¿Puede una mujer embarazada tomar Ginseng?

¿Qué es el ginseng?

El ginseng es un tipo de hierba que se se utiliza por los beneficios que aporta, como reforzar el sistema inmunitario y aumentar la concentración mental. El ginseng americano se utiliza para reducir los niveles de azúcar en sangre en quienes padecen diabetes de tipo 2. También se cree que reduce los niveles de colesterol y previene las enfermedades cardíacas.

La medicina tradicional china considera que el ginseng genera calor por naturaleza. En la medicina tradicional china se considera que las mujeres embarazadas son más propensas a elevar la temperatura corporal, lo que podría causar daños al feto. Por ello, el ginseng no se recomienda a las mujeres embarazadas.

Tipos y beneficios

Normalmente, se utilizan dos especies de la hierba: el ginseng asiático y el ginseng americano. El ginseng asiático (Panax ginseng) se encuentra en China y Corea y forma parte de su medicina tradicional. El ginseng americano (Panax quinquefolis) es originario de América del Norte, especialmente de Canadá. Su raíz seca y sus extractos se utilizan en forma de comprimidos, cápsulas, cremas y té.

Algunos de los beneficios del ginseng son:

  • Refuerza el sistema inmunológico.
  • Mejora los síntomas de la menopausia.
  • Reduce las lesiones musculares después del ejercicio.
  • Actúa como tratamiento para la disfunción eréctil.
  • Aumenta la memoria, previene la demencia y mejora el rendimiento mental
  • Mejora la digestión.

Razones por las que debe evitar el ginseng durante el embarazo

En general, el ginseng no se recomienda durante el embarazo, y aquí están las razones:

🤰🏻👶🏻🎁 Crea tu lista de nacimiento y actualízala siempre que quieras. Comparte tu lista con familiares y amigos para que puedan acertar con el regalo que necesitas â‡“⇓⇓lista de nacimiento bebe 

Riesgo de defectos de nacimiento: Una sustancia química activa del ginseng, denominada ginsenósido Rb1, se ha asociado a defectos de desarrollo en los embriones de los animales. Debido a esto, recomiendan encarecidamente no utilizar la hierba durante el embarazo y la han etiquetado como potencialmente insegura.

Riesgo de hemorragia: El ginseng coreano tiene propiedades anticoagulantes que suponen bastantes riesgos durante el embarazo. Impide la coagulación normal de la sangre y podría provocar graves problemas durante el parto o posteriormente.

Un efecto secundario común observado en las mujeres que toman té de ginseng durante el embarazo es la diarrea. Se sabe que suele provocar heces acuosas durante el día siguiente a su consumo. La diarrea conduce a la deshidratación, que puede afectar negativamente al feto. Si experimentas diarrea después de consumir té de ginseng, visita al médico inmediatamente y bebe mucha agua para mantener tu cuerpo hidratado.

Se ha observado que el ginseng provoca alteraciones durante el sueño en las mujeres embarazadas. Además de tener dificultades para conciliar el sueño, despertarse varias veces por la noche es un efecto secundario común del consumo de suplementos o té de ginseng. Dormir mal conduce a la fatiga y al deterioro de la salud, a la vez que empeora los cambios de humor y la resistencia.

Las mujeres embarazadas que consumen té de ginseng suelen quejarse también de sequedad de boca. Esto ocurre por el mal funcionamiento de las glándulas salivales debido a las enzimas presentes en el ginseng. Las mujeres embarazadas también experimentan sequedad bucal debido a varios factores como la ansiedad, el estrés y otros medicamentos. El consumo de ginseng se suma a esto y empeora el problema.

Las mujeres embarazadas tienen un alto riesgo de desarrollar diabetes y a menudo no son conscientes de ello. El consumo de ginseng puede provocar desequilibrios en los niveles de azúcar, lo que puede provocar mareos y disminución de los latidos del corazón, ambos peligrosos para la madre y el feto.

También se sabe que el ginseng provoca dolores de cabeza y musculares en la cara y el cuello de las mujeres embarazadas. Esto puede añadirse a la incomodidad de las náuseas matutinas o a los cambios de humor que estarían experimentando.

El ginseng también puede alterar las hormonas y causar un desequilibrio hormonal durante el embarazo.

El ginseng no se recomienda durante el embarazo y es mejor evitarlo debido a los posibles efectos secundarios que puede provocar durante el mismo.

⇒ Alimentos que se deben evitar cuando se está Embarazada

⇒ Â¿Cómo y qué comer durante el embarazo?

⇒ 13 Recetas de postres para el embarazo

🔅 También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!

Menudo Embarazo: Guía sobre el embarazo      inglés para niños