¿Puede una mujer embarazada comer hígado?

Dado que las mujeres embarazadas corren un alto riesgo de padecer anemia, es posible que piensen inmediatamente en añadir hígado a tu plan de alimentación. Pero, ¿es seguro comer hígado durante el embarazo? Te lo contamos a continuación.

¿Pueden las mujeres embarazadas comer hígado?

En general, el consumo de hígado no está prohibido para las mujeres embarazadas. Se sabe que el hígado contiene una serie de sustancias que pueden ser bastante beneficiosas para la madre y para el niño en crecimiento. Sin embargo, el hígado también tiene un componente llamado retinol que aumenta los riesgos de malformaciones fetales. Por lo tanto, hay que consumir con moderación, ya que un consumo excesivo de hígado puede ser perjudicial para la salud del feto. Te contamos los beneficios para la salud y las porciones adecuadas de hígado que se pueden consumir con seguridad y los efectos nocivos de consumir demasiado hígado.

Beneficios del consumo de hígado durante el embarazo

El hígado contiene algunos elementos vitales que se consideran esenciales para la madre y el bebé durante el embarazo, lo que hace que el consumo de hígado sea una opción bastante beneficiosa. He aquí algunos de ellos:

  • Ácido fólico - Desempeña un papel fundamental en la protección del niño en el útero. Además, favorece el desarrollo neurológico del feto.
  • Proteínas - Son necesarias para la construcción del cuerpo o la fuerza e importantes para el desarrollo del feto. La mujer puede obtener suficientes proteínas consumiendo hígado en proporciones moderadas.
  • Vitamina A - El hígado es una buena fuente de vitamina A, que no sólo proporciona una nutrición completa, sino que también repercute directamente en el desarrollo de la vista y la inmunidad del niño por nacer.
  • Hierro - La presencia de hierro en el hígado es una de las principales razones por las que se recomienda a las mujeres embarazadas el consumo de hígado, ya que reduce los riesgos de anemia y mantiene la sangre sana.

¿Cuál es la cantidad de hígado que se puede consumir durante el embarazo?

🤰🏻👶🏻🎁 Crea tu lista de nacimiento y actualízala siempre que quieras. Comparte tu lista con familiares y amigos para que puedan acertar con el regalo que necesitas â‡“⇓⇓lista de nacimiento bebe 

Es seguro consumir de 65 a 75 gramos de hígado bien cocinado a la semana para obtener beneficios para la salud; sin embargo, la porción puede variar porque el hígado procedente de diferentes fuentes tiene diferentes niveles de retinol. A algunas se les puede aconsejar que reduzcan la cantidad y la frecuencia de consumo de hígado para evitar complicaciones de salud. Por lo general, lo mejor es limitar tu consumo a una vez a la semana o dos veces al mes.

Riesgos de comer hígado durante el embarazo

La carne suele ser beneficiosa para la madre, pero si se consume en grandes cantidades, podría afectar a la salud del feto. Sigue leyendo para conocer los riesgos asociados al consumo de hígado.

  • Las proporciones de nutrientes del hígado de pollo varían en comparación con las del hígado de ternera o cordero. Hay que tenerlo en cuenta a la hora de planificar la dieta si se quiere comer hígado durante el embarazo.
  • La vitamina A está presente en grandes proporciones en el hígado. Por muy beneficioso que sea, consumir mucha puede ser perjudicial para el bebé, ya que está presente en el hígado en forma de retinol, que es un precursor de la vitamina real. El retinol, cuando se consume en grandes cantidades, es peligroso. Su consumo excesivo se ha relacionado con defectos de desarrollo en el niño y con cáncer en la madre.
  • Junto con el retinol, una mayor proporción de colesterol hace que el hígado sea una mala elección para una mujer embarazada que tenga problemas relacionados con la hipertensión.
  • Además, debes saber que el retinol también está presente en algunos productos que utilizamos en nuestra vida diaria. Por lo tanto, debes evitar también algunos productos de hígado que podrían perjudicar a tu bebé.

Productos de hígado que deben evitarse durante el embarazo

Puede que te abstengas de consumir hígado directamente, pero hay ciertos productos que también deben evitarse, que contienen componentes del hígado en su preparación, o derivados del mismo. Estos suelen ser:

  • Suplementos nutricionales que contienen retinol como forma de aportar vitamina A.
  • El aceite de hígado de bacalao o de tiburón junto con ciertas pastas para untar o salsas que pueden contener restos de hígado en su interior.

Fuentes alternativas de vitamina A

La vitamina A es absolutamente esencial para los bebés. No es necesario depender exclusivamente del hígado para obtenerla, ya que puede obtenerse fácilmente de otras numerosas fuentes. Los vegetales son una opción mucho más segura en este sentido, ya que la vitamina A está presente en forma de betacaroteno, en lugar de retinol. Algunas de ellas son:

  • Hojas de nabo.
  • Espinacas.
  • Calabaza.
  • Boniatos.
  • Zanahorias.

Comer hígado durante el embarazo cuando tienes antojos de él no es perjudicial para ti. Prepararlo de la forma adecuada y restringir su consumo a un lujo ocasional puede ayudarte a disfrutar de su sabor y mantenerte a salvo de sus posibles consecuencias perjudiciales.

⇒ Alimentos que se deben evitar cuando se está Embarazada

⇒ Â¿Cómo y qué comer durante el embarazo?

⇒ 13 Recetas de postres para el embarazo

🔅 También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!

Menudo Embarazo: Guía sobre el embarazo      inglés para niños