¿Puede una mujer embarazada comer pato? embarazo

El pato es una carne blanca que forma parte de la familia de las aves de corral. La presencia de mioglobina clasifica la carne de pato como carne blanca. Aunque la gente de todo el mundo disfruta de diferentes manjares de carne de pato, el método de cocinar el pato varía de una región a otra.

¿Se puede comer carne de pato estando embarazada?

Se puede comer carne de pato cuando se está embarazada. Todo lo que se consuma con moderación no tiene malos efectos en el organismo. Sin embargo, se aconseja comer pato muy bien cocinado cuando se está embarazada. No comas carne poco cocinada o cruda, ya que puede contener bacterias perjudiciales. Puede dar lugar a complicaciones innecesarias para la madre y tener la posibilidad de dañar al feto.

Beneficios para la salud de comer pato durante el embarazo

Muchas futuras madres tienen esta pregunta en mente: "¿Es bueno el pato durante el embarazo?". Sí, comer pato durante el embarazo es bueno. A continuación se enumeran los beneficios que las madres pueden obtener al comer pato durante el embarazo.

Excelente fuente de proteínas

El pato es rico en proteínas de alta calidad. Incluye una gran variedad de aminoácidos que la embarazada necesita y satisface la ingesta diaria de proteínas. Las proteínas ayudan a impulsar el crecimiento y el desarrollo del feto y a construir la placenta, los glóbulos rojos y los tejidos del cuerpo del bebé. La proteína generalmente mejora la inmunidad del cuerpo, la piel, las uñas y el cabello.

Refuerzo de la inmunidad

La carne de pato es una buena fuente de antioxidantes con la presencia de un mineral llamado selenio. Actúa previniendo la inflamación y consiguiendo que las células del cuerpo no se dañen. Previene el daño celular y evita la inflamación, por lo que refuerza el sistema inmunitario.

Promueve la salud del corazón

La carne de pato tiene ácidos grasos Omega-3, que ayudan a desarrollar el sistema nervioso, el cerebro y los ojos del bebé. Estos ácidos grasos también ayudan a reducir los niveles de presión arterial alta y, por lo tanto, reducen el riesgo potencial de evolución de las dolencias cardíacas.

Fuente de antioxidantes

La carne de pato tiene antioxidantes que combaten eficazmente los radicales libres en el organismo. La presencia de radicales libres adicionales en el cuerpo puede causar diferentes enfermedades como la diabetes, el cáncer y los problemas cardíacos. Los antioxidantes protegen las células del cuerpo contra los radicales libres.

Excelente fuente de vitamina B

La vitamina B, también conocida como complejo vitamínico B, se encuentra en abundancia en la carne de pato. El complejo vitamínico B se compone de ocho vitaminas; todas ellas ayudan de múltiples maneras a la madre y al crecimiento del feto y luego del bebé. Algunos ejemplos son el aumento de los niveles de energía, el desarrollo del cerebro, la formación del tubo neural, la visión, la columna vertebral del sistema nervioso, etc.

Rico en calcio y fósforo

La presencia de calcio y fósforo desempeña un papel esencial en el desarrollo y fortalecimiento de los huesos y dientes del bebé. El calcio también contribuye a la formación de los músculos, el corazón y los nervios del bebé. Ayuda a prevenir la preeclampsia y la osteoporosis que son complicaciones comunes del embarazo que enfrentan muchas mujeres embarazadas.

Mejora el recuento de hemoglobina y evita la anemia

La hemoglobina se encuentra en los glóbulos rojos del cuerpo. Estos ayudan a transmitir el oxígeno a los tejidos del cuerpo. La carne de pato es una gran fuente de hierro, por lo que ayuda a prevenir la deficiencia de hierro y a evitar la anemia. Las mujeres embarazadas necesitan una cantidad suficiente de hierro para el feto y para ellas mismas.

Riesgos de comer pato durante el embarazo

🤰🏻👶🏻🎁 Crea tu lista de nacimiento y actualízala siempre que quieras. Comparte tu lista con familiares y amigos para que puedan acertar con el regalo que necesitas â‡“⇓⇓lista de nacimiento bebe 

A continuación se describen los dos riesgos más comunes de comer pato durante el embarazo.

Listeria o listeriosis

La Listeria monocytogenes es un tipo de bacteria patógena que se encuentra en la carne de animales, el queso, el agua del subsuelo, etc. Pueden sobrevivir en alimentos refrigerados como patés refrigerados, carne para untar, carne lista para comer, productos lácteos, etc. Cuando una madre embarazada consume esta bacteria a través de los alimentos, puede transmitirla fácilmente al bebé. Los síntomas de la listeria incluyen fiebre, dolor muscular, escalofríos, dolor de cabeza, etc. En ocasiones los riesgos incluyen meningitis, aborto espontáneo y otras infecciones bacterianas.

Toxoplasmosis

Se trata de un parásito presente en la carne y la tierra. Se puede detectar fácilmente mediante análisis de sangre durante los primeros signos y etapas del embarazo. Si eres inmune y tienes anticuerpos, no te preocupes por la toxoplasmosis.

¿Es seguro comer huevos de pato durante el embarazo?

Sí, es seguro comer tanto el pato como los huevos de pato durante el embarazo. Sin embargo, la carne y el huevo de pato deben cocinarse adecuadamente.

¿Puedo comer terrina de pato y paté de hígado de pato durante el embarazo?

La respuesta es simplemente un no. El paté de pato y la terrina de pato tienen muchas posibilidades de provocar listeriosis o listeria. Se trata de una infección que entra en el organismo a través de alimentos contaminados. La listeria provoca infecciones muy graves en las mujeres embarazadas.

Por lo general, es seguro comer pato durante el embarazo, siempre que se cocine adecuadamente. Consulta a tu médico antes de empezar a comer carne de pato estando embarazada. La carne de pato tiene inmensos minerales, ácidos grasos omega-3, antioxidantes y otras vitaminas esenciales beneficiosas para la futura madre. Por ello, se considera un alimento muy nutritivo.

⇒ Alimentos que se deben evitar cuando se está Embarazada

⇒ Â¿Cómo y qué comer durante el embarazo?

⇒ 13 Recetas de postres para el embarazo

🔅 También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!

Menudo Embarazo: Guía sobre el embarazo      inglés para niños