Calambres en el útero embarazo

Calambres abdomen en el embarazo

La mayoría de las futuras mamás experimentarán algunos dolores y molestias leves durante el embarazo. Después de todo, su cuerpo está cambiando con cada nuevo día.

Los calambres pueden ser una parte normal del embarazo, pero a veces pueden ser una preocupación seria. Con un poco de conocimiento, podrás descubrir qué es lo que te causa molestias.

¿Por qué tengo calambres?

Durante el primer y segundo trimestre, tu cuerpo está ocupado trabajando horas extras para irse adaptando al bebé en crecimiento.

Los músculos del útero pronto comenzarán a estirarse y expandirse. Esto puede causar una sensación de tirón en ambos lados del abdomen. Muy temprano en el embarazo, incluso puedes sentir dolores similares a los de tu período. El aumento de la presión pélvica en el transcurso del embarazo es bastante común.

Efectos secundarios del embarazo temprano

Los efectos secundarios típicos del embarazo temprano, como el estreñimiento, pueden causar calambres. También puedes experimentar calambres mientras mantienes tu rutina de ejercicio normal. Esto puede generar estrés adicional en los músculos. Los cólicos durante el ejercicio son una señal para que te detengas y descanses.

Infección

Las infecciones por levaduras o infecciones del tracto urinario (ITU) también pueden causar calambres. Un estudio del BMJ declaró que hasta el 6 por ciento de las futuras mamás desarrollarán una infección urinaria durante el embarazo. Las infecciones urinarias pueden provocar rápidamente una infección en los riñones. Esto aumenta el riesgo de tener un parto prematuro. El médico debe analizar la orina en cada cita para asegurarse de que no haya signos de infección.

Relaciones íntimas

Las relaciones también pueden provocar calambres. Muchas mujeres tienen la suerte de tener un embarazo saludable y normal y pueden continuar teniendo relaciones hasta el parto.

lista de nacimiento bebe

Pero durante el embarazo, es posible que las relaciones se sientan algo diferente. Puede sentirse menos que placentero, debido a la barriga en expansión. Más adelante en el embarazo, el clímax puede causar contracciones leves. Si sientes alguno de estos síntomas después de tener relaciones, habla con tu médico.

Embarazo ectópico

Aunque los calambres leves son una parte normal del embarazo, debes hablar con tu médico acerca de tu malestar. Si comienzas a ver manchas o sangrado junto con los calambres, podría ser un signo de aborto espontáneo o un embarazo ectópico.

Con un embarazo normal, el ovario libera un óvulo en la trompa de Falopio. Cuando los espermatozoides fertilizan el óvulo, se mueve hacia el útero y se adhiere al revestimiento. El huevo continúa creciendo durante los próximos nueve meses.

Los embarazos ectópicos ocurren en 1 a 2 por ciento de los embarazos. El óvulo fertilizado no se mueve hacia el útero, sino que permanece en la trompa de Falopio. En casos raros, el óvulo fertilizado puede adherirse a uno de los ovarios, cuello uterino o incluso al abdomen.

Si experimentas dolores agudos que duran más de unos minutos, debes consultar con tu médico de inmediato.

Preeclampsia

Otra causa de grave preocupación es una afección llamada preeclampsia. La preeclampsia puede ocurrir en cualquier momento después de la semana 20 del embarazo. Al menos del 5 al 8 por ciento de todas las mujeres embarazadas son diagnosticadas con preeclampsia.

La preeclampsia puede provocar dolor en el lado superior derecho del abdomen. Esto puede aumentar el riesgo de desarrollar desprendimiento placentario, una condición en la que su placenta se desprende de la pared uterina antes del parto.

El médico revisará tu presión arterial y orina en cada cita hasta que des a luz a tu bebé. La proteína que se encuentra en la orina puede ser un signo de preeclampsia.

Calambres y el tercer trimestre de embarazo

A medida que llegas al tercer trimestre, lo más probable es que comiences a sentir más presión en la pelvis. Esto es bastante común, ya que el bebé está creciendo muy rápido ahora.

Tu pequeño presiona los nervios que van desde la vagina hasta las piernas. Es posible que sientas más presión y calambres al caminar, ya que el bebé rebota en el vientre. Acostarse de lado por un momento puede aliviar la incomodidad. Pero consulta con tu médico de inmediato si sientes calambres crecientes y constantes.

Los calambres durante el tercer trimestre nunca se consideran normales para el embarazo, si estás experimentando esto, siempre debes buscar el consejo de tu médico lo antes posible.

Si bien los síntomas del parto prematuro pueden ser diferentes en cada futura madre, es importante informar sobre cualquier tensión o dureza del abdomen, así como también nuevos dolores de espalda. Especialmente si los dolores de espalda van acompañados de cambios en el flujo vaginal.

Síntomas y Posible causas

  • Calambres acompañados de manchado o sangrado - Aborto espontáneo o embarazo ectópico
  • Dolor y calambres en la parte superior derecha del abdomen – Preeclampsia.
  • Calambres crecientes y constantes en el tercer trimestre - Trabajo de parto prematuro

¿Cómo puedo obtener algo de alivio?

No te sientas triste por los calambres. Hay varias cosas simples que puede hacer para obtener algo de alivio. Intenta reducir la actividad física y evita las posiciones que provocan calambres. Disfrutar de un baño tibio todas las noches antes de acostarse, y tomarse momentos en el día para descansar tranquila y cómodamente, también debería aliviarte.

Usar una faja o banda abdominal de maternidad también puede ofrecer algo de comodidad para los calambres. Es recomendable usar un simple cinturón elástico de velcro debajo del vientre. Asegúrate de que sea ajustable y no demasiado restrictivo.

También te interesa leer: 

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!