¿Puede una mujer embarazada comer Perritos calientes? embarazo

Los criterios para saber si se pueden comer perritos calientes durante el embarazo no siempre están claros, ya que dependen de si el perrito está cocinado y a qué temperatura. A continuación, lo que necesitas saber sobre cómo comer perritos calientes de forma segura durante el embarazo.

Las mujeres embarazadas pueden comer perritos calientes si se cocinan a una temperatura interna de 75ºC y están bien calientes cuando se sirven. La parrilla y el microondas son buenas formas de cocinar los perritos calientes para eliminar el riesgo de listeria. Los perritos calientes tibios o sin cocinar no son seguros durante el embarazo.

Hay muchas más preguntas en torno a los perritos calientes y productos similares, como por ejemplo si se deben consumir las versiones sin nitrato, las que son sólo de carne de vacuno o las que se encuentran en latas, tarros o botes. A continuación, respondemos estas cuestiones para que puedas elegir con mayor seguridad qué comer durante el embarazo.

¿Qué tipos de perritos calientes son seguros para comer durante el embarazo?

Los perritos calientes requieren cierta precaución porque están hechos de carne procesada. Los perritos calientes pueden contener listeria (o estar contaminados con ella después de su fabricación) y, por tanto, deben cocinarse a fondo a una temperatura que elimine la Listeria monocytogenes, la bacteria nociva que provoca la listeriosis.

La listeriosis es una enfermedad grave, aunque poco frecuente, transmitida por los alimentos, que puede causar problemas importantes en el embarazo, incluido el aborto.

La seguridad de los perritos calientes depende de la temperatura de cocción y de servicio más que de cómo estén hechos. Los perritos calientes deben calentarse a una temperatura interna de 75ºC.

Puedes utilizar un termómetro de carne para comprobarlo si los prepara tú misma, o si los comes en una barbacoa o en cualquier otro lugar, el perrito caliente debe estar "humeante" y no simplemente caliente.

Hay que tener más cuidado al cocinar perritos calientes congelados, sobre todo en la parrilla o la barbacoa. Pueden parecer cocidos por fuera pero estar poco hechos o fríos por dentro. La única forma fiable es utilizar un termómetro de carne, para estar absolutamente segura.

¿Qué tipo de perritos calientes no son seguros para las mujeres embarazadas?

🤰🏻👶🏻🎁 Crea tu lista de nacimiento y actualízala siempre que quieras. Comparte tu lista con familiares y amigos para que puedan acertar con el regalo que necesitas â‡“⇓⇓lista de nacimiento bebe 

En resumen, todos los que no se comen muy calientes al poco tiempo de ser cocinados. Los ejemplos reales de perritos calientes que no son seguros durante el embarazo son los siguientes:

  • Cualquiera que esté crudo, directamente en el paquete, tarro, bolsa, etc. Siempre hay que cocinarlos primero hasta que estén bien calientes.
  • Los que se venden en la calle, en puestos de perritos calientes, en gasolineras o similares, donde los perritos calientes se mantienen templados, pero no calientes. Esto incluye los que se ven rodando por una plancha caliente o se mantienen en agua caliente en grupos hasta que se colocan en el bollo.
  • Perros calientes en una barbacoa o fiesta que han sido cocinados, retirados de la barbacoa o parrilla, emplatados y dejados por un tiempo.
  • Perros calientes que se han cocinado previamente y se han mezclado con otra cosa (por ejemplo, troceados en una ensalada).
  • Cualquier perrito caliente, cocinado o no, que se haya almacenado de forma inadecuada, es decir, que se haya dejado a temperatura ambiente o que haya estado demasiado tiempo fuera de la nevera. Esto incluye los perritos calientes que se hayan dejado demasiado tiempo en algún lugar caliente o a temperatura ambiente antes de cocinarlos.

¿Pueden las mujeres embarazadas comer perritos calientes de latas, tarros o botes?

Casi todos los perritos calientes se elaboran de la misma manera y el método de almacenamiento no influye en si se pueden comer durante el embarazo. Independientemente de cómo estén envasados, deben cocinarse bien antes de comerlos, si estás embarazada.

Cómo cocinar los perritos calientes para que sean seguros durante el embarazo

Cualquiera de los métodos habituales de cocción de perritos calientes está bien, lo esencial es la temperatura interna 75ºC.

Cuando cocines los perritos calientes, asegúrate de comerlos poco después de cocinarlos y no los dejes reposar o enfriar durante demasiado tiempo. Ten cuidado cuando los cocines a partir de un producto congelado para asegurarte de que se cocinan por completo.

Comprueba siempre las instrucciones de cocción del paquete y asegúrate de que el perrito caliente esté bien caliente y se sirva o coma inmediatamente.

⇒ Alimentos que se deben evitar cuando se está Embarazada

⇒ Â¿Cómo y qué comer durante el embarazo?

⇒ 13 Recetas de postres para el embarazo

🔅 También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!

Menudo Embarazo: Guía sobre el embarazo      inglés para niños