¿Puede una mujer embarazada comer anchoas? embarazo

¿Son seguras las anchoas y boquerones durante el embarazo? ¿Son saludables?

Las anchoas, ya sean marinadas, en lata o crudas, se demandan a menudo durante el embarazo. Su sabor umami y delicioso las convierte en uno de los antojos más populares durante el embarazo. Pero, ¿son siempre seguras y, en caso afirmativo, cuáles son sus beneficios? Descubre más en este artículo.

Diferencias entre anchoas y boquerones

Se le llama anchoa cuando es elaborada en salazón y si se elabora con vinagre se llama Boquerón.

¿Son las anchoas bajas en mercurio? ¿Cuál es su nivel de mercurio?

Antes de abordar los diferentes tipos de anchoas, responderemos a una de las preguntas más populares sobre ellas: si son un pescado bajo en mercurio o no.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. ha analizado en repetidas ocasiones el contenido de mercurio de determinadas especies de pescado, y las anchoas tienen una media muy baja de 0,016 PPM (partes por millón) de mercurio.

El Fondo de Defensa del Medio Ambiente también hace una distinción entre las diferentes especies de anchoas que se encuentran en todo el mundo, pero todas entran en la clasificación de bajo mercurio.

Por último, un estudio realizado en 2014 en Turquía analizó cientos de muestras de anchoas y descubrió que los niveles de mercurio en quienes las consumían se mantenían en niveles seguros dentro de los rangos permitidos.

¿El resultado de todo esto? Las anchoas son un pescado bajo en mercurio y pueden disfrutarse con seguridad durante el embarazo sin preocuparse por su nivel de mercurio. Como tienen un sabor tan intenso, tampoco es habitual comer grandes cantidades de anchoas.

¿Pueden las mujeres embarazadas comer anchoas crudas y marinadas?

El único tipo de anchoa que debe evitarse durante el embarazo es la cruda, marinada y fría que se consigue en las charcuterías, sólo si se almacena o se sirve en recipientes abiertos, debido al riesgo de contaminación cruzada.

Las anchoas marinadas o curadas son fáciles de reconocer, ya que son filetes blancos de anchoa (en lugar de marrones) y suelen tener todavía la piel.

Las bacterias no sobreviven bien en adobos como los ácidos que se utilizan para curar las anchoas. Sin embargo, uno de los patógenos más resistentes al ácido es la listeria.

Por este motivo, las anchoas marinadas que vienen envasadas de fábrica en tarrinas o recipientes son aptas para el consumo durante el embarazo, mientras que probablemente sea mejor evitar las que se sirven o almacenan en recipientes abiertos, como las que se ven en los mostradores de las charcuterías.

Las mujeres embarazadas deben evitar las anchoas crudas NO marinadas y cualquier otro pescado que no haya sido cocinado o curado, debido al pequeño pero significativo riesgo de contaminación bacteriana.

Los boquerones en vinagre además pueden contener anisakis. Por lo tanto, debes evitar los boquerones en vinagre si estás embarazada.

Si los boquerones están cocinados (horneados, fritos...) a una temperatura superior a 70 grados son aptos para el embarazo.

Conservas / enlatados o anchoas en tarro durante el embarazo

🤰🏻👶🏻🎁 Crea tu lista de nacimiento y actualízala siempre que quieras. Comparte tu lista con familiares y amigos para que puedan acertar con el regalo que necesitas â‡“⇓

lista de nacimiento bebe 

A diferencia de casi todos los demás pescados en conserva, como el atún, las anchoas no están pasteurizadas ni esterilizadas con calor. En su lugar, son "semiconservas" porque si se cocinan en la lata se convierten en papilla: las anchoas se rompen muy fácilmente cuando se cocinan.

Aunque "semiconserva" suele significar que algo debe evitarse en el embarazo, las anchoas son ligeramente diferentes por la forma en que se procesan, con una gran cantidad de sal.

Las anchoas saladas (las que vienen en latas o tarros) son seguras para el embarazo. Esto se debe a que es muy difícil que las bacterias sobrevivan cuando las anchoas se procesan de esta manera, con sal.

¿Se puede consumir pasta de anchoas durante el embarazo?

La pasta de anchoas puede tratarse del mismo modo que las anchoas en lata o en conserva. La pasta no está cruda, sino que está "semiconservada" con sal y, a veces, con otros conservantes.

La pasta de anchoa se puede consumir sin problemas durante el embarazo, pero recuerda guardarla en el frigorífico una vez abierta y consumirla dentro del plazo indicado en la etiqueta.

¿Son saludables las anchoas cuando se está embarazada?

Las anchoas son una opción segura y saludable para las mujeres embarazadas, ya que son bajas en mercurio y contienen ácidos grasos omega-3. Sin embargo, al tratarse de un pescado azul que puede contener pequeñas cantidades de contaminantes como las dioxinas, deben limitarse a un par de raciones a la semana.

Ten en cuenta que una ración "normal" de anchoas es bastante pequeña, ya que suelen consumirse como saborizante o guarnición, más que por sí solas, por lo que es poco probable que superes los niveles recomendados a menos que te comas una lata o un tarro entero.

Las anchoas son muy bajas en grasa y calorías y no contienen azúcar. Son una rica fuente de ácidos grasos omega-3, vitaminas A y K, además de folato y selenio.

La única precaución con las anchoas durante el embarazo es que suelen tener un alto contenido en sodio, ya que se salan antes de ser envasadas si están en lata o bote. Las anchoas frescas y marinadas contienen menos sal. Como las anchoas se consumen en pequeñas cantidades, esto sólo es preocupante si estás vigilando tu consumo de sodio.

En general, las anchoas son una forma muy sabrosa de realzar algunos de los alimentos que son excelentes para ti durante el embarazo, como las ensaladas, las verduras y las carnes magras. Son muy versátiles, y van bien tanto en la pasta como en la pizza, así que hay muchas opciones de para elegir.

⇒ Alimentos que se deben evitar cuando se está Embarazada

⇒ Â¿Cómo y qué comer durante el embarazo?

⇒ 13 Recetas de postres para el embarazo

🔅 También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!

Menudo Embarazo: Guía sobre el embarazo      inglés para niños