¿Puede una mujer embarazada comer Melocotones? Embarazo

¿Es seguro comer melocotones durante el embarazo?

Los melocotones se presentan en muchas formas: frescos, en conserva, secos o en infusiones de frutas. Puedes consumir todos estos tipos de melocotones durante el embarazo, pero hay ciertas cosas que debes tener en cuenta.

Los melocotones son buenos para comer durante el embarazo, ya que tienen muchos beneficios nutricionales. Sin embargo, como ocurre con muchos alimentos, hay que tomar algunas precauciones, ya que el consumo excesivo de fruta durante el embarazo puede suscitar algunas preocupaciones.

Los melocotones tienen algunos beneficios exclusivos para las mujeres embarazadas, que veremos a continuación.

Seguridad de los melocotones durante el embarazo

Cuando comas melocotones frescos, asegúrate de lavarlos antes.

El lavado ayudará a eliminar bacterias como la E. coli, la mayoría de las cuales se encuentran en el suelo o en la superficie de las frutas y verduras frescas.

Durante el embarazo, también es una buena idea evitar la fruta precortada o preparada, ya que puede conllevar un mayor riesgo de contaminación bacteriana. L

La única advertencia sobre el consumo de melocotones durante el embarazo es que no hay que excederse. Un estudio demuestra que comer demasiada fruta alta en azúcar en el segundo trimestre del embarazo se asocia a un mayor riesgo de diabetes gestacional.

Los beneficios del melocotón durante el embarazo

🤰🏻👶🏻🎁 Crea tu lista de nacimiento y actualízala siempre que quieras. Comparte tu lista con familiares y amigos para que puedan acertar con el regalo que necesitas â‡“⇓⇓

lista de nacimiento bebe 

Un melocotón grande y fresco -de unos 5 centímetros de diámetro- contiene aproximadamente 87 calorías y es rico en nutrientes beneficiosos para las mujeres embarazadas, sin apenas contenido en grasa.

Los melocotones son una excelente fuente de potasio, que ofrece el 12% del valor diario. Todos los tejidos del cuerpo necesitan potasio, y éste nos ayuda a mantener una presión arterial normal, lo que puede ser un problema para las mujeres embarazadas con hipertensión. Durante el embarazo, se necesitan entre 2.500 y 2.900 mg de potasio al día.

El consumo de alimentos con potasio durante el embarazo también puede ayudar a reducir las complicaciones que puedan surgir por la ingesta de demasiado sodio y su influencia en la presión arterial.

Los melocotones también son ricos en fibra dietética, con un 14% del valor diario por cada melocotón grande.

Comer alimentos ricos en fibra es especialmente importante durante el embarazo, ya que el consumo de fibra dietética puede ayudar a reducir los riesgos de preeclampsia, estreñimiento (una dolencia común en el embarazo) y diabetes.

La fibra también ayuda a promover la salud del corazón y puede reducir los niveles de colesterol sérico. Las mujeres embarazadas con diabetes de tipo 1 suelen necesitar menos insulina al día cuando tienen un mayor consumo de fibra.

Además, en un melocotón obtendrás el 25% de tu valor diario de vitamina C.

La vitamina C es importante durante todo el embarazo, ya que algunos estudios demuestran que esta vitamina reduce el riesgo de partos prematuros, así como la diabetes gestacional y el retraso del crecimiento intrauterino (cuando el feto pesa menos que la media, lo que podría ser mortal si no se diagnostica).

La ingesta de vitamina C también ayuda al organismo a metabolizar el hierro, que es un mineral importante para la salud del embarazo y el crecimiento del feto.

Es especialmente importante asegurarse de que se ingiere suficiente vitamina C durante el tercer trimestre del embarazo, ya que es el momento en que los cambios fisiológicos del embarazo pueden provocar los niveles más bajos de esta vitamina, lo que podría dar lugar a complicaciones en el embarazo.

En cada melocotón se encuentra también el 15% del valor diario de vitamina A, así como trazas de calcio y hierro.

La vitamina A es vital para preservar la salud de los ojos de tu bebé, el desarrollo de otros órganos, así como para construir un esqueleto sano y mantener el sistema inmunitario de tu bebé.

¿Por qué tengo antojo de melocotones durante el embarazo?

A algunas mujeres se les antojan los melocotones durante el embarazo.

El antojo de melocotones no significa necesariamente que tengas una carencia de los nutrientes que aportan, ya que los alimentos que les apetecen a las mujeres suelen ser específicos de cada cultura.

Muchas veces los alimentos que se antojan pueden ser alimentos con sabores fuertes, como los cítricos.

No hay ninguna razón científica establecida para los antojos de melocotón, así que si te apetece un melocotón, puedes darte el gusto.

¿Puedo tomar té de melocotón durante el embarazo?

Hay varios tipos de té de melocotón. El té de melocotón que forma parte de una verdadera infusión de hierbas es apto para beber durante el embarazo, ya que las infusiones de hierbas no contienen cafeína.

La mayoría de las infusiones de melocotón son buenas, siempre que no contengan otros ingredientes que no sean seguros.

Sin embargo, algunas marcas de té de melocotón (especialmente el té de melocotón helado) son esencialmente té negro con sabor a melocotón.

El té negro contiene cafeína, y la cafeína atraviesa la barrera placentaria y llega a tu bebé. Dado que los bebés no pueden metabolizar la cafeína como los adultos, se recomienda consumir sólo 200 mg de cafeína o menos, al día, durante el embarazo.

¿Se pueden comer melocotones en conserva durante el embarazo?

La fruta enlatada, incluidos los melocotones, suele ser apta para el consumo durante el embarazo. Sin embargo, la fruta enlatada suele contener azúcar o jarabe añadido, lo que no es ideal durante el embarazo.

Comprueba la etiqueta y, si es posible, compra melocotones en conserva sin azúcar añadido.

Los alimentos enlatados también conllevan el riesgo de exponerte a una sustancia química llamada bisfenol A, que se utiliza para recubrir el interior de las latas de alimentos para evitar la corrosión.

Esta sustancia química puede tener un impacto negativo en su salud debido a las posibles alteraciones causadas en el sistema endocrino.

Hay poca información sobre el efecto de los revestimientos de BPA en el embarazo, por lo que es una decisión personal si quieres evitar por completo estos alimentos enlatados, o sólo consumirlos con moderación.

Si quieres comer melocotones que han sido enlatados de forma casera , puedes correr el riesgo de padecer botulismo.

¿Pueden las embarazadas comer melocotones deshidratados?

Los melocotones secos son una opción saludable durante el embarazo, aunque debes saber que tienen un alto contenido de azúcar, al igual que otras frutas secas.

Encontrará melocotones secos solos o como ingrediente de mezclas de frutos secos, barritas de frutas y frutos secos, cereales y aderezos para ensaladas.

El dióxido de azufre se utiliza habitualmente para conservar la fruta seca y se considera seguro. Sin embargo, algunas personas son sensibles al dióxido de azufre y pueden experimentar síntomas de asma cuando se exponen a él.

Como con cualquier otro alimento, compruebe las etiquetas de las frutas deshidratadas antes de comprarlas y consúmalas con moderación.

¿Es seguro beber zumo o batidos de melocotón durante el embarazo?

El zumo y los batidos de melocotón son seguros durante el embarazo, pero recuerde comprobar en la etiqueta si hay azúcares añadidos si compra las bebidas ya preparadas.

Además, asegúrate de que los zumos y batidos han sido pasteurizados para no correr el riesgo de contaminación bacteriana.

Los zumos y batidos de frutas son bebidas saludables, aunque hay que tener en cuenta que no contienen la fibra que contienen las frutas y verduras frescas y por lo tanto su contenido en azúcar es mayor.

⇒ Alimentos que se deben evitar cuando se está Embarazada

⇒ Â¿Cómo y qué comer durante el embarazo?

⇒ 13 Recetas de postres para el embarazo

🔅 También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.