llorar embarazo

Todos sabemos que el embarazo implica algunos cambios físicos significativos. Pero los cambios hormonales también son un sello distintivo del embarazo, a veces incluso sirven como causa de síntomas físicos (dolor en los senos), y es lógico que estas fluctuaciones puedan causar cambios en los químicos cerebrales que regulan los estados de ánimo.

Algunas mujeres experimentan una variedad de emociones, desde felicidad hasta tristeza, y todo lo demás. Por lo tanto, es muy posible que tengas episodios de llanto por los problemas más pequeños: leche derramada, una publicidad sentimental o un gesto amable, no te preocupes. Lo que estás pasando es completamente normal.

Esto es lo que necesitas saber sobre el llanto durante el embarazo, así como algunos consejos para aliviar esos molestos cambios de humor.

¿Qué causa el llanto durante el embarazo?

Incluso si eres una persona naturalmente sentimental o emocional, podrías notar que lloras más durante el embarazo. Y si normalmente eres de las que rara vez derrama una lágrima, los derrames incontrolables de emoción pueden tomarte por sorpresa.

Aunque las emociones son una parte normal del embarazo, ayuda entender las razones del llanto.

Primer trimestre del embarazo

Cada mujer es diferente, por lo que algunas mujeres pueden tener episodios de llanto durante todo el embarazo, mientras que otras solo lloran durante el primer trimestre.

El llanto del primer trimestre no es inusual, teniendo en cuenta que esto es cuando se produce un cambio en la secreción de hormonas. Los niveles más altos de estrógeno y progesterona durante el primer trimestre parecen ser responsables de algunos cambios de humor, marcados por la irritabilidad y la tristeza.

Además, el embarazo es un cambio importante en la vida. Y por esta razón, combinado con las hormonas que cambian rápidamente, el llanto durante el primer trimestre podría deberse a cualquier cosa, desde felicidad extrema hasta ansiedad o temor de que algo le suceda al bebé.

Segundo y tercer trimestre del embarazo

Los cambios hormonales pueden continuar en el segundo y tercer trimestre, por lo que también pueden ocurrir rachas de llanto durante este tiempo.

Prepara la llegada de tu bebé con hasta un 15% de descuento ⬇⬇⬇lista de nacimiento bebe

Tu cuerpo está cambiando rápidamente, lo que también puede aumentar los niveles de ansiedad. Como resultado, algunas mujeres pueden sentirse más nerviosas en el segundo trimestre. Si es así, el estrés y las frustraciones cotidianas normales también podrían desencadenar episodios de llanto.

Y cuando se esté acercando el parto, probablemente tengas mucho en mente. Estás a punto de tener una responsabilidad adicional, ya sea tu primer hijo o si vas ampliar más la familia. Este puede ser un momento estresante, y si las emociones se disparan, podrían seguirles rachas de llanto.

¿Cuándo es el llanto durante el embarazo un problema más grave?

Si bien un cambio en las emociones y los períodos de llanto son una parte normal del embarazo, el llanto también puede ser un síntoma de un problema de salud mental más grave, como la depresión.

Distinguir la diferencia entre los cambios de humor normales del embarazo y la depresión puede ser complicado. Como regla general, la depresión también desencadenará otros síntomas, no solo el llanto. Estos síntomas incluyen:

  • Dificultad para concentrarse.
  • Pérdida de apetito.
  • Pérdida de interés en actividades favoritas.
  • Sentimientos de inutilidad.
  • Sentimientos de culpa.
  • Dormir demasiado.
  • Dormir muy poco.
  • Pensamientos de lastimarse a sí misma o a otros.

A veces, la depresión durante el embarazo es fugaz y se resuelve por sí sola. Pero si los síntomas duran 2 semanas o más, habla con tu médico.

¿Pueden el llanto y la depresión afectar a un bebé nonato?

Tener un período de llanto ocasional no es probable que dañe al bebé nonato. Sin embargo, una depresión más severa durante el embarazo podría tener un impacto negativo en su embarazo.

Un estudio de 2016 sugirió que los problemas de salud mental como la ansiedad y la depresión durante el embarazo pueden aumentar las posibilidades de parto prematuro y bajo peso al nacer. Otra revisión de estudios de 2015 encontró una conexión similar entre la angustia mental y el parto prematuro.

Si estás deprimida, es posible que no te cuides durante el embarazo tanto como lo harías de otra manera. Si no comes lo suficiente o no recibes suficientes nutrientes, te salta citas prenatales y llevas una vida muy sedentaria, es posible que tu bebé no reciba la atención adecuada.

Es importante recordar que la depresión no es culpa tuya, y descuidar tu salud es un efecto secundario de la depresión no tratada en lugar de una elección consciente.

Sabemos que nunca dañarías intencionalmente tu embarazo. Todo esto es solo para subrayar la importancia de hablar con tu médico, porque existen tratamientos, que son seguros para el embarazo, que pueden ayudar.

La depresión durante el embarazo también aumenta el riesgo de depresión posparto (DPP), lo que puede afectar la forma en que te vinculas con tu bebé. La DPP es común y no debe avergonzarte, pero es importante hablar con tu médico para que puedan ayudarte. â‡’ Depresión posparto - ¿Puede afectar al bebé?

¿Cómo tratar los episodios de llanto durante el embarazo?

Desafortunadamente, no puedes controlar los cambios hormonales durante el embarazo. Pero puedes tomar medidas para ayudar a aliviar los efectos de estos cambios, que pueden aliviar, o al menos reducir, las crisis de llanto.

  • Dormir lo suficiente. Dormir muy poco puede aumentar tus niveles de estrés, haciéndote más irritable. Trata de dormir al menos 7 a 9 horas cada noche.
  • Estar físicamente activa. Pregúntale a tu médico sobre ejercicios suaves que puedas hacer durante el embarazo para aumentar tu energía y mejorar tu salud mental. Sal a caminar, nada o toma una clase de aeróbicos de bajo impacto.
  • Habla con otras madres o mujeres embarazadas. Obtener apoyo, ya sea en internet o de un grupo local, también puede aliviar algo del miedo y la ansiedad asociados con el embarazo. Al hablar con otras mamás, puedes compartir consejos, relatar historias personales y brindarse apoyo emocional.
  • No te abrumes. Sí, prepararse para un nuevo bebé puede ser abrumador y estresante. Pero no sientas que tienes que hacer todo tu misma, o que tienes que hacer todo antes de que llegue el bebé. Este tipo de presión puede provocar frustración, culpa y crisis de llanto.
  • Si estás deprimida, habla con tu médico. Ciertos antidepresivos son seguros para tomar durante el embarazo. Además, tratar la depresión durante el embarazo puede reducir el riesgo de desarrollar DPP después del nacimiento del bebé.

Recuerda

El embarazo puede convertirte en un caos emocional, pero no estás sola. Ten la seguridad de que los episodios de llanto son perfectamente normales y que esta parte del embarazo probablemente no sea motivo de preocupación.

Pero si sientes que llorar es más que hormonal o si tienes problemas de salud mental, pide una cita con tu médico.

También te interesa leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!