¿Puede una mujer embarazada comer Azafrán? embarazo

¿Pueden las mujeres embarazadas comer azafrán?

El azafrán es la especia más cara del mundo. Se utiliza mucho como especia y medicina. El azafrán se obtiene de la flor del Crocus sativus. Para preparar 450 gramos de azafrán se necesitan unas 75.000 flores de azafrán. Esta es la única razón que hace que esta especia sea la más costosa. Desde la antigüedad, sobre todo en la India, el consumo de azafrán y el embarazo están estrechamente relacionados por diversas razones. De ahí que un consejo general que recibe una mujer embarazada sea el de incorporar el azafrán a su dieta de embarazo. Se considera uno de los ingredientes vitales que ayudan a resolver diversos problemas en el periodo de embarazo de las mujeres. El azafrán también actúa como relajante muscular.

¿Es seguro tomar azafrán durante el embarazo?

Sí, es muy seguro y beneficioso tomar azafrán durante el embarazo. Pero una ingesta excesiva puede dar lugar a complicaciones no deseadas e incluso preparar el terreno para un desafortunado aborto. Se aconseja un consumo limitado de azafrán. Además, consulta a tu médico antes de tomar azafrán.

¿Cuánta cantidad de azafrán se puede tomar en el embarazo?

Durante el embarazo, puedes empezar a tomar la dosis recomendada de azafrán en cualquier momento. Sin embargo, es aconsejable tomar azafrán a partir del segundo trimestre. De hecho, se dice que el segundo trimestre es el momento en el que el embarazo se considera estable y, además, las molestias iniciales de las náuseas matutinas y las náuseas también proporcionan cierto alivio. Un estudio sugiere incluir el azafrán en el menú desde el momento en que la madre empieza a conocer el movimiento del bebé. La razón es que el primer trimestre no es un buen momento para experimentar con cosas nuevas en la comida diaria. Puedes tomar un vaso de leche con azafrán en el desayuno y durante la noche. Algunas mujeres embarazadas también añaden unas cuantas hebras de azafrán a sus comidas.

Una cantidad de azafrán superior a la aconsejable puede provocar diferentes complicaciones en el transcurso del embarazo. La dosis sugerida es de menos de 250 mg al día (en general se utiliza en la leche, los alimentos y los postres). A continuación se enumeran algunos de los efectos adversos del consumo de azafrán por encima de la dosis sugerida

Consumir 500 mg de azafrán al día puede afectar negativamente a la presión arterial. En caso de que tengas la presión arterial baja, vigila la cantidad de azafrán que ingieres y mantenla siempre por debajo de los 250 mg.

La ingesta de 2 gramos de azafrán al día puede iniciar la contracción uterina y, por tanto, provocar un aborto y un parto prematuro.

El azafrán debe adquirirse siempre de una fuente de confianza que respete los estrictos procedimientos de calidad y las buenas prácticas de fabricación aceptadas por la industria.

Opta por el azafrán de color rojo oscuro y profundo. Cuanto más oscuro sea el color, más beneficiosa y aromática será la especia.

El azafrán está disponible en el mercado tanto en polvo como en hebras. Se recomienda elegir siempre las hebras para asegurarse de su calidad.

No compres nunca azafrán que se venda suelto. Para almacenar el azafrán, envuélvelo en papel de aluminio, colócalo en un recipiente hermético y guárdalo en un lugar fresco.

Beneficios del azafrán para la salud durante el embarazo:

Controla la hipertensión:

La presión arterial alta es uno de los problemas comunes que se encuentran durante el embarazo. La presión arterial elevada es una amenaza tanto para la madre como para el bebé que está por nacer. Está científicamente demostrado que el potasio y la crocetina del azafrán ayudan a controlar la presión arterial.

Mejora la digestión:

La mala digestión es uno de los problemas más comunes del embarazo. Ya sea por la hinchazón, la acidez o el estreñimiento, el azafrán mejora el metabolismo y la digestión. El consumo regular de azafrán incluso ayuda a calmar la acidez gastrointestinal al formar una capa en la pared interna del intestino.

Alivia las náuseas matutinas:

El azafrán puede hacer maravillas para las náuseas matutinas, ya que ayuda a deshacerse de los mareos y las náuseas.

Combate la alergia:

Durante el embarazo, el cuerpo de la madre se centra en el bebé por nacer. Por ello, la inmunidad de la futura madre disminuye y puede tener que luchar contra frecuentes ataques de congestión, tos y resfriados.

Aumenta el nivel de hierro:

🤰🏻👶🏻🎁 Crea tu lista de nacimiento y actualízala siempre que quieras. Comparte tu lista con familiares y amigos para que puedan acertar con el regalo que necesitas â‡“⇓⇓

lista de nacimiento bebe 

Las mujeres embarazadas tienen que consumir hierro en buenas cantidades, lo que no sólo les ayudará a recuperarse de los calambres y el dolor, sino que también alimentará al feto para que se nutra y crezca en un entorno propicio. El azafrán se considera una buena fuente de hierro que ayuda en la mejora de los niveles de hemoglobina también.

Aumenta el apetito:

Durante el embarazo, la nutrición es imprescindible. Sin embargo, se dice que el grado habitual de apetito disminuye durante el embarazo y, por lo tanto, la futura madre tiende a comer menos que la comida habitual. Esto puede hacer que el cuerpo entre en el modo de inanición que desencadenará la desnutrición. El azafrán aumenta el apetito ya que potencia las funciones digestivas y, por lo tanto, le permite vencer estas amenazas.

Ayuda a prevenir la caída del cabello relacionada con el embarazo:

Los desequilibrios hormonales que se producen durante el embarazo pueden afectar al crecimiento del cabello. La caída del cabello es la principal queja de una mujer embarazada. El azafrán ayuda a reducir la intensidad de la caída del cabello relacionada con el embarazo. Hacer una pasta fina con un par de hebras de azafrán, leche y regaliz y aplicar esta pasta en el cuero cabelludo ayuda en la prevención de la caída del cabello y estimula el rebrote del cabello.

Ayuda a elevar el estado de ánimo:

La mayoría de las mujeres experimentan cambios de humor durante el embarazo debido a las fluctuaciones hormonales o la ansiedad sobre el progreso del embarazo. En la mayoría de los casos, estos cambios de humor te hacen propensa a las depresiones, irritaciones y te vuelven impulsiva. El azafrán actúa como antidepresivo, y su consumo te ayudará a mejorar tu estado de ánimo y te hará sentir feliz.

Alivia los calambres musculares:

Cuando llega el tercer trimestre, la embarazada se queja de fuertes calambres musculares en las piernas. También puede sufrir dolores articulares. El azafrán tiene una propiedad antiespasmódica que ayuda en la relajación de las articulaciones mediante la reducción de las contracciones en los músculos de las piernas que alivia los calambres musculares.

Ayuda a prevenir la deficiencia de hierro:

A veces, la dieta de una mujer embarazada no satisface la demanda requerida de hierro. Como resultado de esto, las mujeres embarazadas son más propensas a la anemia por deficiencia de hierro. La ingesta de azafrán con regularidad (en la cantidad recomendada) puede ayudar a prevenir la anemia por deficiencia de hierro, ya que es una rica fuente de hierro.

Ayuda a recuperar el aspecto de la piel:

En la mayoría de los casos, las mujeres embarazadas sufren dolencias en la piel. El brillo de la piel se pierde, y por lo tanto, su apariencia disminuye significativamente. Para restaurar el brillo de la piel, puede incluir el azafrán en los paquetes de la cara.

Efectos secundarios del azafrán durante el embarazo:

Aunque el azafrán es muy beneficioso en el transcurso del embarazo, el consumo de cantidades excesivas de azafrán puede provocar también algunos efectos secundarios graves. Los efectos secundarios más conocidos son:

  1. Riesgo de aborto: El azafrán, si se consume en exceso, desencadena contracciones uterinas, lo que puede provocar un aborto.
  2. Sensibilidad: Algunas mujeres embarazadas pueden experimentar náuseas, sequedad de boca, dolores de cabeza y ansiedad después de consumir azafrán, y esto indica una reacción alérgica al azafrán. El sangrado de la nariz y el entumecimiento de los párpados y los labios es el signo de una complicación alérgica grave.
  3. Vómitos: Los vómitos son uno de los peores efectos secundarios del azafrán. Durante los vómitos, el cuerpo pierde agua, lo que provoca deshidratación y pérdida de ciertos nutrientes vitales, lo que se traduce en vértigo y cansancio.

¿Cómo hacer leche de azafrán?

Lleva un vaso de leche a un recipiente y hiérvelo. A continuación, añade de 2 a 3 hebras de azafrán, almendras picadas y ponlo a hervir a fuego lento durante 5-6 minutos.

También puedes añadir una pizca de cardamomo y pistachos. El sabor se impregnará y el color de la leche se volverá amarillento.

Añade 2-3 cristales de azúcar para endulzar si lo deseas. Viértelo en un vaso. La leche con azafrán está lista.

⇒ Alimentos que se deben evitar cuando se está Embarazada

⇒ Â¿Cómo y qué comer durante el embarazo?

⇒ 13 Recetas de postres para el embarazo

🔅 También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.