feto 8 meses, embarazo 8 meses, feto 34 semanas

8 meses de embarazo: tiempo de preparación

En el octavo mes de embarazo las revisiones médicas tienen mucha importancia. Hay que tener muy controlado el peso y la tensión arterial. En la última ecografía se verá la posición casi definitiva que ha adoptado el feto para el parto. Y se volverá a estimar su peso.

El feto ya puede ver, y su peso va aumentando rápidamente. Una vez ubicado en la que será su última posición irá girando sobre si mismo y flexionando y extendiendo brazos y piernas.

Traga mucho liquido amniótico y orina mucho (todos los desechos del bebé son filtrados por la placenta cada día). Sus huesos y articulaciones son muy flexibles para adaptarse al canal del parto.

Cuando finalice el octavo mes, el feto medirá unos 43 cm. y pesará unos 2,500 gramos aproximadamente.

Otros datos y consejos

Mes 1 - Mes 2 - Mes 3 - Mes 4 - Mes 5 - Mes 6 - Mes 7 - Mes 8 - Mes 9

La evaluación de este octavo mes de embarazo

Estás llegando al final de tu octavo mes de embarazo, y el bebé es cada vez más grande. Tan grande como un puerro en la semana 31 de embarazo, como un repollo chino en la semana 32 de embarazo, y tan grande como una piña en la semana 33 de embarazo, ¡ahora es tan grande como un melón!

lista de nacimiento bebe

El octavo mes de embarazo llega a su fin en la semana 34 y el feto mide unos 43 cm y pesa 2,4 kg. Su cráneo está lleno de pelo y su piel se está volviendo cada vez más suave. El bebé cada vez tiene menos espacio para moverse. Por otro lado, estás reteniendo agua y tus tobillos y pies han empezado a hincharse. El cuello del útero está empezando a ablandarse en preparación para el parto. Te duele la pelvis. También en preparación para el parto, Los huesos se están separando para facilitar el paso del bebé. El día D se acerca rápidamente. Así que aprovecha los últimos días de tu octavo mes de embarazo para comprobar que todo está en orden: la bolsa del hospital, los documentos, la habitación del bebé...

En lo que a ti respecta, es normal que te sientas sin aliento cada vez más a menudo. Esto es completamente normal, el bebé está creciendo cada día y tus órganos están siendo comprimidos. El cuello del útero se está ablandando, sigue preparándose para el parto, así que vigila de cerca tus contracciones. Si se vuelven regulares, cuidado, el trabajo de parto puede haber comenzado! 

También te puede interesar leer:

*** El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!