¿Puede una mujer embarazada comer hielo?

Cuando se está embarazada, pueden surgir algunos de los antojos alimentarios más inusuales. Puedes sentirte tentada a comer cosas que antes evitarías y tu comida favorita puede convertirse en la última opción. Masticar hielo es una gran tentación y la mayoría de las mujeres embarazadas se sorprenderían de su repentino deseo de comer hielo. Aunque estos antojos desaparecen después del parto, pueden generar dudas sobre su seguridad.

¿Es normal el deseo de comer hielo durante el embarazo?

Durante el embarazo, comer cubitos de hielo puede convertirse en tu actividad favorita debido a los cambios hormonales que se producen en tu cuerpo. Esto es normal, ya que a casi todas las mujeres embarazadas les encanta hacerlo, y no ha habido ninguna consecuencia negativa relacionada con ello. El hielo no se considera perjudicial para el cuerpo humano, estés o no embarazada. Especialmente si se compara con los antojos de arcilla o tierra, el hielo es sin duda una opción segura para una mujer embarazada.

En términos médicos, la tentación de consumir hielo se conoce como "pagofagia". El impulso de comer artículos no nutritivos está causado por una condición conocida como pica, que es común en las personas que tienen niveles bajos de hierro.

** Asegúrate de que el hielo está hecho con agua potable, especialmente si estás de viaje para evitar intoxicaciones.

¿Por qué las mujeres embarazadas tienen antojo de hielo?

La mayoría de las mujeres sufren náuseas matutinas durante el primer trimestre del embarazo. Las mujeres que tienen problemas para retener la comida, o incluso el agua, pueden encontrar alivio en los cubitos de hielo. El hielo no tiene ningún olor y se puede digerir fácilmente, a diferencia de otros alimentos que provocan náuseas. La sensación de náuseas de primera hora de la mañana parece aliviarse al masticar hielo y podría ser una causa del antojo.

La deficiencia de hierro es un problema grave. Un deseo poderoso y repetido de comer cubitos de hielo o cualquier elemento no alimentario es un tipo de pica. Esto indica el anhelo de comer artículos cero nutritivos y no alimentarios como arena, pegamento, arcilla o tiza. El hielo, afortunadamente, no es tan peligroso, pero se ha relacionado con la deficiencia de hierro y tiene que ser consultado con el médico. La pica no deja de ser un trastorno alimentario y podría acarrear problemas de salud durante el embarazo. La carencia de hierro podría provocar anemia y el médico podría recomendar un suplemento de vitamina B12 y cambios en la dieta.

🤰🏻👶🏻🎁 Crea tu lista de nacimiento y actualízala siempre que quieras. Comparte tu lista con familiares y amigos para que puedan acertar con el regalo que necesitas â‡“⇓⇓lista de nacimiento bebe

El volumen sanguíneo de una mujer embarazada aumenta en casi un 50% y puede hacer que sienta calor. Para hacer frente al mayor volumen de sangre, los vasos sanguíneos se dilatan ligeramente para ayudar a que la sangre se acerque a la superficie. Esto puede hacer que te sientas más caliente de lo habitual. En el tercer trimestre, el metabolismo también es alto, lo que provoca calor. Esto puede hacer que te apetezca agua helada hielo durante el embarazo, sobre todo en verano. Si te atiborras de hielo, este calor se puede vencer en cierta medida y manteneros hidratados a ti y a tu bebé. Sin embargo, asegúrate de que las bebidas frías con gas y azúcar no formen parte de esta rutina.

La acidez o el reflujo ácido es una sensación incómoda, sobre todo cuando aparece al final del embarazo. Durante el embarazo, la placenta produce la hormona progesterona, que ayuda a relajar los músculos del útero. Esto también abre la válvula entre el estómago y el esófago, permitiendo así que los ácidos estomacales se desplacen con facilidad. El hielo es un método natural para combatir esta sensación de malestar y resulta ser un práctico remedio casero.

Riesgos de consumir hielo en exceso durante el embarazo

Se debe tener cuidado al consumir cantidades excesivas de hielo durante el embarazo, ya que podría causar los siguientes problemas:

  • El esmalte de los dientes podría dañarse, lo que favorecería la aparición de caries y una mayor sensibilidad a los alimentos calientes y fríos. Es mejor dejar que el hielo se derrita en la lengua en lugar de morder los cubitos.
  • El dolor de garganta durante el embarazo es una característica común, pero si has incluido cubitos de hielo en tu dieta, podría agravar aún más la situación.
  • Asfixia: Puedes ingerir sin querer un trozo grande de hielo y esto podría provocar un atragantamiento. Asegúrate de que los cubitos de hielo son pequeños y vigila siempre lo que comes.

⇒ Alimentos que se deben evitar cuando se está Embarazada

⇒ Â¿Cómo y qué comer durante el embarazo?

⇒ 13 Recetas de postres para el embarazo

🔅 También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!

Menudo Embarazo: Guía sobre el embarazo      inglés para niños