¿Puede una mujer embarazada comer pollo?

Hay muchos cambios físicos que se producen en el cuerpo durante el embarazo que justifican un cambio en los hábitos alimenticios. Por lo tanto, es esencial saber qué alimentos pueden incluirse en la dieta y cuáles deben evitarse. El pollo es uno de los alimentos que se recomienda consumir a una mujer embarazada, ya que es una buena fuente de proteínas y aporta otras vitaminas y minerales esenciales, pero, ¿Cómo evitar riesgos a la hora de consumirlo?

¿Es seguro comer pollo durante el embarazo?

El pollo es un alimento muy nutritivo que está repleto de proteínas y nueve aminoácidos esenciales, que son los componentes básicos de los músculos. El pollo tiene un bajo contenido en grasa, por lo que es una rica fuente de nutrientes necesarios para una mujer embarazada.

Es importante que el pollo que consuman las embarazadas esté bien cocinado. Debe evitarse el pollo crudo y sin cocinar, ya que puede estar contaminado por una bacteria llamada Listeria. Calentar el pollo a más de 160 grados puede matar la bacteria, haciendo que el pollo sea seguro para su consumo.

Beneficios de comer pollo durante el embarazo

El pollo contiene proteínas magras y otras vitaminas y minerales importantes. Comer pollo al principio del embarazo proporcionará los nutrientes necesarios para ayudar al desarrollo saludable del bebé en el útero.

A continuación se enumeran otros beneficios de comer pollo durante el embarazo:

🤰🏻👶🏻🎁 Crea tu lista de nacimiento y actualízala siempre que quieras. Comparte tu lista con familiares y amigos para que puedan acertar con el regalo que necesitas â‡“⇓⇓lista de nacimiento bebe

  1. El pollo es una rica fuente de niacina o vitamina B3, que estimula el desarrollo del cerebro y lo mantiene sano.
  2. El pollo contiene nueve aminoácidos esenciales que proporcionan el apoyo necesario para la construcción y el fortalecimiento de los músculos.
  3. El pollo tiene un bajo contenido en grasa. Aporta importantes nutrientes y evita la acumulación de grasa de desecho. El pollo debe consumirse sin piel para reducir el contenido de grasa.
  4. El consumo de 100 g de pollo al día satisface el 50% de las necesidades diarias de proteínas de una mujer embarazada.
  5. El pollo es una rica fuente de ácidos grasos Omega 3 y Omega 6 y tiene un bajo contenido en colesterol.
  6. El pollo contiene vitamina A y E, selenio y tiamina. Estas vitaminas y minerales tienen propiedades antioxidantes que favorecen el metabolismo y aumentan los niveles de energía.
  7. El pollo aporta al organismo hierro y zinc, que contribuyen al desarrollo de nuevas células. El hierro presente en el pollo es fácilmente absorbido por el organismo.

Estos nutrientes contribuyen al desarrollo de los órganos, las células y los huesos del bebé. El pollo protege de enfermedades crónicas como la diabetes, el colesterol y las dolencias cardíacas.

Efectos nocivos de comer pollo

El pollo no tiene ninguna sustancia o mineral nocivo que sea inadecuado para una mujer embarazada y se considera un alimento seguro durante el embarazo.

El único riesgo asociado al pollo es la bacteria causante de infecciones llamada Listeria. Se encuentra en el pollo contaminado y provoca una infección conocida como listeriosis. La listeriosis en las mujeres embarazadas aumenta el riesgo de parto prematuro, abortos espontáneos, infección en el recién nacido o incluso muerte prematura. Según los estudios realizados, el 22% de los casos de listeriosis prenatal se traducen en muertes neonatales.

Los casos de infecciones por Listeria en mujeres embarazadas no son frecuentes. Sin embargo, las mujeres embarazadas son más propensas a cualquier enfermedad o infección que las mujeres que no están embarazadas.

Esta bacteria no puede sobrevivir a temperaturas superiores a 160 grados. Por eso es aconsejable cocinar el pollo por encima de esta temperatura antes de comerlo, para eliminar la bacteria. Una mujer embarazada sólo debe consumir pollo bien cocinado y evitar el consumo de pollo crudo o semicrudo. Se debe calentar bien el pollo antes de comer.

Las futuras madres también deben evitar la carne de charcutería que se utiliza en la preparación de sándwiches, hamburguesas y otros alimentos instantáneos. Esto se debe a que hay muchas posibilidades de que el pollo se haya contaminado durante el procesamiento de la carne de charcutería.

Lo mejor es consultar al médico antes de decidir incluir cualquier alimento en la dieta durante el embarazo.

⇒ Alimentos que se deben evitar cuando se está Embarazada

⇒ Â¿Cómo y qué comer durante el embarazo?

⇒ 13 Recetas de postres para el embarazo

🔅 También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Menudo Embarazo: Guía sobre el embarazo      inglés para niños