¿Puede una mujer embarazada comer mortadela? embarazo

¿Pueden las mujeres embarazadas comer mortadela?

Los antojos de embutidos pueden ser comunes durante el embarazo. Si te apetece caer en la tentación, debes asegurarte de si puedes comer mortadela durante el embarazo.

 La mortadela es una especialidad italiana, originaria de Lombardía y de la región de Emilia-Romaña. Para ser más precisos, la mortadela procede de la ciudad de Bolonia. Se elabora con despojos de carne, pistachos, mantequilla, pan rallado y aceitunas. La mortadela es un embutido grande que se corta en rodajas finas. La carne de cerdo es la más utilizada en la producción de mortadela. Desde 1998, la mortadela de Bolonia es una indicación geográfica protegida en Europa. Pero este embutido italiano es muy popular en todo el mundo, especialmente en Norteamérica, África y Brasil.

Los riesgos de comer mortadela durante el embarazo

La mortadela es un embutido, pero se cocina. Por lo tanto, no presenta riesgo de contaminación con listeriosis o toxoplasmosis. El proceso de cocción destruye cualquier bacteria que pueda estar presente en la carne. Sin embargo, todavía hay que tomar precauciones. No compres la mortadela por rodajas, sino envasada al vacío en la estantería. De esta manera, se evita la posibilidad de que otro producto cárnico contamine la mortadela que se está consumiendo a través de las herramientas de corte. Del mismo modo, la mortadela debe haberse cocinado adecuadamente durante su preparación para evitar cualquier riesgo. Si tienes dudas sobre alguno de los embutidos que te planteas comer durante el embarazo, evita riesgos innecesarios. Ya tendrás tiempo de disfrutarlo más adelante. 

¿Cómo evitar riesgos?

🤰🏻👶🏻🎁 Crea tu lista de nacimiento y actualízala siempre que quieras. Comparte tu lista con familiares y amigos para que puedan acertar con el regalo que necesitas â‡“⇓⇓

lista de nacimiento bebe 

  • Asegúrate de que la mortadela ha sido procesada a más de 60°C. Evita también la mortadela cruda, ahumada o cortada. En su lugar, utiliza la mortadela envasada al vacío. Esto garantiza que no han estado en contacto con otra carne.
  • Evita poner la mortadela cocida en una tabla que haya sido utilizada para carne cruda, para eliminar el riesgo de contaminación cruzada. No olvides comprobar la fecha de caducidad en el envase.

Cuidado con el riesgo de toxoplasmosis

El riesgo de contaminación por toxoplasmosis es elevado en los embutidos que no han sido tratados térmicamente. Se desaconsejan las versiones ahumadas o crudas de la mortadela. Si quieres comer mortadela durante el embarazo, te aconsejamos que elijas sólo productos seguros.

Si comes embutidos crudos o ahumados, consulta inmediatamente a tu médico o ginecólogo. Sólo un profesional de la salud puede decidir prescribir un tratamiento si es necesario. No pases por alto el riesgo de comer mortadela que no cumpla los requisitos expuestos anteriormente durante el embarazo. Si es portadora de toxoplasmosis, puede provocar un aborto y graves problemas de salud.

La mortadela poco cocinada o contaminada también le expone al riesgo de intoxicación alimentaria causada por bacterias patógenas como la salmonela. Esta intoxicación provocará vómitos, diarrea severa, dolor abdominal, etc. Consulta inmediatamente a tu ginecólogo si has comido accidentalmente mortadela cruda o mal cocinada.

⇒ Alimentos que se deben evitar cuando se está Embarazada

⇒ Â¿Cómo y qué comer durante el embarazo?

⇒ 13 Recetas de postres para el embarazo

🔅 También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.