¿Puede una mujer embarazada comer gambas, langostinos, camarones? embarazo

Una dieta sana es importante durante el embarazo y, ahora que estás embarazada, debes haber empezado a incluir alimentos nutritivos en tu dieta. Pero habrá días en los que querrás ceder a tus antojos y comer lo que te apetezca, pero puede que no sea seguro para tu salud y la de tu bebé. Por ejemplo, si te encanta comer marisco y se te antoja, puede que te preguntes si es seguro consumirlo durante el embarazo. El marisco tiene un sabor delicioso, pero no entra exactamente en la categoría de alimentos seguros durante el embarazo. Una de las opciones más sabrosas del marisco son las gambas y langostinos. Y si estás pensando en comerlos durante el embarazo, te sugerimos que leas este artículo para saber si son seguros o no.

¿Puede una mujer embarazada comer langostinos, gambas o camarones?

Sí, una mujer puede comer gambas y langostinos durante el embarazo, siempre que no se conviertan en parte de su comida diaria. Aunque la mayoría de los mariscos no son buenos para la futura mamá y su bebé, las gambas tienen un bajo nivel de mercurio y se pueden comer sin peligro si se cocinan bien. Sin embargo, como ocurre con cualquier cosa buena, hay que comerla en pequeñas dosis, unos 340 g a la semana.

¿Cuáles son los beneficios para la salud de comer gambas y langostinos durante el embarazo?

Las gambas son un alimento saludable, ya que son una rica fuente de vitaminas y minerales que son buenos tanto para la madre como para el bebé. Averigua cuáles son los beneficios para la salud de comer gambas:

  • Las gambas son una opción saludable en todos los sentidos, ya que tienen un bajo contenido en grasas, por lo que no hay que preocuparse por el aumento de peso ni por los picos que se producen en un nivel poco saludable.
  • Las gambas tienen altos niveles de proteínas, que son fundamentales para el crecimiento del feto. La mayor parte de la porción comestible de las gambas es agua (75%). Del 25% restante, el 80% son proteínas. También es rica en aminoácidos.
  • Por cada 100 gm de gambas que comas, ganarás 1,8 gm de hierro, lo que es importante para el crecimiento y desarrollo general del bebé. El hierro también reduce el riesgo de anemia en el embarazo y ayuda al suministro de sangre al bebé. También reduce el riesgo de parto prematuro.
  • Otro elemento clave para tu embarazo que puedes encontrar en las gambas y langostinos son las altas cantidades de ácidos grasos omega-3. ¿Qué son éstos? Son supernutrientes que ayudan al desarrollo del sistema nervioso y de los ojos de tu hijo.
  • Las gambas son una buena fuente de calcio y su consumo durante el embarazo puede ayudarte a cubrir tus necesidades de calcio en cierta medida y a fortalecer los huesos de tu bebé. Eso sí, debes consumirlo con moderación y después de consultarlo con tu médico.

Riesgos de comer gambas o langostinos durante el embarazo

Como acabamos de comentar, el consumo de langostinos o gambas durante el embarazo tiene varios beneficios para la salud. Sin embargo, es recomendable que consultes con tu médico los riesgos asociados al consumo de gambas o de cualquier marisco. Si todavía no estás segura, empieza con pequeñas cantidades y observa cómo reacciona tu cuerpo. Entonces podrás modificar tu dieta en consecuencia. En cualquier caso, practica la moderación y no te pases con ningún alimento. Si tu cuerpo lo acepta, las gambas pueden ser muy nutritivas y saludables tanto para ti como para tu bebé.

Algunas mujeres embarazadas pueden correr el riesgo de padecer alergia a las gambas durante el embarazo. A continuación se indican algunos de los riesgos asociados a los langostinos durante el embarazo y la información sobre si debes estar en guardia:

  • Colesterol: Los langostinos son una rica fuente de colesterol. Si tienes el colesterol alto, las gambas pueden no ser buenas para ti ni para la salud de tu bebé.
  • Alergia: Si has mostrado reacciones alérgicas a un grupo de alimentos similares, es aconsejable que te mantengas alejada de las gambas. Pueden provocar reacciones como dolores abdominales, picores, sarpullidos e inflamación.
  • Intoxicación por mercurio: Los contaminantes del agua y el aumento de los niveles de sustancias químicas tóxicas pueden crear problemas de salud si se consumen langostinos procedentes de aguas contaminadas. Los langostinos pueden absorber los contaminantes en su cuerpo. Los langostinos de agua de mar pueden contener un alto nivel de mercurio que puede afectar negativamente al desarrollo del sistema nervioso del bebé. Las aguas contaminadas de ríos o lagos contienen altos niveles de bifenilos policlorados y suponen un riesgo para tu salud y la de tu bebé.
  • Infecciones: Siempre se recomienda consumir langostinos cocidos durante el embarazo. Los langostinos crudos o poco cocinados son muy perjudiciales y se asocian a múltiples riesgos para la salud, como la intoxicación sanguínea, la intoxicación alimentaria u otras infecciones perjudiciales para tu bebé.

¿Es seguro comer gambas crudas o sin cocinar durante el embarazo?

🤰🏻👶🏻🎁 Crea tu lista de nacimiento y actualízala siempre que quieras. Comparte tu lista con familiares y amigos para que puedan acertar con el regalo que necesitas â‡“⇓⇓lista de nacimiento bebe 

Comer alimentos crudos o sin cocinar durante el embarazo es un no rotundo. Aunque no estés embarazada, nunca debes comer gambas crudas, sin cocinar o poco cocinadas. Las gambas crudas o sin cocinar o poco cocinadas pueden contener gusanos y parásitos que podrían enfermar tanto a la madre como al bebé. Además, contienen listeria, que provoca una infección bacteriana. Todas estas bacterias infectan al feto al atravesar la placenta, y en algunos casos incluso provocan un aborto. Las gambas crudas están incluso expuestas a agentes que podrían causar graves impedimentos en el desarrollo del bebé.

¿Qué especies de gambas se pueden consumir con seguridad?

Sorprendentemente, hay muchas subespecies de gambas que son seguras para consumir durante el embarazo. Conozcamos estas especies.

  • Langostinos de pesca silvestre: Son gambas enormes que suelen ser muy caras.
  • Gamba rosada de captura salvaje, gamba de la bahía, gamba de cóctel, gamba del norte: Se trata de una especie que se encuentra en aguas frías. Se suelen utilizar en ensaladas, verduras o arroz como guarnición.
  • Camarones de roca capturados en el medio natural: Encontradas en el Golfo de México, estas gambas de tamaño normal tienen un sabor dulce, se parecen a las langostas y no requieren mucho tiempo de cocción.
  • Gambas de criadero: tienen normas más estrictas.

Precauciones al comer langostinos y gambas si estás embarazada

Debes tener en cuenta ciertas cosas antes de comer gambas y langostinos durante el embarazo. Recuerda estas cosas cuando comas gambas durante el embarazo:

  • Compra siempre langostinos de fuentes fiables y de confianza. Asegúrate de que sean gruesos y brillantes; no compres langostinos descoloridos o con los ojos encogidos.
  • Si no tiene la posibilidad de comprar gambas frescas, opta por las congeladas de buena calidad y descongélelas antes de cocinarlas.
  • Mantén tu consumo a sólo 250 g a 300 g a la semana.
  • Comprueba la procedencia para ver si hay alertas sobre los niveles de mercurio.
  • Asegúrate de que la especie es segura para el consumo.
  • Come gambas bien cocinadas. Evita los preparados de marisco crudo, como el sushi, durante el embarazo.
  • Asegúrate de que están bien limpios antes de cocinarlos. Puedes cocinarlos con o sin cáscara. Cocinarlos con venas o desvenarlos es una preferencia personal.
  • Evita los mariscos servidos en restaurantes. Cóme las gambas y langostinos en casa, ya que tendrás la seguridad de que están bien limpias.
  • Asegúrate de que las gambas que consumes están bien hervidas a para matar todas las bacterias y están bien cocinadas. Los signos de que los langostinos están bien cocinados son un caparazón rojo y una carne blanca nacarada u opaca. 

Cómo cocinar las gambas

El único inconveniente de comer gambas, estés o no embarazada, es la tortura que supone limpiarlas a fondo. Es un proceso que lleva mucho tiempo, pero merece la pena por el delicioso resultado.

  • Si congelas las gambas, asegúrate de descongelarlas bien antes de cocinarlas.
  • Límpialas con agua tibia. Descama, retira el tracto intestinal y la vena posterior.
  • Utiliza un cuchillo afilado para facilitar el desvenado.
  • Hierve las gambas a 74ºC, ya que todas las bacterias mueren a esta temperatura.
  • Saltea o fríe las gambas para asegurarte de que están bien cocidas.
  • Si se utiliza el microondas, se debe dejar reposar durante tres o cuatro minutos y luego saltear o freír.

¿Se puede comer pasta de gambas en el embarazo?

La pasta de gambas se puede consumir durante el embarazo siempre que se prepare en casa y se cocine bien. Pero debes evitar consumir la pasta de gambas que se vende en el supermercado o en los restaurantes.

⇒ Alimentos que se deben evitar cuando se está Embarazada

⇒ Â¿Cómo y qué comer durante el embarazo?

⇒ 13 Recetas de postres para el embarazo

🔅 También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!

Menudo Embarazo: Guía sobre el embarazo      inglés para niños