Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Medicación en el embarazo

Las sustancias o los medicamentos tomados por la embarazada pueden atravesar la placenta y llegar al feto en desarrollo. Los posibles efectos pueden incluir retraso del desarrollo, discapacidad intelectual, defectos de nacimiento, aborto espontáneo y muerte fetal.

Siempre debes dar a tu médico, matrona y demás personal sanitario que te atiende una lista completa de todos los medicamentos que tomas o ha tomado recientemente, incluidos:

  • Medicamentos recetados
  • Medicamentos de venta libre
  • Suplementos nutricionales (como vitaminas)
  • Terapias complementarias (como la medicina herbal).

También debes informar al médico o matrona si fumas, bebes o tomas sustancias ilegales, incluso si solo las tomas ocasionalmente o socialmente.

Efectos de medicamentos o sustancias durante el embarazo

  • Interfiere con el desarrollo fetal normal.
  • Daña los órganos del bebé.
  • Daña la placenta y pone en riesgo la vida del bebé.
  • Aumenta el riesgo de aborto involuntario.
  • Provoca parto prematuro.

El potencial de daño al embarazo y al feto depende de una variedad de factores que incluyen:

  • El tipo de sustancia o medicamento tomado
  • Cómo se toma
  • El tamaño de la dosis
  • Con qué frecuencia se toma
  • Si el medicamento o sustancia se usa solo o en combinación con otros medicamentos.
  • La respuesta individual del bebé al medicamento o sustancia.
  • La edad gestacional del bebé.
  • Otros factores, como la salud materna y la dieta.

Sustancias y medicamentos nocivos

Algunas sustancias o medicamentos pueden ser dañinos durante el embarazo, dependiendo de la cantidad y frecuencia de uso. Éstas incluyen:

  • Medicamentos, incluidos algunos medicamentos recetados, medicamentos de venta libre y medicamentos complementarios, como remedios herbales o suplementos nutricionales.
  • Medicamentos recetados usados ilícitamente.
  • Tabaco.
  • Alcohol.
  • Cafeína - por ejemplo, té, café y bebidas de cola.
  • Sustancias ilegales.
  • Sustancias utilizadas como inhalantes (pegamentos o aerosoles).
  • Muchas sustancias a menudo se mezclan o se "cortan" con sustancias desconocidas. Estas sustancias también pueden ser perjudiciales para el embarazo o el feto.

Defectos de nacimiento y medicamentos tomados durante el embarazo

El riesgo de un defecto de nacimiento para cualquier bebé es aproximadamente del cuatro por ciento, independientemente de las circunstancias durante el embarazo. Esto significa que incluso una mujer que evita estrictamente las sustancias y los medicamentos durante el embarazo aún puede tener un bebé con un defecto de nacimiento.

La mayoría de los medicamentos no son perjudiciales para un bebé en desarrollo. Sin embargo, algunos pueden interferir con el desarrollo normal del feto y causar defectos de nacimiento, éstos son algunos de ellos:

  • Inhibidores de la ECA (enzima convertidora de angiotensina) utilizados para tratar la presión arterial alta o la insuficiencia cardíaca congestiva.
  • Antagonistas de angiotensina II, también utilizados para tratar la presión arterial alta o insuficiencia cardíaca congestiva.
  • Isotretinoína (un medicamento contra el acné).
  • Altas dosis de vitamina A.
  • Litio.
  • Hormonas masculinas.
  • Algunos antibióticos.
  • Algunos medicamentos anticonvulsivos.
  • Algunos medicamentos para combatir el cáncer.
  • Algunos medicamentos que tratan ciertas afecciones reumáticas.
  • Algunos medicamentos para la tiroides.
  • Talidomida.
  • El medicamento anticoagulante warfarina.
  • La hormona dietilestilbestrol (DES).

Medicamentos que pueden ser necesarios durante el embarazo

La buena salud de la madre es vital para garantizar un desarrollo y crecimiento saludables de su bebé nonato. Las mujeres con afecciones médicas preexistentes (como asma, epilepsia, presión arterial alta, afecciones tiroideas o diabetes) deben continuar el tratamiento con medicamentos apropiados durante el embarazo.

A veces, un medicamento recetado tiene el potencial de causar daño al bebé. Sin embargo, suspender el medicamento recetado también podría representar una amenaza tanto para la madre como para su bebé. Por ejemplo:

  • Si una mujer embarazada que tiene asma deja de tomar su medicamento, existe el riesgo de retrasar el crecimiento de su bebé nonato.
  • Si una mujer embarazada que tiene epilepsia deja de tomar sus medicamentos antiepilépticos, puede tener un mayor riesgo de sufrir convulsiones y complicaciones en el embarazo y el feto.
  • La diabetes materna mal manejada aumenta el riesgo para la salud del bebé nonato.
  • En algunos casos, el médico puede recetar un medicamento similar que se considere más seguro durante el embarazo.
  • Las enfermedades (como una infección respiratoria aguda como la neumonía) o las complicaciones durante el embarazo (como la preeclampsia) pueden tratarse con medicamentos recetados. No dejes de tomar ni alteres la dosis de un medicamento recetado sin el conocimiento del médico.
  • Sin tratamiento, algunas enfermedades o complicaciones del embarazo pueden poner en riesgo la salud de la madre o el bebé, o ambos. Consulta cualquier inquietud que puedas tener sobre los medicamentos con tu médico o matrona.

Tabaquismo y alcohol durante el embarazo

Algunas mujeres embarazadas pueden ignorar que fumar y consumir alcohol y bebidas con cafeína durante el embarazo podría poner en riesgo la salud de su bebé nonato. Por ejemplo:

  • Fumar: una mujer que fuma durante el embarazo aumenta su riesgo de aborto espontáneo y muerte fetal. Los bebés tienen un mayor riesgo de bajo peso al nacer, prematuridad y muerte súbita.
  • Alcohol: se sabe que el consumo frecuente y abundante de alcohol causa trastornos del espectro alcohólico fetal, que incluye una variedad de defectos como anomalías faciales, problemas cardíacos y retraso en el crecimiento. No beber alcohol es la opción más segura. El riesgo de daño al feto es mayor cuando hay una ingesta alta y frecuente de alcohol materno. Es probable que el riesgo de daño al feto sea bajo si una mujer ha consumido solo pequeñas cantidades de alcohol antes de saber que estaba embarazada o durante el embarazo.
  • Cafeína: no se ha encontrado una asociación entre el consumo de cafeína durante el embarazo y la incidencia de defectos de nacimiento, aborto espontáneo y otros resultados adversos del embarazo. Sin embargo, el uso intensivo (más de siete tazas de café por día) puede estar asociado con un mayor riesgo de bajo peso al nacer.

Recomendaciones para el uso de medicamentos y sustancias durante el embarazo

Guíate siempre por tú médico, pero las recomendaciones generales incluyen:

  • Limitar a menos de 200 mg de cafeína por día (lo que equivale aproximadamente a un café estilo espresso o dos tazas de café instantáneo por día, o cuatro tazas de té de fuerza media o chocolate caliente por día, o seis tazas de cola por día).
  • Evita las bebidas energéticas.
  • No fumes.
  • Evita las sustancias ilegales.

Consulta a tu médico si necesitas ayuda para dejar de fumar, el alcohol u otras sustancias.

No asumas que los medicamentos sin receta son seguros porque puedes comprarlos sin receta médica. Sigue siempre las indicaciones del médico o farmacéutico.

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.