¿Puede una mujer embarazada tomar lubina? embarazo

¿Es seguro comer lubina durante el embarazo?

Cuidar la dieta significa incluir una gran cantidad de nutrientes esenciales como proteínas, hierro, vitamina D, vitamina B12 y minerales como el yodo, el zinc y el selenio, que ayudarán a satisfacer las crecientes necesidades del feto en desarrollo. Por desgracia, el pescado que comemos contiene contaminantes y toxinas como el mercurio que se encuentra en las masas de agua y que puede ser perjudicial cuando se ingiere. El contenido de ácidos grasos omega-3 del pescado favorece el desarrollo del cerebro y el sistema nervioso del feto, al tiempo que reduce el riesgo de preeclampsia, bajo peso al nacer y parto prematuro. Aunque la mayoría de los pescados son seguros para consumir durante el embarazo, los pescados como la lubina pueden estar contaminados con bifenilos policlorados (PCB) y mercurio. Con la creciente preocupación por los niveles de mercurio, hay que tener en cuenta el impacto potencial de la lubina y el embarazo, especialmente las restricciones dietéticas relacionadas con el embarazo, antes de optar por consumir este delicioso pescado cuando se está embarazada.

¿Qué es la lubina?

La lubina es un nombre común para varias especies de peces marinos. Son peces relativamente pequeños que prefieren las regiones menos profundas de los mares cálidos y tropicales. Su variada dieta incluye desde los crustáceos y moluscos más pequeños hasta los miembros de su especie del tamaño de un bocado. Este pez parecido a la perca tiene una atractiva piel plateada y escamas duras que hay que quitar antes de cocinar. El pez también tiene espinas y cubiertas branquiales afiladas. La cola suele ser de bordes rectos o redondeados. La carne de la lubina, firme, de color blanco cremoso y ligeramente aceitosa, tiene un sabor suave, tierno y mantecoso, con un cruce sutilmente dulce entre el bacalao y la caballa.

¿Es seguro consumir lubina durante el embarazo?

El pescado es una rica fuente de proteínas, hierro y zinc, necesarios para el crecimiento del bebé. Los ácidos grasos omega-3 de muchos pescados incluyen DHA, que es bueno para el desarrollo del cerebro de tu bebé. Sin embargo, el pescado también contiene niveles de mercurio que pueden acumularse en tu sangre debido a un consumo más frecuente. El mercurio puede permanecer en el cuerpo durante bastante tiempo y puede perjudicar el crecimiento del feto. Baja en calorías, una ración de lubina es una excelente fuente de proteínas, selenio y ácidos grasos esenciales omega-3, lo que hace que la lubina sea buena para el embarazo. También contiene niveles similares de ciertos contaminantes que cualquier otro pescado azul. Mientras que la lubina rayada y la lubina negra contienen niveles moderados de estos contaminantes, la lubina chilena contiene altos niveles de mercurio y podría provocar una intoxicación por mercurio. Así pues, la lubina es un pescado delicioso que puede disfrutarse como ingrediente de diversas preparaciones culinarias. Puede tomarse con moderación y limitarse a su ingesta máxima de dos raciones por semana.

La mayoría de las especies de lubina (excepto la lubina chilena) contienen bajos niveles de mercurio, lo que las convierte en una excelente opción de pescado durante el embarazo.

Debido a los distintos niveles de contaminantes en las diferentes variedades de lubina, si no estás segura de la procedencia y del nivel de mercurio lo más seguro es evitar su consumo por completo en el caso de las mujeres embarazadas que ya tienen algunas complicaciones de salud.

🤰🏻👶🏻🎁 Crea tu lista de nacimiento y actualízala siempre que quieras. Comparte tu lista con familiares y amigos para que puedan acertar con el regalo que necesitas â‡“⇓⇓

lista de nacimiento bebe 

¿Es seguro comer lubina cruda durante el embarazo?

Comer pescado crudo o poco cocinado puede exponer al bebé en crecimiento al mercurio, las bacterias y otros parásitos dañinos durante el embarazo. Por eso es fundamental que las mujeres embarazadas lo eviten.

Las formas más seguras de consumir lubina durante el embarazo

Todo el pescado debe cocinarse a 70°C antes de consumirlo durante el embarazo. La lubina a la parrilla que se ha cocinado adecuadamente es relativamente segura durante el embarazo. Cualquier lubina se suele sazonar con limón y hierbas y se cocina en una parrilla bien engrasada hasta que la piel se vuelva opaca y escamosa. La lubina puede freírse en una sartén y servirse con verduras o ensalada fresca. La lubina puede cocinarse en el horno durante 25 minutos y servirse con pimientos, piñones y aceitunas para evitar la cocción con aceite, que puede añadir grasa y calorías adicionales a la dieta. En general, la lubina es una opción de pescado nutritiva siempre que verifiques la especie y te asegures de que está bien cocinada.

¿Es seguro consumir lubina durante la lactancia?

La lubina es una buena fuente de proteínas que puede aportar energía. Es una buena fuente de ácidos grasos como el ácido docosahexaenoico (DHA), que ayuda a promover el desarrollo cerebral del bebé. Las vitaminas A, B, B6 y los minerales como el potasio, el hierro y el zinc presentes en la lubina también son beneficiosos para las madres lactantes y el feto en crecimiento. Por lo tanto, es seguro comer lubina durante la lactancia, pero la cantidad de consumo debe ser limitada.

¿Pueden los bebés comer lubina?

Es mejor evitar alimentar a los bebés pequeños con lubina debido al mercurio que contiene. Los bebés de un año o más pueden comer lubina con seguridad, pero la cantidad de consumo debe ser limitada. Además, los padres deben vigilar la reacción al comer lubina, ya que algunos niños pueden mostrar reacciones alérgicas al pescado o al marisco en general. Limita la cantidad de consumo para que tus hijos puedan estar protegidos del mercurio presente en la lubina y otros mariscos.

⇒ Alimentos que se deben evitar cuando se está Embarazada

⇒ Â¿Cómo y qué comer durante el embarazo?

⇒ 13 Recetas de postres para el embarazo

🔅 También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Menudo Embarazo: Guía sobre el embarazo      inglés para niños