¿Puede una mujer embarazada tomar aceite de pescado?

El consumo de aceite de pescado como suplemento tiene muchos beneficios. Contiene ácidos grasos Omega-3 que se han demostrado muy beneficiosos para combatir las enfermedades del corazón. Pero, ¿es bueno el aceite de pescado durante el embarazo?

¿Es seguro el aceite de pescado durante el embarazo?

La respuesta corta es que sí, el aceite de pescado es seguro durante el embarazo. No sólo es seguro, sino que también es beneficioso para ti y tu bebé. El aceite de pescado suele consumirse en forma de suplementos o directamente mediante una dieta rica en pescado. Los suplementos también están enriquecidos con vitamina E para que dure más tiempo. Las investigaciones han indicado que las madres que toman suplementos de aceite de pescado tienen hijos con un mejor desarrollo cerebral.

Beneficios del aceite de pescado para las mujeres embarazadas

Hay muchas razones por las que debes incorporar el pescado a tu dieta o tomar suplementos de aceite de pescado ricos en ácidos grasos Omega-3 durante el embarazo. Entre ellas se encuentran:

🤰🏻👶🏻🎁 Crea tu lista de nacimiento y actualízala siempre que quieras. Comparte tu lista con familiares y amigos para que puedan acertar con el regalo que necesitas â‡“⇓⇓lista de nacimiento bebe 

  • Inmunidad: Cuando las mujeres embarazadas toman suplementos de aceite de pescado, se suele observar que el niño tiene un sistema inmunológico más fuerte.
  • Estado de ánimo: Se ha observado que los niños cuyas madres han tomado suplementos de aceite de pescado durante el embarazo suelen ser más estables y no son propensos a sufrir cambios de humor o rabietas.
  • Nutrición: Los suplementos de aceite de pescado son una conocida fuente de nutrientes como los ácidos grasos Omega-3, la vitamina A y la D.

Consulta a tu médico si tienes más dudas sobre el consumo de estos suplementos. Si bien es cierto que no todas las mujeres toman este suplemento, nuevas investigaciones están poniendo de manifiesto los beneficios de los ácidos grasos Omega-3, especialmente para las mujeres embarazadas.

Dosis ideal para mujeres embarazadas

Si ya consumes pescado de forma habitual, no es necesario que tomes suplementos. Sólo tiene que asegurarte de consumir entre dos y tres raciones de pescado a la semana. Si no tienes acceso al pescado durante el embarazo, la dosis diaria recomendada será de unos 300 mg al día. Puedes conseguirlo tomando suplementos de aceite de pescado. Consulta con tu médico.

Riesgos del consumo de aceite de pescado durante el embarazo

Algunos de los riesgos de consumir aceite de pescado durante el embarazo son:

Un exceso de aceite de pescado afectará a la capacidad de tu cuerpo para coagular la sangre.

Si obtienes los niveles recomendados de aceite de pescado de agua dulce, debes asegurarte de la fuente. Muchos tipos de pescado de agua dulce tienen altos niveles de mercurio que podrían afectar a la salud del bebé. â‡’ El mercurio durante el embarazo

Alimentos que contienen Omega-3

La opción más obvia para los ácidos grasos Omega-3 proviene del pescado. Entre ellos están el salmón, las anchoas, el atún y las sardinas. Sin embargo, con la concienciación sobre el intoxicación por mercurio y el aumento de los niveles de contaminación de los océanos, la mayoría de la gente te recomendará que tomes aceite de pescado a través de suplementos. Asegúrate de que éste se extrae del cuerpo del pescado y no del hígado del mismo.

Se cree que las semillas de lino, las semillas de chía, las nueces, etc., también contienen Omega-3. Sin embargo, el aceite de pescado tiene la forma más beneficiosa de Omega-3.

Los peces que debes evitar son el tiburón, el pez espada y el blanquillo.

Comprueba de dónde se extrae el suplemento. Si se extrae del hígado del pescado, evita el suplemento porque contiene vitamina A, que puede ser perjudicial para el bebé.

Consejos de compra

A la hora de comprar suplementos de Omega-3, te vendrá bien investigar un poco más sobre la marca, aparte de leer la etiqueta. Infórmate de cómo la marca extrae el aceite y si el proceso de fabricación cumple con los niveles internacionales.

También debes comprobar el olor. Aunque se pueda pensar que el aceite de pescado debe oler a pescado, sólo lo hará cuando el aceite se esté volviendo rancio. Si el suplemento huele a pescado o a rancio, entonces ya ha pasado su fecha de caducidad y debes evitarlo.

El sabor de los suplementos también debe ser neutral. No debe tener ningún sabor fuerte, ya sea de pescado o de otro tipo.

Precauciones y cuestiones de seguridad

Aunque te sientas tentada de salir a comprar un paquete de suplementos de Omega-3, debes tomar las siguientes precauciones:

  • Es imprescindible que hables con tu médico sobre la dosis de aceite de pescado que necesitarás durante el embarazo. De hecho, tu médico podrá recetarte la marca del suplemento junto con la dosis.
  • Es importante que compruebes si tienes alguna alergia al aceite de pescado antes de consumir cualquier suplemento. Puedes hacerte una sencilla prueba de alergia si no estás segura. En caso de que se produzca una reacción alérgica al suplemento, debes acudir inmediatamente al médico.
  • Hay que recordar siempre que hay que atenerse a la dosis prescrita. Que el suplemento sea bueno para ti, no significa que no sea perjudicial si se toma en cantidades excesivas.
  • Compra sólo marcas fiables. Lo mejor es que intentes conseguir la marca que te ha recomendado tu médico. También debes informarte sobre los ingredientes y comprobar los niveles de mercurio del aceite. Los niveles altos de mercurio pueden ser perjudiciales para el desarrollo del bebé.

El aceite de pescado tiene muchos beneficios derivados de los ácidos grasos Omega-3 de cadena larga. Cuando estás embarazada, este nutriente también es beneficioso para el desarrollo y la salud de tu bebé.

⇒ Alimentos que se deben evitar cuando se está Embarazada

⇒ Â¿Cómo y qué comer durante el embarazo?

⇒ 13 Recetas de postres para el embarazo

🔅 También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!

Menudo Embarazo: Guía sobre el embarazo      inglés para niños