Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

ecografia ovario

El síndrome de ovarios poliquísticos (SOP) es un problema del que muchas mujeres hemos oído hablar, se considera algo común, leve, que muchos ginecólogos diagnostican a la ligera.

Pero la realidad es que estamos hablando de una causa de infertilidad en la mujer adulta.  Muchas mujeres no consiguen quedarse embarazadas por este motivo, es un problema leve si se diagnostica correctamente y se trata de manera adecuada.

El SOP se caracteriza por un desequilibrio hormonal, que puede originar alguno de los siguientes síntomas:

  • Reglas irregulares o amenorrea (ausencia de menstruación).
  • Ovulación infrecuente o ausencia de ella (anovulación).
  • Quistes en los ovarios.
  • Niveles altos de hormonas masculinas (testosterona).
  • Crecimiento anómalo de vello corporal.
  • Acné.
  • Alopecia o caída exagerada del cabello.
  • Pigmentación de la piel.
  • Ganancia de peso.
  • Diabetes (solo en casos severos).

Pero, ¿qué ocurre en nuestro cuerpo para llegar a esta situación?. El cuerpo femenino es complejo, y nuestro sistema reproductor tiene su base en el cerebro. Es ahí donde se producen dos hormonas (LH y FSH) cuya misión es mandar señales a otras dos hormonas del ovario (estrógeno y progesterona) para que de este modo se produzca el ciclo menstrual. Pero en ocasiones ocurren desajustes o falta de comunicación y las primeras hormonas no logran contactar correctamente con las hormonas del ovario (las propiamente femeninas). Si el cerebro no es capaz de enviar las señales oportunas los ovarios no reaccionan. Ha empezado el problema.

Es entonces cuando se forman unos quistes característicos, que generalmente no necesitan cirugía. De hecho no todas las mujeres con SOP los tienen. Se les conoce como cadena o collar de perlas. En la imagen ecográfica al principio del artículo podéis comprobar el por qué de su nombre. 

Debido a estos ciclos irregulares y en ciertos casos inexistentes el SOP puede causar infertilidad. Tanto el útero como los óvulos son normales, pero si una mujer no conoce su ciclo es muy complicado quedar embarazada.

Si pensáis que podéis tener este problema acudid a vuestro ginecólogo, un control rutinario, analítica y ecografía, pueden despejar todas vuestras dudas.