Sudores y sofocos en el embarazo

Sudores nocturnos y qué hacer al respecto

¿Qué son los sudores nocturnos y qué podrían significar durante el embarazo? ¿Son normales? Se lo contamos.

Sudores nocturnos

En general, los sudores nocturnos son bastante comunes. ¿Pero por qué?

Los problemas de sudoración nocturna y regulación de la temperatura pueden ser causados ​​por una serie de afecciones y circunstancias, que incluyen un trastorno de la tiroides, infecciones y, sí, cambios fisiológicos normales que vienen con el embarazo.

Causas de los sudores nocturnos durante el embarazo

  • Cambios en las hormonas

Puede provenir de transiciones de estrógeno y progesterona durante el embarazo que durante la noche conduce a picos muy marcados en la temperatura corporal.

Este estudio de 2016, sobre los efectos de las hormonas s e x u a l e s en la termorregulación, explica que los estrógenos reducen la temperatura corporal al aumentar la capacidad del cuerpo para disipar el calor. ¿Pero cómo? ¡Sudor! Además, la progesterona puede estar en juego elevando las temperaturas del cuerpo.

Entonces, todo este asunto del sudor nocturno podría ser el resultado de que tu cuerpo simplemente intente adaptarse a un cambio hormonal o metabólico repentino o drástico.

  • Aumento del flujo sanguíneo

El volumen de plasma sanguíneo de una mujer embarazada aumenta hasta en un 40% en comparación con antes del embarazo. Y continúa aumentando hasta un 60% (o más) al final del tercer trimestre.

Los vasos sanguíneos se dilatan (ensanchan) para llevar más sangre a la superficie de su piel. Y por existe la sensación de sofoco y calor.

Hay evidencia que sugiere que el control de temperatura es aún más complicado mientras se duerme. Durante un ritmo circadiano humano natural, la temperatura corporal central disminuye constantemente durante los ciclos de sueño, pero ¿adivina qué regula este proceso? La temperatura exterior de la piel, que puede ajustar el flujo sanguíneo a la piel para ayudar a regular la temperatura corporal central.

Es plausible que el aumento natural de la temperatura de la piel periférica durante el embarazo pueda interferir con el mecanismo normal del cuerpo para disminuir la temperatura corporal central durante el sueño. Esto incluso podría causar ese despertar repentino debido a sentirse empapada de sudor.

lista de nacimiento bebe

  • Problemas de tiroides

Las hormonas tiroideas ayudan a regular el metabolismo y la temperatura corporal. Demasiada hormona tiroidea puede hacer que se sienta sobrecalentada en general o durante el sueño.

Durante el primer trimestre, las hormonas tiroideas tiroxina (T4) y triyodotironina (T3) aumentan, cayendo nuevamente ligeramente al entrar en el segundo y tercer trimestre.

La hormona estimulante de la tiroides, por otro lado, disminuye al comienzo del primer trimestre y aumenta nuevamente antes de que comience el segundo trimestre.

El embarazo también puede causar una deficiencia de yodo, que puede alterar aún más la función de la hormona tiroidea.

Estas fluctuaciones normales de la hormona tiroidea durante el embarazo, además de las que pueden ser causadas por trastornos y enfermedades más graves de la tiroides, pueden causar problemas de regulación de la temperatura y, por lo tanto, provocar sudores nocturnos.

Si tienes sudores nocturnos crónicos que no desaparecen o un historial de problemas de tiroides, te recomendamos que hables con tu médico para una evaluación adicional.

  • Infecciones

Los sudores nocturnos podrían ser una señal de una infección o afección más grave. Es un síntoma clásico de tuberculosis y linfoma, que sería una razón extremadamente rara para los sudores nocturnos durante el embarazo.

Pero el embarazo puede aumentar el riesgo de una mujer de ciertas infecciones que pueden causar sudores nocturnos debido a cambios normales en el sistema inmunitario, entre otros ajustes fisiológicos.

Las mujeres embarazadas pueden ser más susceptibles a ciertos organismos y más severamente afectadas por ellos. Algunos de estos incluyen:

Virus de la gripe (gripe), Virus de la hepatitis E, Virus herpes simplex, Parásitos de la malaria.

Durante el embarazo, también existe una mayor susceptibilidad a las infecciones transmitidas por los alimentos causadas por la bacteria Listeria monocytogenes.

Si tus sudores nocturnos van acompañados de otros síntomas preocupantes, como dolores musculares, fiebre, síntomas parecidos a la gripe, náuseas y diarrea, es fundamental consultar con tu médico de inmediato.

  • Efectos secundarios de la medicación

Muchos medicamentos tienen el efecto secundario de sudoración excesiva o sudoración nocturna. Si estás tomando algún medicamento o suplemento durante el embarazo, consulta con tu médico sobre si cree que el sudor nocturno es debido a algún medicamento.

  • Azúcar bajo en la sangre

Durante el embarazo, el metabolismo está acelerado para darle a tu pequeño toda la nutrición necesaria para crecer del tamaño de una simple semilla a una sandía. Eso significa que puedes quedarte un poco agotada si no consumes suficientes calorías, o calorías igualmente equilibradas, durante todo el día.

Si este es el caso, podrías experimentar hipoglucemia o niveles bajos de azúcar en la sangre. Y los sudores nocturnos o la hipoglucemia nocturna pueden ser un signo revelador.

Si bien la hipoglucemia es rara en mujeres embarazadas que no son diabéticas, las mujeres que tienen algún tipo de diabetes o sus factores de riesgo deben ser conscientes de la posible conexión con los sudores nocturnos.

¿Podría ser un signo temprano de embarazo?

En las primeras etapas del embarazo, es posible que hayas escuchado el rumor de que los sudores nocturnos o los sofocos podrían ser una señal de que podría estar embarazada.

Es cierto que la temperatura corporal basal aumenta durante momentos específicos del ciclo menstrual. Este pico generalmente ocurre cuando tu cuerpo le indica a los ovarios que liberen un óvulo, que se considera tu ventana fértil, el período de tiempo durante el cual podrías concebir.

También es muy posible que las fluctuaciones hormonales en el embarazo temprano puedan hacer que te despiertes acalorada, pero siempre es recomendable que te apoyes en una prueba de embarazo y del médico para confirmarlo.

Obtener un poco de alivio

La respuesta básicamente es mantenerse fresca.

La gestión de los sudores nocturnos comienza por descubrir qué los está causando. Para la mayoría de las mujeres embarazadas, el sudor nocturno ocasional se considera un resultado normal de las transiciones del cuerpo durante este momento emocionante.

Sin embargo, eso no significa que no puedas encontrar alivio. Hable con tu médico sobre cualquier síntoma nuevo que tengas, incluidos los sudores nocturnos, para determinar la posible causa y los remedios.

Mientras tanto, considera modificar tu entorno de sueño. La temperatura de la habitación e incluso el pijama podrían influir en la capacidad de tu cuerpo para enfriarse mientras duermes.

Baja el aire acondicionado un par de grados, usa ropa de cama más liviana y elige algodón suave o tela más transpirable para tu ropa de dormir.

Si sospechas que una afección médica o medicamento más grave está causando los sudores nocturnos, o si los sudores nocturnos ocurren con fiebre, sarpullido u otro síntoma preocupante, es especialmente importante comunicarse con el médico de inmediato.

Si quieres saber cómo se va desarrollando el bebé por semanas, te lo contamos aquí: Embarazo Semana a Semana

También te interesa leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!