¿Puedo conducir en el embarazo?

¿Es seguro conducir un coche durante el embarazo?

Por supuesto. Cuando el embarazo no tiene complicaciones y evoluciona según lo previsto, la mayoría de las actividades cotidianas, incluida la conducción del coche, no deberían suponer un problema.

Por supuesto, es mucho más seguro conducir con un acompañante. Esto es bastante importante en esos momentos del embarazo en los que te sientes cansada o con náuseas y puedas necesitar que alguien tome el relevo durante un rato.

¿Por qué es necesario tener más cuidado al conducir durante el embarazo?

Bueno, porque estás embarazada. Eso debería ser motivo suficiente para tomar precauciones adicionales, independientemente de la actividad que realice. Si conduces durante el tercer trimestre del embarazo, estos riesgos aumentan bastante, ya que el acto de conducir en sí mismo puede no ser el más idóneo. A partir del segundo trimestre del embarazo, se producen muchos cambios físicos y mentales en tu cuerpo, que pueden manifestarse en forma de náuseas, sueño intempestivo o cambios de humor aleatorios, todo lo cual no siempre está bajo tu control.

Consejos de seguridad para conducir durante el embarazo

La conducción de vehículos es bastante segura para la mayoría de las mujeres embarazadas. Pero estos niveles de seguridad podrían reforzarse aún más si se tienen en cuenta ciertas precauciones y consejos.

Optar por compartir el coche

Especialmente en el tercer trimestre, conducir para ir al trabajo puede no ser tan fácil como parece debido a la gran barriga y al cansancio. Súmate a un coche compartido con tus compañeros o amigos y compartan la conducción juntos.

Respeta las normas de tráfico

Puede que estés acostumbrada a saltarte algún semáforo o a acelerar un poco si las carreteras o los carriles parecen vacíos. No lo hagas aunque no haya nadie a la vista. Cualquier intromisión fortuita en la carretera podría provocarte una sacudida y provocar un impacto en tu coche y en tu cuerpo.

Lleva ropa cómoda

Independientemente del lugar al que te dirijas con tu coche, asegúrate de que vas vestida de forma cómoda, de manera que permitas el libre movimiento de tus piernas y no te apriete el resto del cuerpo. Siempre puedes cambiarte después de llegar a tu destino si lo necesitas.

Mantén tus niveles de energía altos

Si eres propensa a tener bajos niveles de energía o te da hambre con frecuencia, lleva algunas barritas o alimentos que sean fáciles de comer. Elige los que sean nutritivos, ligeros y sabrosos, que te ayudarán a mantenerte despierta y alerta.

🤰🏻👶🏻🎁 Crea tu lista de nacimiento y actualízala siempre que quieras. Comparte tu lista con familiares y amigos para que puedan acertar con el regalo que necesitas â‡“⇓⇓lista de nacimiento bebe 

Mantente hidratada

Junto con la energía y el hambre, controla también tu sed. Lleva varias botellas de agua si lo necesitas. No te olvides de usar una pajita, no sea que te encuentres inclinando la cabeza hacia atrás para beber y no mires a la carretera.

Prepara tu teléfono

Lleva un cargador para el coche, y asegúrate de que la batería de tu teléfono está cargada antes de salir de casa. Utiliza el sistema estéreo del coche o unos auriculares Bluetooth para no tener que interactuar con el teléfono para realizar ninguna llamada.

Espera lo inesperado

Por muy bien revisado y en óptimas condiciones que esté tu coche, siempre hay posibilidades de que las cosas se estropeen en los peores momentos. Debes saber cómo actuar ante un pinchazo o una avería y tener a mano los números de emergencia para pedir ayuda.

Los airbags son obligatorios

A la hora de elegir tu coche, no escatimes en el precio de incluir los airbags. Si es posible, haz que te instalen uno extra para un asiento que no lo tenga. Quizá nunca sepas que un simple airbag puede ser la diferencia entre la vida y la muerte en cualquier momento.

Cuida tus ojos

Cuando conduzcas en un viaje largo o a plena luz del día, protege tus ojos utilizando la visera del parabrisas o llevando gafas de sol. ¿Quién dice que las embarazadas no pueden tener estilo a su manera?

Nunca olvides el cinturón de seguridad

Sólo porque resulte incómodo para tu barriga, no evites ponerte el cinturón de seguridad. Si es necesario, haz que los que ya tienes se extiendan utilizando un accesorio para embarazadas.

*** Te recomiendo que leas â‡’ Â¿Cómo llevar el cinturón de seguridad estando embarazada?

Mantén una buena altura del asiento

Si tu barriga se interpone en el camino de la dirección, ajusta la altura de tu asiento en consecuencia. Pero no lo bajes demasiado como para que te resulte difícil ver la carretera.

Opta por mejores carreteras

Puede haber rutas más cortas para llegar antes a tu destino. Pero si las carreteras son malas, elige la que tenga mejores carreteras, aunque la ruta sea más larga.

Consejos para conducir largas distancias durante el embarazo

  • Conducir bajo la lluvia. Extrema las precauciones cuando conduzcas por carreteras mojadas y mantén la velocidad muy por debajo de los límites.
  • Conducir de noche. En la medida de lo posible, evita conducir cuando sea de noche. Haz una parada nocturna en un hotel cercano si es necesario.
  • Utilizar la navegación. No pongas a prueba tu capacidad de exploración cuando estés embarazada. Utiliza el GPS para guiarte correctamente.
  • Tomar descansos. En los viajes largos, asegúrate de darte un respiro a ti y a tu coche de vez en cuando.
  • Repostar. No sigas esperando que haya una estación de servicio en algún lugar de la carretera más adelante. Antes de salir a la carretera, asegúrate de que tu coche tiene el depósito lleno y los niveles de aceite son buenos.
  • Si tu coche lleva mucho tiempo sin ser revisado, asegúrate de hacerlo antes del viaje. Antes de salir, haz una revisión rápida de los elementos importantes y ten alternativas a mano.
  • Estar sentada durante muchas horas en el asiento mientras conduces puede tensar tus músculos. Estira siempre que tengas la oportunidad.
  • Lleva contigo en el coche todos los informes médicos relacionados con tu embarazo, por si los necesitas en caso de emergencia.
  • Utiliza un cojín, si tu espalda o tu trasero necesitan un apoyo extra.
  • Los aseos de la carretera pueden no ser los más limpios. Lleva contigo tu propio papel higiénico y desinfectante en todo momento.

Cuándo dejar de conducir

Es mejor que evites conducir el coche si te resulta incómodo, o estás cansada, o no te sientes lo suficientemente alerta como para conducir el coche con seguridad.

Qué hacer si el coche se avería mientras conduces

Asegúrate de sacar el coche de la carretera y colocarlo en un lugar seguro. Si es de noche o una zona insegura, quédate dentro y usa tu teléfono para contactar con alguien o con el número de emergencia. Si es de día y en una zona segura, hazle una señal a alguien para que te ayude.

Qué hacer si tienes un accidente de tráfico

No te dejes llevar por el pánico. Mantén la calma y comprueba si hay signos de hemorragia o lesiones, especialmente en el vientre y la vagina. Ponte en contacto con el médico lo antes posible y con urgencia, si crees que se han producido contracciones prematuras.

El embarazo conlleva numerosas precauciones que deben tomarse para mantener la seguraridad de la madre y del bebé. Sin embargo, en lo que respecta a la conducción de vehículos, una mujer embarazada no corre más riesgo que cualquier otra persona que conduzca un coche. Ser objetiva sobre tu propia capacidad para conducir un coche de forma segura y adecuada es mucho más importante para manteneros a ti y a tu bebé seguros durante todo el proceso.

Te gustaría saber si puedes ir en bici o bucear durante el embarazo, te lo contamos en: Â¿Puedo montar en bicicleta estando embarazada? y Snorkel durante el embarazo: ¿Es seguro?

🔅 También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!

Menudo Embarazo: Guía sobre el embarazo      inglés para niños