¿Puede una mujer embarazada comer semillas de chía?

Sumario

Las semillas de chía son saludables y se consideran un superalimento. Son muy nutritivas y se pueden encontrar fácilmente en las tiendas de comestibles. Pero, ¿se pueden consumir estas pequeñas y nutritivas semillas durante el embarazo? Si estás esperando un bebé, sin duda, tendrás curiosidad por saber si puedes o no consumir semillas de chía en el embarazo, sobre todo si te encanta comerlas. Así que sigue leyendo antes de adornar un plato saludable con un puñado de semillas de chía.

¿Son seguras las semillas de chía durante el embarazo?

Las semillas de chía son seguras durante el embarazo y, de hecho, pueden aumentar las posibilidades de un parto saludable. Unos 100 g de semillas de chía aportan 20 g de proteínas aproximadamente. El consumo de una cucharada de semillas de chía puede proporcionarte 3g de proteínas. Las semillas de chía también contienen hierro y calcio, ambos minerales son esenciales para un embarazo saludable.

Valor nutricional de las semillas de chía

Cada 100 g de semillas de chía tiene aproximadamente las siguientes cantidades de cada nutriente:

Energía 486 calorías
Proteínas 20 g
Potasio 407 mg
Sodio 16 mg
Carbohidratos totales 42 g
Grasa total 31 g
Calcio 631 mg
Vitamina C 1,6 mg
Hierro 7,7 mg
Magnesio 335 mg
Vitamina A 54 UI

Beneficios del consumo de semillas de chía durante el embarazo

🤰🏻👶🏻🎁 Crea tu lista de nacimiento y actualízala siempre que quieras. Comparte tu lista con familiares y amigos para que puedan acertar con el regalo que necesitas â‡“⇓⇓lista de nacimiento bebe 

Las semillas de chía son indudablemente saludables y constituyen un gran complemento en nuestra dieta diaria. Pero, ¿Qué beneficios ofrecen a las mujeres embarazadas? Descúbrelos. Estamos seguros de que después de leer los beneficios de las semillas de chía, las incluirás en tu dieta de embarazada más y más a menudo.

Puede ayudar a prevenir el estreñimiento. El consumo de alimentos ricos en fibra, como las semillas de chía, puede ayudar a solucionar este problema y mantener tu sistema digestivo sano y feliz. El consumo de semillas de chía puede ayudar a los movimientos intestinales regulares, evitando así el estreñimiento y las hemorroides, tan común durante el embarazo.

La anemia ferropénica es otra complicación común relacionada con el embarazo. Durante el embarazo, el cuerpo necesita hierro en cantidades adecuadas para la producción de glóbulos rojos. Los glóbulos rojos son necesarios para transportar el oxígeno a todo el cuerpo y al bebé. Por lo tanto, debes aumentar tu consumo de hierro. Las semillas de chía son una excelente fuente de hierro, y deberías incluirlas en tu dieta desde las primeras etapas del embarazo.

Aquí puedes comprar tus semillas de chía â‡“

El calcio ayuda a construir y fortalecer los huesos y dientes de tu pequeño. Ahora debes estar pensando en beber varios vasos de leche para cubrir tus necesidades de calcio, pero no tienes por qué hacer sólo eso. Puedes consumir las semillas de chía crudas o incluirlas en diversos platos que prepares. Si te gusta beber leche, puedes incluso añadir semillas de chía a la leche y beberla. El calcio garantizará el correcto desarrollo del esqueleto de tu bebé e incluso le ayudará a formar sus papilas dentales. Puedes obtener el calcio de las frutas, las verduras, los productos lácteos y las semillas de chía.

Los cambios hormonales durante el embarazo pueden provocar una acumulación de glucosa en la sangre, que debe ser controlada a tiempo, ya que de lo contrario podría derivar en una diabetes gestacional. Los niveles elevados de azúcar en sangre afectan a tu salud y a la de tu bebé (aumentan las probabilidades de defectos de nacimiento). Además, un nivel alto de azúcar en sangre en las primeras fases del embarazo puede suponer un riesgo de aborto. Si incluyes semillas de chía en tu dieta, podrás controlar tus niveles de azúcar en sangre. La fibra de las semillas de chía puede ralentizar la absorción de azúcar en tu sangre y mantenerla estable, reduciendo así el riesgo de diabetes y de enfermedades cardíacas.

Las semillas de chía son una fuente saludable de proteínas, un nutriente muy importante durante el embarazo, ya que favorece el desarrollo de los órganos (incluido el cerebro) y las células del feto. Así que no puedes limitarte a cubrir tus necesidades de proteínas. Además, las proteínas pueden incluso ayudarte a mantenerte saciada durante el embarazo. Durante el embarazo, sentirás constantemente hambre, pero eso no significa que comas en exceso (no es saludable). Puedes comer alimentos ricos en proteínas como tofu, frutos secos, carne y semillas de chía.

Estos son algunos de los beneficios que obtendrás al incluir las semillas de chía en tu dieta. Pero no se acaban aquí. Comer semillas de chía puede proporcionarte la energía que necesitas para el día y la presencia de ácidos grasos omega-3 en ellas también puede ayudar al desarrollo del cerebro del bebé.

Cómo consumir las semillas de chía

Recetas con semillas de chía embarazo, embarazada

Las semillas de chía pueden utilizarse en una gran variedad de platos. Si estás buscando la manera de incluirlas en tu dieta para el embarazo, a continuación te explicamos cómo puedes hacerlo.

Las semillas de chía se pueden poner en un vaso de agua para su consumo. Puedes remojar las semillas de chía durante la noche en agua y beber el agua durante el día. Alternativamente, usted puede incluso beber el agua con semillas de chía en ellos.

Las semillas de chía se pueden consumir incluso crudas. Como estas semillas duran más tiempo y no son perecederas, son estupendas para picar sobre la marcha. Puedes añadirla al yogur.

Las semillas de chía pueden añadirse a una gran variedad de ensaladas. Tanto si se trata de una ensalada de frutas como de una ensalada llena de verduras de hoja verde, puede añadirle semillas de chía para disfrutar de un placer saludable.

Recetas con semillas de chía

Si te apetece satisfacer tus antojos, aquí tienes algunas recetas saludables con semillas de chía que puedes hacer en casa

Sándwich de semillas de chía. Como las semillas de chía tienen un sabor neutro, puedes añadirlas a una gran variedad de sándwiches. Para hacer un sándwich de semillas de chía, coge dos rebanadas de pan. Coloca 4 rodajas de pepino, un poco de lechuga, 2 rodajas de tomate y otros ingredientes favoritos en una de las rebanadas de pan. Espolvorea algunas semillas de chía y cúbrelas con otra rebanada, ¡y listo!

Batido de semillas de chía

Nuestra receta más recomendada es el batido de semillas de chía con yogur de coco. A continuación te explicamos cómo puedes prepararlo.

  • 3 plátanos cortados en rodajas
  • 4 dátiles deshuesados y cortados por la mitad
  • 2 tazas de yogur de leche de coco
  • 1/4 de taza de agua de coco
  • 1 porción pequeña de arándanos
  • 1/4 de taza de semillas de chía

Toma todos los ingredientes y ponlos en una batidora. Mézclalos bien y pásalos a un recipiente hermético. Guárdalo en la nevera durante 20 minutos. Deja que la mezcla se enfríe. Asegúrate de añadir tus ingredientes favoritos antes de consumirlo. También puedes preparar un batido de semillas de chía con leche de coco, canela en polvo, sirope de arce y extracto de vainilla. Mezcla todos los ingredientes en una batidora y añade tus ingredientes de fruta favoritos o virutas de chocolate para preparar un delicioso batido.

Efectos secundarios de comer semillas de chía durante el embarazo

Aunque las semillas de chía son muy nutritivas, hay algunos efectos secundarios potenciales que debes tener en cuenta. La regla de "la moderación es la clave" una o dos cucharadas al día es suficiente. Estos son algunos de los efectos secundarios del consumo de semillas de chía durante el embarazo.

El consumo de semillas de chía en grandes cantidades puede provocar problemas gastrointestinales. Pueden provocar estreñimiento, hinchazón, heces duras y diarrea.

Las semillas de chía son anticoagulantes y pueden reducir la presión arterial y provocar hemorragias.

Aunque las semillas de chía regulan los niveles de azúcar en sangre, pueden interactuar con ciertos fármacos y medicamentos.

Las semillas de chía también pueden desencadenar reacciones alérgicas como sarpullidos, urticaria y ojos llorosos.

Las semillas de chía son necesarias para las mujeres embarazadas por su alto contenido en proteínas y su excelente perfil nutricional. Te recomendamos que hables con tu médico y averigües si interfieren con tus medicamentos actuales antes de empezar a incorporarlas a tu dieta. 

⇒ Alimentos que se deben evitar cuando se está Embarazada

⇒ Â¿Cómo y qué comer durante el embarazo?

⇒ 13 Recetas de postres para el embarazo

🔅 También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!

Menudo Embarazo: Guía sobre el embarazo      inglés para niños