¿Qué vacunas son necesarias durante el embarazo?

Durante el embarazo, a veces es aconsejable vacunarse contra ciertas enfermedades. ¿Cuál es el objetivo de esto? ¿En qué consiste una vacuna? ¿No es peligroso para el futuro bebé? Te lo contamos.

¿Para qué sirve una vacuna durante el embarazo?

Para defendernos de las infecciones, nuestro cuerpo necesita anticuerpos. Cuando se inyectan en el cuerpo, las vacunas provocan la producción de estas sustancias y ayudan a reforzar nuestro sistema inmunitario para luchar contra determinadas enfermedades víricas o bacterianas. Esta reacción se denomina reacción antígeno-anticuerpo. Para estimular suficientemente la producción de anticuerpos, se administran varias inyecciones sucesivas, llamadas de refuerzo. Gracias a ellas, la transmisión de muchas enfermedades contagiosas se ha reducido considerablemente y, en el caso de la viruela, se ha erradicado.

Su importancia es primordial para las mujeres embarazadas. De hecho, algunas infecciones que son benignas en una futura madre pueden ser muy graves para el feto. Es el caso, por ejemplo, de la rubeola, que provoca graves malformaciones y para la que no existe tratamiento. Por lo tanto, se aconseja a las mujeres que estén pensando en quedarse embarazadas que estén al día con sus vacunas.

¿De qué están hechas las vacunas?

Hay tres tipos diferentes de vacunas. Algunos se elaboran a partir de virus (o bacterias) vivos atenuados, es decir, debilitados en el laboratorio. Al introducirlos en el organismo se desencadena el proceso inmunitario sin riesgo de provocar enfermedades. Otros proceden de virus que han sido eliminados y, por tanto, están inactivos, pero que aún tienen el poder de hacernos producir anticuerpos. Estos últimos, conocidos como virus toxoides, contienen la toxina modificada de la enfermedad y también obligarán al organismo a segregar anticuerpos. Este es el caso de la vacuna contra el tétanos, por ejemplo.

¿Qué vacunas se recomiendan antes de un embarazo?

🤰🏻👶🏻🎁 Crea tu lista de nacimiento y actualízala siempre que quieras. Comparte tu lista con familiares y amigos para que puedan acertar con el regalo que necesitas â‡“⇓⇓lista de nacimiento bebe 

Tres vacunas son obligatorias, y probablemente las recibiste con tus refuerzos cuando eras niña. Se trata de la vacuna contra la difteria, el tétanos y la poliomielitis (DTP). Otras son muy recomendables, como las de sarampión, paperas y rubeola, pero también las de hepatitis B y tos ferina. Ahora están disponibles en una forma combinada que permite una sola inyección. Si te has saltado algunas de las vacunas de refuerzo, es el momento de completarlas y de pedir consejo a tu médico de cabecera para ponerte al día. Si has extraviado tu cartilla de vacunación y no sabes si te has vacunado contra una determinada enfermedad, un análisis de sangre que mide los anticuerpos determinará si es necesaria o no la vacunación. Durante el embarazo, especialmente en los meses de invierno, recuerda vacunarte contra la gripe.

¿Están algunas vacunas contraindicadas durante el embarazo?

Las vacunas elaboradas a partir de virus vivos atenuados (sarampión, paperas, rubeola, polio, varicela, etc.) están contraindicadas para las futuras madres. De hecho, existe un riesgo teórico de que el virus pase al feto a través de la placenta. Otras son peligrosas, no por una amenaza infecciosa, sino porque causan fuertes reacciones o provocan fiebre en la madre y corren el riesgo de provocar un aborto o un parto prematuro. A veces faltan datos sobre la seguridad de la vacuna. Como precaución, es mejor evitarlas durante el embarazo.

¿Qué vacunas son seguras para las mujeres embarazadas?

Las vacunas elaboradas con virus muertos son seguras durante el embarazo. Además, también proporcionan protección al bebé durante los primeros seis meses de vida. Así, la futura madre puede vacunarse contra el tétanos, la hepatitis B, la gripe y la forma inyectable de la vacuna contra la poliomielitis. La decisión se tomará en función del riesgo de contraer la infección y sus consecuencias. No será necesariamente sistemática durante el embarazo, si la posibilidad de contaminación es improbable.

¿Existe un límite de tiempo que debe respetarse entre una vacunación y un embarazo planificado?

La mayoría de las vacunas no requieren esperar antes de iniciar un embarazo (antitetánica, antipolio, antidiftérica, antigripal, antihepatitis B, etc.). Sin embargo, hay que tener en cuenta que la inmunidad sólo se adquiere quince días después de la vacunación. Efectivamente, habría un riesgo teórico para el embrión durante este periodo. Al menos dos meses para la rubeola, las paperas, la varicela y el sarampión. Sin embargo, todas las vacunas pueden administrarse después del parto, e incluso durante la lactancia.

🔅 Coronavirus en embarazo y Lactancia - Vacunas: lo que necesitas saber

🔅 También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!

Menudo Embarazo: Guía sobre el embarazo      inglés para niños