Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

planificar

Planificando tú embarazo

Puedes mejorar tus posibilidades de quedar embarazada y tener un embarazo saludable siguiendo los pasos de este que aquí te contamos.

Ácido fólico

Toma un suplemento de 400 microgramos (400mcg) de ácido fólico todos los días mientras intentas quedar embarazada, y hasta que tenga 12 semanas de embarazo.

El ácido fólico reduce el riesgo de que tu bebé tenga un defecto en el tubo neural, como la espina bífida.

Un defecto del tubo neural es cuando la médula espinal del feto (parte del sistema nervioso del cuerpo) no se forma normalmente.

Se recomienda a las mujeres con epilepsia, diabetes y otras afecciones médicas que tomen un suplemento de 5 miligramos (5 mg).

Consulta con el médico para que te lo recete.

No te preocupes si quedas embarazada inesperadamente y no tomabas suplementos de ácido fólico. Comienza a tomarlos tan pronto como lo descubras y hasta que hayan pasado las primeras 12 semanas de embarazo.

Suplementos vitamínicos en el embarazo

Dejar de fumar

Fumar durante el embarazo se ha relacionado con una variedad de problemas de salud, que incluyen:

  • Nacimiento prematuro.
  • Bajo peso al nacer.
  • Síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL).
  • Aborto espontáneo.
  • Problemas respiratorios o sibilancias en los primeros seis meses de vida.

Dejar de fumar puede ser difícil, sin importar cuánto lo desees, pero el apoyo está disponible, consulta con el médico.

El humo de los cigarrillos de otras personas puede dañar a tu bebé, por eso pídele a tu pareja, amigos y familiares que no fumen cerca de ti.

El Tabaco y el embarazo

Elimina el alcohol

No tomes alcohol si estás embarazada o tratando de quedar embarazada. El alcohol se puede pasar al feto. Los médicos recomiendan que la medida más seguro es no tomar alcohol en absoluto.

Beber durante el embarazo puede provocar daños a largo plazo al bebé, y cuanto más bebas, mayor es el riesgo.

Mantener un peso saludable

Si tienes sobrepeso, puedes tener problemas para quedar embarazada y es menos probable que el tratamiento de fertilidad funcione.

Tener sobrepeso (tener un IMC de más de 25) u obesidad (tener un IMC de más de 30) también aumenta el riesgo de algunos problemas en el embarazo, como presión arterial alta, coágulos sanguíneos, abortos espontáneos y diabetes gestacional.

Se recomienda tener una dieta saludable y hacer ejercicio moderado durante el embarazo, y es importante no aumentar demasiado de peso. Puedes mantener un peso saludable al comer una dieta balanceada y hacer ejercicio.

La Alimentación en el Embarazo

Vacunas e infecciones

Algunas infecciones, como la rubéola, pueden dañar a tu bebé si las contrae durante el embarazo.

Si no has tenido dos dosis de la vacuna triple vírica o vacuna triple viral (conocida también como SPR y SRP)  o no estás seguro de tenerla, solicita a tu médico de cabecera que verifique tu historial de vacunación.

Si no has tenido ambas dosis o no hay ningún registro disponible, puede ponerte las vacunas, pero debe evitar quedar embarazada durante el mes siguiente de recibirla, lo que significa que necesitarás un método anticonceptivo confiable.

Enfermedades crónicas

Si tienes una afección a largo plazo, como epilepsia o diabetes, lo controles del embarazo serán más frecuentes.

Si bien generalmente no hay ninguna razón que te impida tener un embarazo sin complicaciones y un bebé saludable, algunas condiciones de salud requieren un seguimiento cuidadoso para minimizar los riesgos tanto para ti como para tu bebé.

Antes de quedar embarazada, consulta con tu médico. Si estás tomando medicamentos para una afección, no dejes de tomarlos sin consultar al médico.