¿Cómo prepararse mentalmente para el parto?

Tanto si te preparas para dar a luz por primera vez como si te preparas para la llegada de un segundo hijo, la perspectiva del parto puede ser increíblemente abrumadora. Los sentimientos de ansiedad, estrés e incluso miedo son muy comunes en las últimas semanas del embarazo, pero es importante que las futuras mamás cuiden su salud mental a medida que se acerca la fecha del parto.

Aquí tienes algunos consejos para prepararte mentalmente para el parto:

Elige bien tus fuentes

Aunque investigar y hacer preguntas puede ser beneficioso para preparar el parto, elige bien tus fuentes. No es recomendable leer las historias de partos difíciles de otras personas mientras te preparas para el tuyo: la gente suele estar mucho más contenta de compartir los problemas que ha experimentado que las experiencias de parto más positivas, así que actúa con cautela.

En lugar de buscar en Google o hacer preguntas en la plétora de experiencias de parto compartidas en Internet, habla con una amiga de confianza que sea honesta sobre sus experiencias sin exagerar ni endulzar la verdad.

La comunicación es la clave

Sentirse abrumada o incluso con un poco de pánico ante la perspectiva de dar a luz es perfectamente natural, pero intenta evitar reprimir lo que sientes. Lo más probable es que tu pareja también experimente cierta ansiedad ante la inminente experiencia del parto, por lo que hablar de vuestros sentimientos y de lo que os preocupa puede ser una gran fuente de consuelo y tranquilidad para ambos.

Si tienes amigos o familiares que hayan tenido recientemente sus propios hijos, hacer preguntas y hablar tranquilamente de tus preocupaciones puede ayudarte a disipar esos temores y ofrecerte puntos de vista alternativos a los que tú creas en tu propia mente.

Pregunta a tu equipo médico

Si crees que no tienes todos los datos y sigues teniendo dudas sobre el alivio del dolor, el parto o lo que ocurre después del nacimiento, pide consejo a tu equipo médico o a tu matrona. Créeme si te digo que no hay ninguna pregunta que no hayan escuchado antes, por ridícula que parezca. Si te está causando noches de insomnio, llámalos y tranquilízate.

Acepta que algunas cosas están fuera de tu control

Aunque un plan de parto puede ser útil para preparar el trabajo de parto, ten en cuenta que a veces lo que ocurre durante el mismo puede estar fuera de tu control. El plan de parto más importante es el que permite que tu bebé nazca de la forma más segura para ti y para tu hijo.

Sé amable contigo misma

Recuerda cuidarte tanto física como mentalmente. Comer bien y hacer ejercicio no sólo ayuda a preparar físicamente tu cuerpo para las exigencias del trabajo de parto, sino que también puede aumentar las endorfinas y las hormonas del bienestar que mejorarán tu bienestar general y tu salud mental. Apaga la tecnología, descansa bien por la noche y sal al aire libre para aumentar tu vitamina D.

Recuerda que tu cuerpo es increíble

Aunque sea normal pensar "no puedo hacerlo", confía en tu cuerpo: puedes hacerlo. Sé positiva y recuerda que tu cuerpo sabe lo que tiene que hacer. Has cuidado con éxito a tu bebé durante los últimos nueve meses y por fin ha llegado el momento de conocerlo.

Información sobre el parto

🔅 También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!

Menudo Embarazo: Guía sobre el embarazo      inglés para niños