Falta de apetito, inapetencia, embarazo, embarazada

Si no tienes hambre durante el embarazo o si no sabes cómo combinar las comidas saludables con el placer, puedes utilizar estas ideas.

Si tienes poco apetito, a menudo se debe a que sufres náuseas durante el embarazo o reflujo ácido. En este caso, obligarse a hacer las tres comidas al día no sirve de nada. Sigue estos consejos para obtener suficientes nutrientes.

Mantenerse hidratada durante el embarazo

La primera regla para garantizar que tu cuerpo reciba suficientes nutrientes es mantenerte bien hidratada. Bebe mucha agua (más de 1,5L de líquido) cada día. Durante la temporada de invierno, considere las sopas y caldos de verduras. Complementa tu consumo de agua comiendo frutas jugosas y verduras llenas de agua. Evita las bebidas "detox" o el té verde en exceso.

Durante el embarazo, divide tus comidas

La falta de apetito durante el embarazo puede evitarse dividiendo las comidas. En lugar de 3 comidas completas al día, haz 6 comidas pero en menor cantidad. Toma tentempiés a media mañana y por la tarde. De este modo, no tendrás que forzarte a terminar tus comidas principales. Sobre todo, date un capricho. Si te gustan las galletas, disfrútalas con moderación. Piensa en alimentos "saciantes" como los plátanos y las sopas.

Mantener una dieta variada durante el embarazo

La variedad de frutas y hortalizas es esencial para garantizar la cantidad y la calidad de los nutrientes. A menudo, la falta de apetito hace que la madre evite determinados alimentos. Es importante crear un plato con un poco de todo. Por ejemplo, toma un bol de ensalada con lechuga, tomates cherry, unos cuantos pimientos cortados en dados, rociados con una vinagreta ligera y espolvoreados con frutos secos. Sin darte cuenta, enriquecerás tu dieta.

🤰🏻👶🏻🎁 Crea tu lista de nacimiento y actualízala siempre que quieras. Comparte tu lista con familiares y amigos para que puedan acertar con el regalo que necesitas â‡“⇓⇓lista de nacimiento bebe

Aprovecha los beneficios de los azúcares lentos

Los azúcares lentos son esenciales en la dieta de las embarazadas. Ocupan el tercer lugar en la pirámide alimentaria. Son un combustible esencial para el organismo. Para romper la monotonía, no dudes en variarlas: arroz, sémola, pasta... Lo ideal es que tengan su lugar en todas las comidas principales.

Embarazada, consume suficientes proteínas

El embarazo aumenta la necesidad de proteínas. Intenta comer 10 g más durante el primer trimestre, y luego 30 g más hasta el parto. Situadas en el cuarto lugar de la pirámide alimenticia, las proteínas deberían incluirse idealmente en todas las comidas. Además, no olvides el hierro y el calcio, ambos presentes en muchas verduras. Si tu apetito no está satisfecho durante el embarazo, piensa en una composición que te guste.
Si eres vegetariana, considere la posibilidad de aumentar la cantidad de proteínas vegetales.

Consejo contra la falta de apetito: el plato único

Si no tienes ganas de comer, adopta la estrategia del plato único. Esto significa preparar un plato que satisfaga todas sus necesidades nutricionales. Por ejemplo, en lugar de tomar un aperitivo, un plato principal y un postre, elige una ensalada de quinoa o sémola con dados de pollo, tiras de salmón y algunos dados de verduras.

Los beneficios del aceite de oliva durante el embarazo

Aunque tengas poco apetito durante el embarazo, no olvides rociar tu ensalada con aceite de oliva virgen extra. No sólo añadirá sabor a su comida, sino también excelentes propiedades nutricionales.

Consejo para la falta de apetito: hierbas

Las hierbas contienen aceites vegetales y sustancias protectoras utilizadas en la medicina tradicional. La salvia, la albahaca, el romero o la menta aportan numerosos oligoelementos y antioxidantes muy beneficiosos para la salud. Utilízalos en lugar de la sal, que debe consumirse con moderación, para sazonar tu ensalada. Estimularán tu apetito.

⇒ Alimentos que se deben evitar cuando se está Embarazada

⇒ Â¿Cómo y qué comer durante el embarazo?

⇒ 13 Recetas de postres para el embarazo

🔅 También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!

Menudo Embarazo: Guía sobre el embarazo      inglés para niños