¿Puede una mujer embarazada comer comida picante?

¿Es seguro comer alimentos picantes durante el embarazo?

La comida picante no afecta al bebé ni al embarazo. Sin embargo, consumir más comida picante de la que el cuerpo puede soportar crea problemas de digestión, acidez y acidez de estómago.

Comida picante durante el primer trimestre

Consumir comida picante en el primer trimestre es seguro y no afecta al desarrollo del bebé.

Comida picante durante el segundo y tercer trimestre

El consumo de comida picante durante el segundo y tercer trimestre aumenta las posibilidades de sufrir acidez y reflujo ácido. En el tercer trimestre, el crecimiento del feto hace que los ácidos del estómago vuelvan al esófago, y el consumo de alimentos picantes podría agravar esta situación.

Cuánto picante es seguro en la comida

Mientras tu cuerpo pueda digerir todas las especias, es seguro consumir alimentos picantes en cantidades limitadas. Evita comer alimentos picantes cocinados en puestos callejeros. En su lugar, compra especias frescas y tritúralas en casa para evitar la adulteración con metales pesados y colorantes.

¿Cuáles son los riesgos y efectos secundarios de comer comida picante?

El consumo de alimentos picantes puede causar problemas digestivos que provoquen molestias a la mujer embarazada. A continuación se enumeran los riesgos y efectos secundarios de comer comida picante durante el embarazo:

🤰🏻👶🏻🎁 Crea tu lista de nacimiento y actualízala siempre que quieras. Comparte tu lista con familiares y amigos para que puedan acertar con el regalo que necesitas â‡“⇓⇓lista de nacimiento bebe 

Las náuseas matutinas son muy comunes en las primeras etapas del embarazo debido a los cambios en los niveles hormonales. Las náuseas matutinas pueden verse agravadas por el consumo de comida picante.

Las probabilidades de sufrir ardor de estómago y otros problemas digestivos son altas cuando se está embarazada. La comida picante aumentará el reflujo ácido y agravará la acidez, especialmente en los últimos meses del embarazo.

Si decides comer comida picante, acompáñala de un vaso de leche para minimizar el ardor de estómago. La miel también puede ayudar a prevenir la acidez después de comer un plato picante.

Mitos sobre el consumo de alimentos picantes durante el embarazo

Existen mitos relacionados con el consumo de alimentos picantes estando embarazada. Entre los mitos que no tienen respaldo científico se encuentran los siguientes

  • La comida picante puede tener un impacto adverso en el bebé.
  • El consumo de comida picante puede provocar un parto prematuro.
  • El consumo de alimentos picantes durante el embarazo puede provocar abortos y discapacidades congénitas.
  • Ninguno de estos mitos tiene respaldo científico, por lo que no hay que creerlos.

Consejos para consumir alimentos picantes de forma correcta

  • Para asegurarte de que no te afectan negativamente los peligros de la comida picante, debes consumirlos de forma adecuada.
  • Consume especias de marca y aprobadas por las autoridades de certificación de alimentos.
  • No consumas especias que se vendan sueltas, ya que pueden contener impurezas como polvo de ladrillo.
  • Si consumes especias nuevas, empieza a consumirlas en pequeñas cantidades. Es mejor comprar especias frescas y molerlas en casa.
  • Compruebe los envases y las fechas de caducidad antes de comprar especias del exterior.
  • Limita los platos picantes a uno por comida y evítalos si te produce acidez.
  • Da preferencia a la comida casera, ya que puedes regular la calidad y la cantidad de las especias utilizadas en los alimentos.

Útero irritable por culpa de la comida picante

Aunque la comida picante suele ser segura durante el embarazo, un exceso de picante o un sistema digestivo sensible pueden tener algunos efectos secundarios para las mujeres embarazadas. En algunas mujeres, la comida picante puede causar útero irritable o irritación en los intestinos. Los alimentos picantes suelen pasar por el tracto gastrointestinal más rápido que los no picantes, e incluso pueden provocar diarrea, acidez o gases. Estos problemas pueden hacer que los intestinos se acalambren, lo que a su vez provoca irritación en el útero debido a su proximidad con los intestinos. El principal síntoma de un útero irritable son las sacudidas desordenadas de los músculos uterinos o los calambres en el bajo vientre, que en raras ocasiones pueden provocar contracciones que comienzan a dilatar el cuello uterino. Las mujeres con menos de 37 semanas de embarazo que experimenten alguno de estos síntomas deben consultar inmediatamente a su médico, que podrá orientarlas mejor. Si notas alguna sensibilidad a los alimentos picantes durante el embarazo, como acidez, gases o calambres, se recomienda que evites la comida picante.

Para concluir

Aunque el consumo de comida picante es seguro durante el embarazo, es mejor limitar su ingesta para evitar las molestias debidas a la acidez y la indigestión. Llevar una dieta saludable con una mezcla de sabores diferentes ayudará a romper la monotonía y a mantener el interés de las papilas gustativas por los alimentos que se consumen.

⇒ Alimentos que se deben evitar cuando se está Embarazada

⇒ Â¿Cómo y qué comer durante el embarazo?

⇒ 13 Recetas de postres para el embarazo

🔅 También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!

Menudo Embarazo: Guía sobre el embarazo      inglés para niños