¿Puedo montar o conducir una moto durante el embarazo?

¿Puedo montar en moto si estoy embarazada?

En un embarazo hay que tener en cuenta dos vidas: La de la madre y la del bebé. Aunque algunos médicos no desaconsejan necesariamente a las mujeres embarazadas que conduzcan motocicletas, en general recomiendan que las mujeres embarazadas traten de evitar cualquier tipo de actividad de alto riesgo por la posibilidad de dañar al bebé. Los médicos añaden que montar en moto no aporta ningún beneficio al bebé.

A muchas mujeres les apasiona conducir una moto. Montar en moto es un deporte extremo, que requiere un gran esfuerzo físico del cuerpo. Durante un viaje en moto, el corazón se acelera, el nivel de adrenalina y cortisol en la sangre aumenta y los músculos posturales trabajan eficazmente para mantener el equilibrio. Como todo deporte, la conducción de motocicletas conlleva un riesgo de lesión corporal, discapacidad o muerte.

Durante el embarazo, el cuerpo de la mujer está sometido a muchos cambios adaptativos tanto en la zona física como en la mental. Empezando por los cambios hormonales, pasando por los cambios en el órgano reproductor y el sistema cardiovascular, el cuerpo se prepara gradualmente para el embarazo y el parto. En el tercer trimestre, su centro de gravedad también cambia, lo que desempeña un papel increíblemente importante en la conducción de motos. Esto se debe a la intensificación de la depresión en la sección lumbar y sacra de la columna vertebral llamada cruz y al aumento gradual del abdomen. Alrededor de esta época la embarazada también puede volverse más torpe y más sensible al ejercicio físico y a levantar objetos pesados.

Muchas mujeres embarazadas se preguntan: ¿Debo seguir conduciendo o montando en moto? ¿Es el motociclismo peligroso para el feto? ðŸ

🤰🏻👶🏻🎁 Crea tu lista de nacimiento y actualízala siempre que quieras. Comparte tu lista con familiares y amigos para que puedan acertar con el regalo que necesitas â‡“⇓⇓

lista de nacimiento bebe 

Conducir motocicletas supone un esfuerzo especial para el cuerpo. Cuando se conduce una motocicleta estando embarazada, el útero gestante está expuesto a golpes y vibraciones que pueden afectar a la implantación del embrión en las primeras fases del embarazo. En el segundo y tercer trimestre, puede provocar daños en los ligamentos que sostienen el útero o, en caso de accidente, daños irreversibles en el feto. Recuerda que la mujer embarazada aumenta su demanda de oxígeno desde el principio del embarazo, por lo que es conveniente invertir en un casco seguro y asegurarse de que las vías respiratorias no están restringidas.

Mientras conduce, la mujer puede experimentar estrés, conflictos con otros usuarios de la carretera o lesiones. Estos acontecimientos provocan la aparición de emociones negativas. El estrés y la ansiedad que experimenta una mujer pueden afectar negativamente al desarrollo del cerebro, debilitar el desarrollo cognitivo de un niño y también están relacionados con los trastornos de concentración a la edad de un año.

Los investigadores demuestran que el estrés que lo acompaña puede provocar complicaciones perinatales, como un curso patológico del parto, trastornos mentales del puerperio, un proceso perturbado de establecimiento de un vínculo emocional con el niño. Las náuseas y los vómitos y la debilidad durante el embarazo pueden ser banalmente peligrosos para las mujeres y los niños.

El embarazo es un cambio que afecta no sólo a la vida sino al estilo de vida. Al principio, algunas mujeres intentan no permitir que los cambios provocados por el embarazo afecten a sus vidas. Es difícil para cualquier hombre o mujer autoimponerse nuevas limitaciones. Nos decimos a nosotros mismos "todo irá bien" y nos arriesgamos. Con el tiempo, normalmente en el segundo trimestre del embarazo, la mujer empieza a aceptar su estado y a disfrutar de la maternidad que se avecina. Para ayudar a adaptarse a estos cambios, las motoristas embarazadas pueden recurrir a la actividad física. Si la gimnasia no es para ti, prueba con clases y programas de pilates, ejercicios acuáticos o de yoga específicos para embarazadas.

En resumen: "el embarazo no es una enfermedad", pero antes de ponerte sobre dos ruedas, deberías consultar a tu médico. A medida que avanza el embarazo, si quieres seguir sobre dos ruedas, es posible que quieras pasar a montar como pasajera. Cuanto más avanzado esté el embarazo, más se comportará tu cuerpo de forma diferente, y debemos tener en cuenta este riesgo.

En resumen, llegará un momento en que las mujeres que montan en moto deban aparcarla, pero hay muchas otras actividades que puedes hacer con seguridad durante el embarazo.

  1. Conducir durante el embarazo: ¿Es seguro?
  2. ¿Cómo llevar el cinturón de seguridad estando embarazada?

Otros deportes en el embarazo

  1. La natación, el deporte ideal durante el embarazo
  2. ¿Por qué hay que caminar durante el embarazo? Beneficios
  3. Marcha nórdica durante el embarazo: Los beneficios
  4. Yoga durante el embarazo
  5. Aquagym en el embarazo ¿Cuándo empezar? Beneficios
  6. ¿Puedo montar en bicicleta estando embarazada?
  7. ¿Las sentadillas ayudan a iniciar el parto?
  8. Mal de altura o montaña ¿Cómo afecta al embarazo?
  9. Snorkel durante el embarazo: ¿Es seguro?
  10. Hacer abdominales durante el embarazo: ¿Es seguro?
  11. Pilates para preparar el parto ¿En qué consiste?
  12. Jugar al fútbol durante el embarazo: ¿Es seguro?

También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!

Menudo Embarazo: Guía sobre el embarazo      inglés para niños