¿Puede una mujer embarazada comer lichi - Litchi? Embarazo

¿Es seguro comer lichi - Litchi durante el embarazo?

El embarazo es una época en la que a las mujeres se les antojan alimentos inusuales. Si estás embarazada, habrá días en los que te apetecerán ciertos alimentos, que pueden no ser precisamente buenos para tu salud. Tendrás que tener mucho cuidado con lo que comes, ya que lo que comes tendrá un impacto en la salud de tu bebé. Si incorporas ciertas frutas y verduras a tu dieta, podrás aumentar la ingesta de nutrientes y asegurar el crecimiento y desarrollo adecuados de tu bebé. Sin embargo, no todas las frutas que comas serán buenas para tu salud. Hay ciertas frutas, como los litchis, que pueden no ser precisamente buenas para la salud. Si te gusta comer litchis, lee este artículo para saber por qué no son recomendables en tu dieta durante el embarazo.

¿Se puede comer lichi durante el embarazo?

El litchi, también conocido como "lichi" o "lichee", es una fruta tropical de olor y sabor dulces. Su sabor es delicioso, pero aparentemente no es seguro su consumo durante el embarazo, ya que se sabe que eleva los niveles de azúcar en sangre y provoca diabetes gestacional. Los litchis también pueden contribuir a las infecciones y provocar hemorragias. Por lo tanto, hay que evitar el consumo de litchis durante el embarazo. Sin embargo, si aún así quieres comerlos, te recomendamos que consultes a tu médico o nutricionista al respecto.

Efectos secundarios del consumo de lichis durante el embarazo

Los lichis no deben consumirse durante el embarazo, ya que tienen ciertos efectos negativos para la salud de la mujer. A continuación, te presentamos los efectos negativos de consumir demasiados litchis durante el embarazo.

Aumenta el calor en el cuerpo

Comer demasiados litchis durante el embarazo puede aumentar el calor en el cuerpo, lo que puede dar lugar a diversas complicaciones en el embarazo.

Hemorragia

Comer demasiados litchis puede provocar una hemorragia durante el embarazo, lo que puede servir como posibles desencadenantes de la misma.

Diabetes

Los litchis también aumentan los niveles de azúcar en la sangre, lo que puede provocar el desarrollo de diabetes durante el embarazo.

Mortinato

El nacimiento de un mortinato también es un efecto secundario de comer demasiados litchis durante el embarazo. El bebé puede contraer ciertas infecciones si se comen litchis, de ahí que sea mejor evitarlos.

Alergias

Consumir litchis en cantidades excesivas puede provocar diversas alergias. Comer más litchis puede provocar picores, hinchazón de labios, urticaria, etc.

¿Cuántos lichis podría comer una embarazada?

🤰🏻👶🏻🎁 Crea tu lista de nacimiento y actualízala siempre que quieras. Comparte tu lista con familiares y amigos para que puedan acertar con el regalo que necesitas â‡“⇓⇓

lista de nacimiento bebe 

Comer demasiados litchis puede provocar diversas complicaciones en el embarazo, por lo que deben evitarse. Pero si quieres consumirlo durante el embarazo, debes hacerlo con moderación, mejor aún después de consultar con tu médico nutricionista.

Los lichis son una fuente de nutrientes y minerales vitales, pero es mejor evitarlos durante el embarazo. Pero si quieres disfrutar de esta fruta, te sugerimos que hables primero con tu médico. Come sano, mantente segura y ten un embarazo saludable.

⇒ Alimentos que se deben evitar cuando se está Embarazada

⇒ Â¿Cómo y qué comer durante el embarazo?

⇒ 13 Recetas de postres para el embarazo

🔅 También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!

Menudo Embarazo: Guía sobre el embarazo      inglés para niños