¿Puede una mujer embarazada comer Judías verdes? Embarazo

¿Es seguro comer Judías verdes o habichuelas durante el embarazo?

Las judías verdes o habichuelas están repletas de vitaminas y minerales y se sabe que son beneficiosas para las mujeres embarazadas. Las judías verdes son una buena fuente de ácido fólico que ayuda a prevenir defectos de nacimiento en el feto. Estas judías también ayudan al crecimiento y desarrollo del corazón del feto. Al ser ricas en fibra dietética, las judías verdes ayudan a reducir los niveles altos de colesterol en el organismo. Por último, la vitamina C presente en las judías verdes contribuye a reforzar la inmunidad de las mujeres embarazadas.

Las judías verdes son una rica fuente de vitaminas A, C y K. Las judías verdes también contienen folato, tiamina, riboflavina, hierro, magnesio y potasio. Muchos estudios han sugerido que incluir más alimentos vegetales, como las judías verdes, en la dieta disminuye el riesgo de obesidad, diabetes, enfermedades cardíacas y mortalidad en general.

Es importante aclarar y escurrir las judías en conserva para reducir el contenido de sodio.

Beneficios de las judías verdes

🤰🏻👶🏻🎁 Crea tu lista de nacimiento y actualízala siempre que quieras. Comparte tu lista con familiares y amigos para que puedan acertar con el regalo que necesitas â‡“⇓⇓

lista de nacimiento bebe 

Los nutrientes aportados pueden ayudar a reducir el riesgo de una serie de enfermedades.

Cáncer

Las judías verdes contienen una gran cantidad de clorofila. Esto puede bloquear los efectos cancerígenos de las aminas heterocíclicas que se generan al asar carnes a alta temperatura.

Fertilidad y embarazo

En el caso de las mujeres en edad fértil, el consumo de más hierro procedente de fuentes vegetales como las espinacas, las alubias, la calabaza y las judías verdes parece favorecer la fertilidad, según la Facultad de Medicina de Harvard.

Otros estudios han demostrado que existe una correlación entre el nivel de fertilidad de una mujer y el nivel de acuerdo, incluido el hierro, que consume.

Combinar los alimentos ricos en hierro con los ricos en vitamina C, como los tomates, los pimientos o las bayas, puede mejorar la absorción del hierro.

La ingesta adecuada de ácido fólico también es necesaria durante el embarazo, para proteger al feto contra los defectos del tubo neural. Una taza de judías verdes proporciona aproximadamente el 10% de las necesidades diarias de ácido fólico y el 6% de hierro.

Depresión

Satisfacer las necesidades diarias de folato también puede ayudar con la depresión.

El consumo adecuado de folato puede evitar un exceso de homocisteína en el organismo.

Un exceso de homocisteína puede impedir que la sangre y otros nutrientes lleguen al cerebro, y puede interferir en la producción de las hormonas del bienestar: serotonina, dopamina y norepinefrina, que regulan el estado de ánimo, el sueño y el apetito.

Salud ósea

Una baja ingesta de vitamina K está asociada a un mayor riesgo de fractura ósea.

El consumo adecuado de vitamina K mejora la salud de los huesos al modificar las proteínas de la matriz ósea, mejorar la absorción del calcio y reducir la excreción urinaria del mismo.

Una taza de judías verdes aporta 14,4 microgramos de vitamina K, es decir, casi el 20% de las necesidades diarias, el 4% de las necesidades diarias de calcio de una persona.

Es importante recordar que no son las vitaminas, los minerales o los antioxidantes por separado los que hacen que verduras como las judías verdes sean una parte tan importante de nuestra dieta.

Se ha demostrado que aislar estos nutrientes saludables en forma de suplemento no proporciona los mismos resultados. Lo mejor es consumirlos como parte de una dieta sana y variada.

⇒ Alimentos que se deben evitar cuando se está Embarazada

⇒ Â¿Cómo y qué comer durante el embarazo?

⇒ 13 Recetas de postres para el embarazo

🔅 También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.