¿Puede una mujer embarazada comer Espinacas? Embarazo

¿Es seguro comer espinacas durante el embarazo?

¿Se puede comer espinacas durante el embarazo? Buenas noticias. Es seguro comer espinacas durante el embarazo. Puedes comerlas crudas, cocinadas o preparadas en un delicioso batido verde.

Las espinacas contienen ácido fólico, que es uno de los nutrientes esenciales que las mujeres embarazadas deben incluir en su dieta. El folato o ácido fólico ayuda a prevenir los defectos de nacimiento.

Esta verdura de hoja verde también contiene hierro, que es otro nutriente vital necesario en el embarazo. Pero procura no consumir espinacas en exceso. Por ejemplo, si eres susceptible de padecer cálculos renales, es mejor que reduzcas el consumo de espinacas.

Datos nutricionales de las espinacas

Las espinacas son ricas en vitaminas A, C, E y K, magnesio, folato, potasio, hierro y cobre. También es una buena fuente de ácidos grasos omega 3, fibra dietética y flavonoides.

100 gramos de espinacas contienen 23kcal, 99mg de calcio, 79mg de magnesio, 558mg de potasio, 28,1mg de vitamina C y 194µg de folato. Además, también tiene 79mg de sodio y 49mg de fósforo .

Todos estos nutrientes de las espinacas pueden ser beneficiosos para la madre y el bebé.

Beneficios de las espinacas durante el embarazo

🤰🏻👶🏻🎁 Crea tu lista de nacimiento y actualízala siempre que quieras. Comparte tu lista con familiares y amigos para que puedan acertar con el regalo que necesitas â‡“⇓⇓

lista de nacimiento bebe 

  • Hierro y ácido fólico: Durante el embarazo, el volumen de sangre del cuerpo aumenta entre un 30 y un 50%, lo que puede aumentar las necesidades de hierro y ácido fólico del organismo. El consumo regular de espinacas puede ayudar a cubrir las necesidades de hierro del organismo.
  • Calcio: El aumento de los niveles de calcio puede dar lugar a una presión arterial baja, mientras que los niveles bajos de calcio pueden provocar hipertensión en el embarazo. La biodisponibilidad del calcio en las espinacas puede ayudar a mantener los niveles de presión arterial.
  • Vitaminas: Las espinacas, una rica fuente de vitaminas A y C, pueden ayudar a reforzar el sistema inmunitario. Las espinacas pueden ayudar a cubrir las necesidades diarias de vitamina A, necesaria para la salud y el desarrollo del feto. El consumo de espinacas durante el embarazo aumenta la ingesta diaria de vitamina B, esencial para el desarrollo del sistema nervioso del bebé.

Posibles efectos secundarios de comer espinacas durante el embarazo

Ingerir demasiadas espinacas durante el embarazo puede provocar algunos efectos secundarios como:

Cálculos renales: Las mujeres embarazadas podrían tener más posibilidades de desarrollar cálculos de fosfato de calcio, especialmente durante el segundo y tercer trimestre. Además, un consumo elevado de alimentos con oxalatos puede provocar infecciones del tracto urinario. Sin embargo, el consumo de espinacas en cantidades moderadas puede no suponer este riesgo.

Diarrea: Las futuras mamás son susceptibles de padecer listeriosis y salmonelosis. Las hojas de espinacas pueden tener contaminantes bacterianos que podrían provocar diarrea. Por lo tanto, siempre hay que lavar bien las hojas antes de consumirlas.

Alergias a los salicilatos: El salicilato, especialmente en el tercer trimestre, puede provocar hemorragias y prolongar el parto. Como las espinacas contienen salicilato, hay que minimizar su consumo en los dos últimos meses del embarazo.

¿Puedo beber zumo de espinacas durante el embarazo?

Sí, puedes beber zumo de espinacas durante el embarazo, siempre que lo hagas fresco en casa. Sin embargo, bébalo en cantidades limitadas.

¿Puedo comer ensalada de espinacas durante el embarazo?

Sí, pero asegúrate de utilizar hojas frescas y de lavarlas bien para evitar la contaminación bacteriana.

⇒ Alimentos que se deben evitar cuando se está Embarazada

⇒ Â¿Cómo y qué comer durante el embarazo?

⇒ 13 Recetas de postres para el embarazo

🔅 También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.