¿Puede una mujer embarazada comer setas, hongos, champiñones?

¿Es seguro y saludable comer setas durante el embarazo?

Las setas son hongos comestibles. Son una fuente baja en calorías de proteínas de buena calidad y fibra. Cien gramos de champiñones blancos pueden aportar aproximadamente veintidós calorías. También contienen vitaminas, minerales y oligoelementos en grandes cantidades, lo que las convierte en una fuente de nutrición. Sin embargo, algunas setas comestibles pueden provocar efectos secundarios a las personas alérgicas. La alergia a las setas puede provocar efectos secundarios potencialmente mortales cuando se consumen.

Las setas también pueden desencadenar problemas estomacales como náuseas, vómitos y diarrea en un pequeño sector de individuos. Por lo tanto, si deseas consumir setas, debes ser muy prudente, ya que existen posibilidades de que se produzcan efectos secundarios durante el embarazo. Dicho esto, si no experimentas problemas físicos después de comerlas, puedes seguir saboreándolas y aprovechar sus beneficios para la salud, pero en cantidades moderadas.

Entonces, ¿Qué setas son seguras para consumir durante el embarazo? Averigüémoslo.

Setas que son seguras para comer durante el embarazo

Si has estado comiendo setas antes de quedarte embarazada y no has experimentado ningún efecto secundario durante el embarazo, es seguro seguir consumiendo el mismo tipo. Por lo general, las setas más comunes, como la ostra, el cremini y el botón, que no presentan signos de daño, son seguras. Las setas shiitake, las setas en suplementos medicinales y los productos de setas congelados y procesados, que están dentro de su fecha de caducidad, también son seguros para el consumo durante el embarazo.

Una cosa que debes recordar es que debes comprar setas que parezcan frescas y limpias, sin magulladuras. Además, no consumas setas crudas; cocínalas bien después de lavarlas a fondo. Esto evitará que los hongos y gérmenes dañinos ataquen tu sistema digestivo. Pero, si sigues pensando que comer setas puede causarte problemas durante el embarazo, deja de comerlas o cocínalas y consúmelas en menor cantidad. Después de comerlas, espera a ver cómo responde tu cuerpo. Si experimentas reacciones alérgicas, busca atención médica inmediatamente y evita comer setas en el futuro.

Ahora que ya sabes que algunas variedades de setas son seguras de consumir, debes saber también que hay setas medicinales que son bastante beneficiosas para el cuerpo humano. Veamos qué son las setas medicinales.

¿Qué son las setas medicinales?

Mientras que la mayoría de los hongos seguros tienen propiedades inmunológicas y anticancerígenas demostradas, algunos hongos medicinales son fuertes antioxidantes, y también tienen capacidades antihipertensivas, protectoras del hígado y reductoras del colesterol. Muchas empresas farmacéuticas consideran que los hongos medicinales son una fuente importante de propiedades biomédicas que pueden beneficiar también a las mujeres embarazadas. Dicho esto, siempre se recomienda que las futuras madres consulten a su médico/nutricionista antes de buscar estos hongos y consumirlos. Algunos ejemplos de setas medicinales son el shiitake, la cola de pavo, el maitake y las setas reishi.

Setas posiblemente inseguras para consumir durante el embarazo

🤰🏻👶🏻🎁 Crea tu lista de nacimiento y actualízala siempre que quieras. Comparte tu lista con familiares y amigos para que puedan acertar con el regalo que necesitas â‡“⇓⇓lista de nacimiento bebe 

Aunque la mayoría de las setas son seguras para el consumo, hay que tener en cuenta que algunas deben evitarse.

Setas crudas

Las setas son esencialmente indigestas si se comen crudas debido a sus duras paredes celulares. Para que sus nutrientes sean biodisponibles para el ser humano, la mayoría de las setas deben cocinarse a fondo antes de comerlas. Algunas toxinas cancerígenas presentes en las setas pueden eliminarse mediante la cocción. Por ello, se considera aconsejable cocinar bien las setas antes de comerlas durante el embarazo y también en otras circunstancias.

Setas de psilocibina o setas alucinógenas

Las setas alucinógenas y las recolectadas de forma silvestre pueden plantear problemas. Las setas alucinatorias contienen una sustancia llamada psilocibina que provoca alucinaciones, debilidad muscular, somnolencia, náuseas y vómitos. También provocan ataxia, es decir, falta de coordinación voluntaria de los movimientos musculares hasta 6 horas después de su ingestión. La ingesta de setas inseguras/tóxicas también puede provocar la muerte. Por tanto, es mejor evitar las setas silvestres y mágicas durante el embarazo.

Beneficios de las setas durante el embarazo

Las setas son una fuente natural de muchos componentes complejos de la vitamina B, como la riboflavina (B2), la tiamina (B1), la niacina (B3) y el ácido pantoténico (B5). Estos componentes tienen varios beneficios para la madre y el bebé. La riboflavina es esencial para el desarrollo de los nervios, una piel sana, una buena vista y el desarrollo de huesos y músculos fuertes. La niacina ayuda a mantener los niveles de colesterol y es muy buena para la salud del corazón y el sistema circulatorio tanto de la madre como del feto. La tiamina es responsable del desarrollo del cerebro del bebé. También aumenta la energía, ayudando a combatir la fatiga, que puede ser un problema común durante el embarazo. El ácido pantoténico previene los trastornos digestivos ayudando al metabolismo de los alimentos en tu cuerpo.

Las setas son una importante fuente vegetariana de proteínas, que son vitales para el desarrollo de la placenta y el sistema de apoyo del feto en el útero. Las setas también tienen un alto contenido en fibra que favorece los movimientos regulares. La fibra insoluble es crucial para una correcta digestión, y la fibra soluble modera la absorción de azúcar en sangre y ayuda a mantener también los niveles de presión arterial y colesterol.

Los antioxidantes presentes en las setas refuerzan el sistema inmunitario y ayudan a mantenerte sana y libre de enfermedades durante el embarazo. Las setas también contienen potasio y zinc, que son vitales para el correcto crecimiento y desarrollo del bebé.

Precauciones que hay que tomar al comer setas

  • Las setas deben comprarse y consumirse frescas.
  • No las comas crudas.
  • Deben estar libres de magulladuras y manchas.
  • Deben lavarse a fondo y cocinarse bien.
  • En la medida de lo posible, evita las setas procesadas, pero si no hay más remedio, reduce la ración y consúmelas dentro de su fecha de caducidad.
  • Si tienes dudas sobre el consumo de setas, come una pequeña cantidad y espera un tiempo. Si hay algún efecto secundario, no comas más. Si los síntomas alérgicos son graves o parecen preocupantes, llama o acude al médico inmediatamente.
  • Cuando comas setas medicinales, ten cuidado y vigila tu salud. De este modo, cualquier alergia o efecto secundario podrá ser tratado en su inicio.
  • El embarazo no es el mejor momento para experimentar con alimentos. Evita las setas silvestres y alucinógenas durante el embarazo.

Las setas pueden aportar varios nutrientes esenciales a una mujer embarazada. Disfruta comiéndolas durante el embarazo teniendo en cuenta las precauciones y consideraciones anteriores. Intenta no experimentar con tu comida, ya que ahora tu cuerpo necesita más nutrientes que antes, y mantén alejadas las variedades silvestres. Si te preocupa el consumo de setas teniendo en cuenta tu estado de salud actual, debes buscar consejo médico antes de añadirlas a tu dieta de embarazada.

⇒ Alimentos que se deben evitar cuando se está Embarazada

⇒ Â¿Cómo y qué comer durante el embarazo?

⇒ 13 Recetas de postres para el embarazo

🔅 También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!

Menudo Embarazo: Guía sobre el embarazo      inglés para niños