síndrome hiperestimulación ovárico

Hiperestimulación ovárica: causas, complicaciones y tratamientos

Algunas mujeres con problemas de fertilidad utilizan a veces tratamientos estimulantes de la ovulación, pero en casos raros puede producirse una hiperestimulación ovárica. Te contamos lo que necesitas saber a continuación.

Hiperestimulación ovárica, ¿Qué es?

La hiperestimulación ovárica (SHO) es una complicación poco frecuente pero potencialmente grave de la estimulación ovárica, un tratamiento médico que aumenta el crecimiento de los folículos ováricos (un folículo ovárico es una estructura fisiológica situada en el ovario, que contiene el óvulo). Se produce en la segunda fase del ciclo menstrual de la paciente (la llamada fase lútea) o, a veces, incluso al principio del embarazo. No existe una hiperestimulación espontánea. La causa esencial es el tratamiento con la hormona estimulante del folículo (FSH). La mayoría de las veces, esta complicación se produce en casos de tratamientos de fecundación in vitro (FIV). La hiperestimulación ovárica puede tener consecuencias ováricas y biológicas.

¿Cuáles son las causas?

La hiperestimulación ovárica está relacionada con el desencadenamiento de la ovulación de los folículos maduros mediante la hormona LH. Esta hormona crea problemas en la circulación sanguínea.

Por lo general, hay entre 5 y 10 folículos presentes en los ovarios. En cada ciclo, se regeneran, pero sólo se desarrolla uno.

El tratamiento de inducción de la ovulación en el contexto de la fecundación in vitro tiene como objetivo estimular todos los folículos presentes. Esto es en sí mismo una hiperestimulación ovárica. Pero en la semántica, la hiperestimulación ovárica está vinculada a las consecuencias clínicas y biológicas.

Entre el 10 y el 15% de las mujeres se ven afectadas en los casos de FIV, la mayoría de ellas jóvenes, porque producen muchos más folículos ováricos que las pacientes de 39 a 40 años. Sin embargo, no todo puede figurar en las cifras.

Las mujeres con más riesgo de sufrir hiperestimulación ovárica:

sindrome hiperestimulacion ovarico

  • Menores de 35 años.
  • Bajo nivel de estrógenos durante el tratamiento de fertilidad.
  • Ovarios poliquísticos.
  • Mujeres delgadas.
  • La existencia de gestación. Es más probable cuando hay embarazo múltiple.

Síntomas de hiperestimulación ovárica:

  • Dolor o hinchazón en el abdomen.
  • Aumento de peso.
  • Distensión abdominal.
  • Disminución de la micción.
  • Dificultad para respirar.

Tratamiento en caso de hiperestimulación ovárica

Los casos leves de SHO no necesitan tratamientos y con medidas sencillas suelen mejorar:

  • Hacer reposo con las piernas en alto, pero alternando con paseos cortos y ligeros movimientos.
  • Beber más de dos litros de agua al día.
  • Evitar bebidas alcohólicas y con cafeína.
  • Evitar las relaciones íntimas.
  • Evitar el ejercicio físico.
  • Para aliviar las molestias y dolores ocasionados se pueden utilizar analgésicos (paracetamol).

El SHO desaparecerá espontáneamente tras la menstruación.

En caso de que se logre un embarazo teniendo un SHO, hay que tener en cuenta que los elevados niveles de HCG favorecerán el desarrollo de SHO, lo que significa que no impedirá el embarazo y posiblemente tarde algunas semanas en desaparecer. Los síntomas es posible que empeoren pero eso no afectará al desarrollo del embarazo ni al feto. Solo afectarán a la mujer.

¿Cuáles son los riesgos y las complicaciones de la hiperestimulación ovárica?

La hiperestimulación ovárica puede provocar trastornos metabólicos:

  • Riesgos venosos.
  • Riesgos de flebitis.
  • Riesgos de embolias pulmonares.
  • Riesgo de insuficiencia renal.

Estos fenómenos pueden requerir a veces la hospitalización en cuidados intensivos en casos extremos. Ahora se puede modificar el tipo de desencadenamiento de la ovulación por medio de hormonas diferentes a la hormona LH. Esto permite evitar las consecuencias de la hiperestimulación ovárica en el 95% de los casos.

El riesgo de hiperestimulación ovárica es más frecuente en las pacientes con síndrome de ovario poliquístico (SOP), que se manifiesta por trastornos de la ovulación, un aumento del volumen ovárico con la presencia de un gran número de folículos y trastornos hormonales.

También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!