¿Puede una mujer embarazada comer uvas? embarazo

¿Pueden las mujeres embarazadas comer uvas?

Estás embarazada y el deseo de comer uvas te golpea con fuerza. Ese sabor dulce y la satisfacción de morder la piel tensa de una uva fresca no pueden salir de tu mente. Pero de repente te acuerdas de que no hay que comer uvas durante el embarazo.

Es posible que hayas oído que las uvas no son seguras durante el embarazo, pero en realidad, en general no hay problema en comerlas cuando se está embarazada. Aunque contienen un antioxidante llamado resveratrol que puede perjudicar el desarrollo del feto, la cantidad que contienen las uvas es demasiado pequeña para suponer un peligro para ti o para tu bebé.

De hecho, el resveratrol tiene muchos beneficios para tu bebé cuando lo consumes comiendo uvas. Si se consumen con moderación como parte de una dieta equilibrada, las uvas suelen tolerarse bien durante el embarazo.

¿Es seguro comer uvas durante el embarazo?

En general, se puede comer uvas durante el embarazo. Son una buena fuente de fibra y agua y contienen vitaminas y antioxidantes. Puedes incluir las uvas en tu dieta durante el embarazo de forma segura añadiéndolas a las ensaladas, mezclándolas con yogures o gachas y mezclándolas en un batido.

Cada embarazo es diferente. Consulta con tu médico sobre tus circunstancias si tienes alguna duda sobre el consumo de uvas durante el embarazo.

¿Comer uvas es seguro para el bebé?

🤰🏻👶🏻🎁 Crea tu lista de nacimiento y actualízala siempre que quieras. Comparte tu lista con familiares y amigos para que puedan acertar con el regalo que necesitas â‡“⇓⇓

lista de nacimiento bebe 

Las uvas son seguras para tu bebé, pero evita tomar suplementos de resveratrol. El resveratrol es un antioxidante que se encuentra de forma natural en las uvas y que, en realidad, es bueno para el bebé en pequeñas cantidades. En cantidades concentradas, como en los suplementos, puede afectar al desarrollo del hígado del bebé.

Beneficios de comer uvas durante el embarazo

Las uvas tienen muchos beneficios para ti y para tu bebé, además de satisfacer tus antojos.

Antioxidantes

Las uvas contienen muchos tipos de antioxidantes, que os benefician a ti y a tu bebé. Los antioxidantes refuerzan la inmunidad y favorecen la cicatrización. Pueden reducir el riesgo de complicaciones en el embarazo, como la preeclampsia y la restricción del crecimiento fetal.

Buena fuente de fibra

La fibra es importante durante el embarazo para reducir el riesgo de padecer diabetes y preeclampsia. También te ayuda a evitar el estreñimiento, una dolencia común en el embarazo. Las uvas contienen mucha fibra y son una buena opción para tu ingesta diaria total de fibra.

Es más probable que sufras estreñimiento durante el embarazo, especialmente si tomas suplementos de hierro. Como tienen un alto contenido en fibra, las uvas ayudan a ablandar las heces y a aflojar los movimientos intestinales.

Hidratación

Tendrás que aumentar la ingesta de líquidos durante el embarazo, para poder producir suficiente líquido amniótico que favorezca el desarrollo de tu bebé. También es necesario que te mantengas hidratada para facilitar la digestión y evitar el estreñimiento. Las uvas tienen entre un 80 y un 90% de agua, por lo que comerlas te ayudará a obtener el líquido que necesitas.

Vitaminas y nutrientes

Las uvas contienen muchas de las vitaminas y nutrientes que favorecen un embarazo saludable.

Es importante consumir suficiente vitamina C para tu propia salud y para favorecer el desarrollo de tu bebé. Sólo 10 uvas tienen alrededor de 1,5 miligramos de vitamina C.

Las uvas también contienen vitamina A, un nutriente crucial para la formación del cuerpo de tu bebé y el desarrollo de sus ojos. No consumir suficiente vitamina A durante el embarazo se ha asociado a una mayor probabilidad de muerte infantil por infección. La carencia de vitamina A también puede provocar ceguera nocturna en la embarazada.

Además, las uvas rojas contienen hierro, que desempeña un papel vital en el desarrollo del cerebro del feto.

Recomendaciones de seguridad

Come uvas pero evite los suplementos

Los antioxidantes que se encuentran de forma natural en las uvas tienen muchos beneficios tanto para ti como para tu bebé. Dicho esto, es importante recordar que algunas sustancias son tóxicas en cantidades mayores o más concentradas. Este es el caso del antioxidante resveratrol.

El resveratrol, que se encuentra en las uvas, los arándanos y el chocolate negro, tiene poderes curativos particularmente fuertes para un antioxidante. Sin embargo, los estudios en animales indicaron que altas cantidades de resveratrol pueden causar daños en el páncreas del feto.

Aunque los estudios en animales no siempre se trasladan con exactitud a los humanos, es mejor pecar de precavido. Come uvas, pero evita los suplementos que anuncian beneficios similares.

Contenido de azúcar

Como todas las frutas, las uvas contienen azúcar natural. Están en el extremo superior con 15 gramos de azúcar por taza. Un poco de azúcar natural es necesario para una dieta saludable, pero come uvas y otras frutas con moderación para asegurarte de que estás recibiendo una cantidad equilibrada.

Si tienes riesgo de padecer diabetes gestacional, es posible que tengas que vigilar más tu consumo de azúcar. Habla con tu médico para ver si necesitas abstenerte de comer uvas o limitar la cantidad de uvas que comes.

Lavar las uvas antes de comerlas

Es importante lavar toda la fruta antes de comerla para eliminar la suciedad o los restos que se hayan introducido en la superficie de la fruta durante su viaje desde el huerto hasta el plato. El lavado también ayuda a eliminar los pesticidas. Se ha comprobado que las uvas mantienen niveles comparativamente altos de pesticidas en su piel. Lavarlas eliminará la mayor parte de los residuos de pesticidas.

Si te preocupan los pesticidas, elige uvas con la etiqueta de orgánicas. Aun así, debes lavar las uvas ecológicas antes de comerlas.

⇒ Alimentos que se deben evitar cuando se está Embarazada

⇒ Â¿Cómo y qué comer durante el embarazo?

⇒ 13 Recetas de postres para el embarazo

🔅 También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!

Menudo Embarazo: Guía sobre el embarazo      inglés para niños