tampones, tampón, copa menstrual, posparto, después del parto

¬ŅCu√°ndo se pueden utilizar tampones o copas menstruales despu√©s del parto?

Si te ocurre lo que a muchas mujeres despu√©s del parto, no est√°s c√≥moda para las compresas menstruales y la ropa interior el√°stica que tienes que llevar despu√©s de dar a luz. Para muchas de nosotras, la √ļltima vez que llevamos compresas tan gruesas fue durante la adolescencia. Por eso, no es de extra√Īar que est√©s deseando volver a usar tampones o copa menstrual. Sigue leyendo para saber cu√°ndo y c√≥mo utilizar tampones o la copa menstrual de forma segura despu√©s del parto.

La hemorragia posparto puede ser impredecible, abundante al principio e incluso con co√°gulos. Suele remitir, pero vuelve a aparecer si te excedes demasiado y antes de tiempo (como les ocurre inevitablemente a todas las madres).

Llevar compresas durante los primeros d√≠as despu√©s del parto es fundamental porque te ayuda a ti (y al personal sanitario si a√ļn est√°s en el hospital) a tener una idea m√°s precisa de cu√°nto est√°s sangrando y si hay alg√ļn motivo de preocupaci√≥n. La hemorragia posparto es m√°s frecuente en los d√≠as inmediatamente posteriores al parto, pero puede producirse semanas m√°s tarde (lo que se denomina hemorragia posparto retardada). Se calcula que aproximadamente cinco de cada 100 mujeres que dan a luz tendr√°n una hemorragia posparto.

Aunque puede que estés más interesada en las cacas de tu recién nacido que en el color de tu sangrado posparto, es posible que quieras echar un vistazo más de cerca a tus compresas desechadas. Hacer un seguimiento de la consistencia, el color y la cantidad de sangrado te ayudará a conocer el proceso de curación de tu increíble cuerpo. Loquios es el nombre que médicos y matronas dan a la hemorragia posparto porque es mucho más que sangre. Los loquios también contienen restos relacionados con el embarazo:

  • Gl√≥bulos rojos y blancos.
  • Revestimiento uterino.
  • L√≠quido amni√≥tico.
  • Tejido de la placenta.
  • Mucosidad.

La primera fase de la hemorragia posparto son los loquios rubra, que suelen durar aproximadamente una semana. Se llama rubra porque el flujo suele ser más rojo en esta fase. A continuación, los loquios rubra pasan a ser loquios serosos, que duran entre dos y seis semanas. Después, notarás que tu flujo se aclara (por fin) tanto en cantidad como en color, volviéndose más rosado o marrón. Y entonces se llega a la recta final, o loquios alba, como se denominan, cuando empiezas a ver un flujo blanquecino o amarillento y ya no hay sangre. Por fin.

Si la hemorragia aumenta en cualquier momento durante este proceso, hasta el punto de que tengas que cambiarte las compresas más de una vez por hora, debes acudir a tu médico. Otros signos y síntomas que debes consultar con tu médico son:

  • Aumento del dolor p√©lvico o empeoramiento de los calambres.
  • Fiebre superior a 38¬ļC.
  • Secreciones vaginales con olor extra√Īo.
  • Dolor, ardor o dificultad para orinar.
  • Aumento de desgarros, hinchaz√≥n, hematomas o separaci√≥n de incisiones en el perineo (zona entre los genitales y el ano).

La mayor√≠a de los profesionales sanitarios recomiendan esperar al menos de seis a ocho semanas tras un parto vaginal o por ces√°rea antes de utilizar tampones o una copa menstrual. Es una buena idea que consultes siempre a tu m√©dico o matrona antes de ponerte nada despu√©s del parto. ¬ŅPor qu√©? El riesgo de infecci√≥n posparto es mayor por varias razones:

  1. Tu cuerpo necesita tiempo para curarse. Tanto si has tenido un parto vaginal como una ces√°rea, el √ļtero puede tardar entre 6 y 8 semanas en recuperar la forma que ten√≠a antes del embarazo y cicatrizar la herida donde antes estaba adherida la placenta.
  2. Despu√©s de un parto vaginal, el cuello del √ļtero sigue abierto. Una copa menstrual o un tamp√≥n pueden introducir bacterias en el canal vaginal y el cuello uterino. Estas bacterias pueden desplazarse hasta el √ļtero y provocar una infecci√≥n.
  3. Incluso con una ces√°rea, sigue existiendo riesgo de infecci√≥n. Adem√°s, la inserci√≥n de una copa menstrual o un tamp√≥n demasiado pronto despu√©s de una intervenci√≥n quir√ļrgica importante en el abdomen y la zona p√©lvica puede resultar dolorosa o da√Īar los tejidos o heridas en proceso de cicatrizaci√≥n.

Para muchas mujeres, es en su primer o segundo periodo tras el parto cuando vuelven a utilizar copas menstruales o tampones. Pero, ¬Ņcu√°ndo vuelve la regla a la mayor√≠a de las mujeres despu√©s de tener un beb√©? Por desgracia, no existe un plazo est√°ndar para saber cu√°ndo te volver√° la regla. El regreso del ciclo menstrual depende de varios factores. Por ejemplo, empezar a tomar anticonceptivos despu√©s del parto, como la inserci√≥n de un DIU despu√©s del parto, puede influir en la reaparici√≥n del ciclo menstrual. Otro factor es si est√°s dando el pecho y en qu√© medida:

  • Lactancia materna exclusiva durante los seis primeros meses (sin suplementos de leche artificial ni alimentos): no hay menstruaci√≥n. M√°s informaci√≥n ‚Ü™ ¬ŅLa lactancia materna funciona como anticonceptivo?
  • Lactancia materna con alimentos complementarios: cuando se a√Īaden alimentos complementarios a la lactancia materna, el cuerpo deja de suprimir la ovulaci√≥n. La menstruaci√≥n puede volver, pero el momento var√≠a de una persona a otra.
  • Sin lactancia materna: si no das el pecho, es posible que vuelvas a tener la regla unas seis semanas despu√©s del parto. Sin embargo, cada persona es diferente, sobre todo si empieza a tomar anticonceptivos hormonales poco despu√©s del parto.

No olvides que, aunque no est√©s menstruando, puedes quedarte embarazada. Si quieres evitar otro embarazo en un futuro pr√≥ximo, habla con tu m√©dico para saber qu√© m√©todo anticonceptivo es el m√°s adecuado para ti. Los preservativos, los DIU o las p√≠ldoras de progesterona no afectan a la producci√≥n de leche materna, pero protegen frente a embarazos no deseados. M√°s informaci√≥n ‚Ü™ ¬ŅPuedo quedarme embarazada si tengo la regla?

Si eres una usuaria fiel de la copa menstrual, es posible que quieras tener en cuenta que la copa menstrual que usabas antes del embarazo puede que no te quede tan bien después del bebé. De nuevo, muchas personas pueden volver a utilizar su copa menstrual original, pero otras pueden necesitar una copa un poco más grande. Aunque el parto no estira el suelo pélvico de forma permanente, puede llevar un tiempo recuperar el tono muscular previo al embarazo.

Algunas mujeres después del parto notan que sus copas gotean más después del parto o no mantienen una succión tan buena con las paredes vaginales. Además, las terminaciones nerviosas vaginales pueden estar más sensibles después del parto. Es posible que tengas menos lubricación después del parto, especialmente si estás amamantando. Una copa menstrual más blanda y flexible y un poco de lubricante a base de agua pueden ayudar a que la inserción resulte más cómoda. Ese mismo lubricante también puede ayudar a que la inserción del tampón parezca menos complicada.

Como ocurre con muchos aspectos de la maternidad, no hay forma de predecir las hemorragias posparto. Lo que te funcionaba antes de dar a luz en cuanto a productos menstruales puede que no funcione despu√©s del parto. Aunque tendr√°s que retroceder en el tiempo y volver a usar compresas durante unas semanas o meses, debes saber que alg√ļn d√≠a podr√°s volver a usar tampones o copas menstruales para tus periodos despu√©s del parto.

ūüĒÖ Tambi√©n te puede interesar leer:

*** El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Menudo Embarazo: Gu√≠a sobre el embarazo      ingl√©s para ni√Īos