listeria, listeriosis, feto, embarazo, embarazada

La listeria es una infección grave que puede ser peligrosa para el feto durante el embarazo. Aunque es una enfermedad rara, la principal amenaza para la madre embarazada es su efecto devastador sobre el bebé, que incluye problemas de desarrollo, aborto o muerte fetal. La listeria puede prevenirse con una buena higiene personal, y su aparición puede frenarse con un diagnóstico e intervención precoz.

¿Qué es la listeriosis?

La listeriosis es una infección causada por la bacteria Listeria monocytogenes, que se encuentra en la tierra, el agua, el polvo, las heces de animales, los alimentos procesados y la carne cruda. Se trata de una infección poco frecuente que suele producirse por la ingesta de alimentos contaminados por la bacteria. En la mayoría de los casos, la listeriosis es una enfermedad leve que puede curarse con antibióticos y pasa sin complicaciones graves. Sin embargo, en los recién nacidos, los ancianos y las personas con sistemas inmunitarios débiles, la listeria puede causar meningitis, infección de la sangre y otras complicaciones que pueden ser potencialmente mortales. La infección por Listeria en el embarazo puede causar complicaciones al feto que pueden ser devastadoras e incluso provocar una enfermedad grave que puede ser mortal.

¿Cuáles son las probabilidades de contraer listeria durante el embarazo?

Aunque la listeriosis es una infección poco frecuente, es 20 veces más común en las mujeres embarazadas en comparación con la población general. El embarazo aumenta el riesgo de listeriosis debido a los cambios en el sistema inmunitario de la madre. Al centrarse más en la defensa del feto, la madre se vuelve susceptible a las infecciones.

Síntomas de la listeria en el embarazo

🤰🏻👶🏻🎁 Crea tu lista de nacimiento y actualízala siempre que quieras. Comparte tu lista con familiares y amigos para que puedan acertar con el regalo que necesitas â‡“⇓⇓lista de nacimiento bebe 

Los síntomas de la listeria pueden comenzar entre dos días e incluso dos meses después de la exposición a la bacteria. Los adultos sanos y las mujeres que no están embarazadas no suelen mostrar ningún síntoma.

Los síntomas de la infección son similares a los de la gripe, con fiebre y dolor muscular, típicos de cualquier infección. Los síntomas de listeriosis en las mujeres embarazadas incluyen;

  • Fiebre
  • Escalofríos
  • Dolor muscular
  • Dolores de cabeza
  • Náuseas y vómitos
  • Confusión
  • Rigidez de cuello

Cómo hacer la prueba de la listeria en el embarazo

Algunas mujeres no muestran ningún síntoma, y otras pueden desarrollarlo en un plazo de 2 a 30 días, o más. Dado que las infecciones por ingesta de alimentos contaminados por la bacteria listeria en el embarazo son las más comunes, los síntomas de esta normalmente aparecen en 48 horas.

Se puede decir a grandes rasgos que la listeria es un tipo de intoxicación alimentaria que puede causar complicaciones en el embarazo. Por lo tanto, si has comido recientemente algún alimento que sospechas que puede estar contaminado y si presentas síntomas de la enfermedad, el médico pedirá un análisis de sangre de listeria durante el embarazo. Los cultivos pueden tardar hasta dos días en realizarse. Debido a la gravedad de la enfermedad para el feto, el tratamiento puede iniciarse incluso antes de que se obtengan los resultados.

Si tienes dudas sobre lo que no se puede comer para evitar intoxicaciones, puedes leerlo aquí: Alimentos que se deben evitar cuando se está Embarazada

Tratamiento de la listeria durante el embarazo

La listeria puede tratarse con antibióticos. En la mayoría de los casos, los antibióticos funcionan bien y evitan la propagación de la infección al feto. Los recién nacidos también pueden ser tratados con los mismos antibióticos.

La madre recibe un antibiótico intravenoso que trata la infección y puede ayudar a proteger al bebé. Dado que la listeria y el embarazo es una combinación conocida por causar defectos de nacimiento, el bebé será controlado periódicamente mediante ecografías para comprobar si hay problemas de desarrollo.

Los efectos de la listeriosis pueden ser graves en los bebés y también tiene una tasa de mortalidad del 20 al 30%. El diagnóstico y el tratamiento tempranos con antibióticos pueden ayudar a evitar que la infección llegue al feto y evitar complicaciones. Sin embargo, hay que tener en cuenta que no todos los bebés que nacen de madres infectadas tienen problemas.

Complicaciones

Las mujeres embarazadas que se infectan con listeriosis tienen complicaciones como:

  • Aborto espontáneo.
  • Parto prematuro.
  • Bajo peso al nacer en los recién nacidos.
  • Muerte fetal.

La infección también puede afectar a las madres embarazadas en algunos casos y causar: Meningitis bacteriana (que es una inflamación de los tejidos que rodean el cerebro) y Septicemia (envenenamiento de la sangre).

¿Cómo prevenir la listeria durante el embarazo?

Las medidas preventivas pueden ayudar a evitar las posibilidades de una infección. A continuación, algunas de las más destacadas:

  • Cocinar muy bien todas la carnes.
  • Recalienta a fondo los alimentos sobrantes antes de consumirlos.
  • Evita los alimentos de charcutería a menos que se calienten a fondo.
  • No consumas leche, ni productos sin pasteurizar (cruda)
  • Lava muy bien todas las frutas y verduras antes de su consumo. En caso de duda, pela todas las frutas para estar segura.
  • Intenta no consumir germinados crudos hasta después de tu embarazo.
  • Evita la contaminación de los alimentos que están listos para comer. Lava los utensilios, las tablas de cortar, los platos, las encimeras y las manos con agua jabonosa después de manipular alimentos de riesgo.
  • Mantén los alimentos que puedan estar contaminados, como los productos sin lavar, las aves de corral, la carne sin cocinar, etc., alejados de los alimentos limpios y cocinados que están listos para comer.
  • Las esponjas y los paños de cocina son un caldo de cultivo potencial para las bacterias. Cámbialos con frecuencia. Seca los platos, los utensilios y la encimera con un paño de cocina limpio o una toalla de papel regularmente.
  • No guardes los alimentos perecederos demasiado tiempo. La fecha de caducidad sólo es válida cuando permanecen sin abrir. Una vez abiertos, hay que consumirlos pronto.
  • La temperatura ideal del frigorífico es entre 1 y 4 grados centígrados. El congelador debe mantenerse siempre a cero o por debajo y utilizar un termómetro de nevera para controlarlo regularmente.

🔅 También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!

Menudo Embarazo: Guía sobre el embarazo      inglés para niños