¿Puede una mujer embarazada tomar semillas de lino o linaza? embarazo

¿Es seguro comer linaza durante el embarazo?

Existen consejos contradictorios sobre la linaza durante el embarazo.

En general, no se recomienda consumir linaza o aceite de linaza durante el embarazo, a pesar de sus numerosos beneficios para la salud.

El Centro Nacional de Salud Complementaria e Integrativa de EE.UU. también aconseja a las mujeres embarazadas que eviten las semillas de lino.

Las semillas de lino contienen más lignanos que la mayoría de los demás alimentos. Los lignanos son fitoestrógenos que tienen un efecto estrogénico o antiestrogénico.

Cualquier alimento con tales efectos debe ser tratado con precaución por las mujeres embarazadas. Los estudios sobre la linaza o las semillas de lino durante el embarazo son limitados, y estos efectos estrogénicos pueden afectar negativamente al embarazo.

Un estudio realizado en 2007 en animales también encontró una posible correlación entre el consumo de linaza durante el embarazo y la posterior susceptibilidad de las crías al cáncer de mama. Sin embargo, no fue concluyente, y aún no se ha estudiado nada similar en humanos.

En algunos países, los consejos son diferentes. Se sugiere que las mujeres embarazadas reduzcan o limiten su consumo a cantidades alimenticias de linaza en lugar de evitarla por completo, hasta un máximo de 45g al día. Sin embargo, el consejo de evitar por completo el aceite de linaza es el mismo.

Como ocurre con muchos alimentos durante el embarazo, todo depende de tu elección personal.

Si, por ejemplo, sigues una dieta vegana o vegetariana, es posible que quieras consumir pequeñas cantidades de semillas de lino por su contenido en nutrientes.

Si crees que puedes obtener los mismos nutrientes de otras fuentes durante el embarazo (comiendo pescado para obtener los omega-3, por ejemplo), entonces puede que quieras evitar la linaza por completo mientras dure tu embarazo.

Hay dos tipos de linaza: la marrón y la dorada. La linaza también se denomina semilla de lino y puede presentarse en forma de semillas enteras, molidas o en polvo.

¿Existen beneficios de comer semillas de lino durante el embarazo?

🤰🏻👶🏻🎁 Crea tu lista de nacimiento y actualízala siempre que quieras. Comparte tu lista con familiares y amigos para que puedan acertar con el regalo que necesitas â‡“⇓⇓

lista de nacimiento bebe 

Las semillas de lino son una excelente fuente del ácido graso omega-3 llamado ácido α-linolénico (ALA), que es esencial para todos nosotros, y más aún cuando se está embarazada.

Esto se debe a que los omega-3 ayudan al desarrollo del cerebro del feto, especialmente durante el primer trimestre.

Sin embargo, hay otros alimentos que también contienen ALA en cantidades generosas, por lo que la linaza no es su única opción en el embarazo.

Los omega-3 de la linaza tampoco son los mismos que los ácidos grasos omega-3 de cadena larga que se encuentran en alimentos como el pescado.

Para obtener los omega-3 de forma segura, elige otros alimentos como el pescado azul o las nueces, que no tienen efectos adversos conocidos durante el embarazo.

Las semillas de lino pueden ayudar a mantener el azúcar en la sangre bajo control. Sin embargo, hay alternativas más seguras que cumplen la misma función, como la avena, y alimentos ricos en proteínas como el pavo, el pollo y el pescado.

¿Pueden las semillas de lino ayudar con el estreñimiento en el embarazo?

Debido a que no se recomienda comer semillas de lino durante el embarazo, no necesariamente tienes que recurrir a ellas para combatir el estreñimiento.

Puedes optar por otros alimentos que te ayuden de forma segura, como las ciruelas pasas, las semillas de chía, las legumbres, las frutas frescas y las verduras.

Aceite de linaza en la piel durante el embarazo

No sólo se recomienda tener cuidado con el consumo de aceite de linaza como alimento, sino que también puede haber problemas cuando se aplica a la piel.

Si tienes programada una cesárea o cualquier otro tipo de cirugía, debes saber que el aceite de linaza puede aumentar el riesgo de hemorragia.

Si usas una pequeña cantidad, deja de usarlo al menos dos semanas antes de la cirugía programada.

Por esta razón, es aconsejable comprobar las etiquetas al elegir los productos para el cuidado de la piel, ya que muchas cremas, lociones, jabones y champús contienen aceite de linaza o de linaza.

Si realmente quieres comer linaza durante el embarazo (por ejemplo, si sigues una dieta basada en vegetales), entonces puedes hacerlo en pequeñas cantidades - y asegúrate de que la linaza se mantiene fresca y no está cruda.

Si ya has consumido linaza durante el embarazo, es poco probable que te haya hecho daño en cantidades alimentarias, aunque es posible que quieras evitarla durante el resto del embarazo.

Comprueba las etiquetas de las galletas, los cereales y las barritas de cereales, y las mezclas de superalimentos, ya que muchos pueden contener linaza.

También es una buena idea consultar a tu médico, porque los riesgos potenciales (y las incógnitas) superan a los beneficios, así que infórmate y opta por las opciones más seguras para tener un embarazo sano y feliz.

⇒ Alimentos que se deben evitar cuando se está Embarazada

⇒ Â¿Cómo y qué comer durante el embarazo?

⇒ 13 Recetas de postres para el embarazo

🔅 También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!

Menudo Embarazo: Guía sobre el embarazo      inglés para niños