, como "Qué fuerte te ves" o "Estás increíble". Pero, en realidad, lo mejor sería no hacer ningún comentario sobre su aspecto.

"¿Estás bien?"

Para ser justos, esta pregunta puede ser útil en algunas circunstancias, especialmente si tú y tu pareja habéis hablado de antemano sobre cómo le gustaría a ella que la apoyaras durante el parto. Pero la clave es el tono. Si haces esta pregunta en tono de pánico, con cualquier indicio de tu propia preocupación o ansiedad en tu voz, podrías desconcertar a la mamá que está dando a luz. Si escucha tu voz preocupada, puede empezar a pensar que no está bien, aunque lo esté haciendo bien. Si te preocupa realmente el progreso o el estado mental de la madre, sería bueno que lo consultaras con un sanitario fuera de la habitación donde está dando a luz. Por lo demás, deja que lo que digas sea una respuesta a sus señales. Si dice que no se encuentra bien, intenta averiguar lo que necesita, tal vez apoyo físico o médico para el dolor o un poco de hielo para masticar o un trago de limonada.

🤰🏻👶🏻🎁 Crea tu lista de nacimiento y actualízala siempre que quieras. Comparte tu lista con familiares y amigos para que puedan acertar con el regalo que necesitas â‡“⇓⇓lista de nacimiento bebe

"Haces mucho ruido".

Muchas mujeres se sorprenden a sí mismas y a sus parejas con los ruidos que hacen durante el parto. Las mujeres que pueden ser relativamente suaves en su vida cotidiana se encuentran utilizando el tono vocal o los sonidos vocales para superar los aspectos más difíciles de sus partos. Tu asombro por lo ruidosa que es tu pareja no es algo que ella deba oír. Si te preocupa que pueda dañar su voz con gritos agudos o que sus sonidos sean contraproducentes, mira a ver si puedes establecer contacto visual con ella e intentar redirigirla para que utilice un sonido bajo "ohhhh" o "ahhhhh" en su lugar.

"Estoy agotado".

No es raro que el parto -especialmente el primero- sea largo y agotador para todos. Dicho esto, la gestante no necesita oír lo cansado que estás porque no es su trabajo cuidarte. Si necesitas una pausa para descansar, toma la decisión por ti mismo y busca a alguien que te sustituya para que la madre no se quede sin apoyo mientras tú descansas. Una doula es una gran opción para esto, pero tampoco es mala idea tener a más de una persona, como un familiar o un amigo cercano, de guardia en caso de que el parto se prolongue y necesites apoyo.

"¿Cómo puedo ayudar?"

A veces una parturienta podrá responder a esa pregunta, pero lo más frecuente es que esté tan concentrada en su trabajo de parto que preguntarle algo complicado podría interrumpir su ritmo. Habla con antelación de lo que ella cree que será más útil y prepárate para probar esas cosas si parece que necesita algo más de ti. Prepárate también para innovar; a veces ninguna de las cosas que pensaba que querría le parecerá bien en ese momento y tendrás que pensar en otra cosa que hacer. Es una buena idea comprobar con ella lo que necesita, pero la mejor manera de hacerlo es preguntar por cosas concretas para que pueda dar respuestas sencillas: un sí o un no o un pulgar arriba o abajo. Prueba con "Toma una bebida", y ella puede rechazarla si quiere, o "Cambia de posición", que puede sonarle bien o no. Si le presentas las opciones con calma, se sentirá capacitada para elegir lo mejor para traer a su bebé al mundo.

Información sobre el parto

🔅 También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!

Menudo Embarazo: Guía sobre el embarazo      inglés para niños