Snacks saludables para las madres que amamantan

La lactancia requiere una enorme cantidad de energ√≠a, incluso m√°s que el embarazo. Mientras que los expertos recomiendan a√Īadir s√≥lo una media de 300 calor√≠as al d√≠a a la dieta normal durante el embarazo, la ingesta cal√≥rica recomendada durante la lactancia es de 500 calor√≠as al d√≠a por encima de lo que se suele comer. Puede que pienses que no ser√° un problema conseguir esas calor√≠as extra, pero lo cierto es que resulta complicado alimentarse cuando est√°s tan concentrada en mantener alimentado a tu beb√©. A continuaci√≥n te proponemos una serie de tentempi√©s para madres lactantes que son f√°ciles de comer, nutritivos y sabrosos:

Hummus: esta salsa es otra gran fuente de proteínas y fibra. Puedes mojar lo que quieras en él -galletas o verduras como pepinos, pimientos y zanahorias- o untarlo en un pan de pita o una tortilla. Y aunque el hummus se prepara tradicionalmente con garbanzos, hay muchas variaciones.

Nuestras recetas de hummus te encantar√°n:

Huevos: revueltos, fritos y, los m√°s f√°ciles de comer, duros, son deliciosos, r√°pidos de preparar y llenos de prote√≠nas. Un giro en los huevos duros, los huevos rellenos, puede ser un buen cambio e incluso puede parecer un poco elegante. Para hacer huevos rellenos: hierve los huevos, enfr√≠alos, p√©lalos y c√≥rtalos por la mitad. Retira las yemas a un recipiente aparte y a√Īade mayonesa, mostaza, pepinillos y los condimentos que desees. Tritura las yemas con tus condimentos y aderezos y luego vu√©lvelas a poner en las claras. Son f√°ciles de preparar en cuesti√≥n de minutos, pero pueden durar varios d√≠as en el frigor√≠fico para que sean r√°pidos de coger antes o despu√©s de una sesi√≥n de alimentaci√≥n.

Otras recetas de huevos rellenos

Sándwich de mantequilla de cacahuete 100%: este clásico no es nada del otro mundo, pero puede dar el pego, a la vez que aporta grasas saludables y muchas proteínas. Si te aburre la idea de la mantequilla de cacahuete y la mermelada, prueba a sustituir la mermelada por manzanas o plátanos cortados en rodajas finas, o la mantequilla de cacahuete por queso fresco.

Burritos de frijoles: t√ļ (o tu pareja u otra persona de apoyo) puede preparar un burrito r√°pidamente, o hacerlo incluso antes de que nazca tu beb√© y congelarlo para recalentarlo m√°s tarde. Utiliza una tortilla o un envoltorio, frijoles (mis favoritos son los refritos y los negros), salsa, crema agria, pimientos y cebollas salteados y un poco de queso rallado. Puedes sustituir los frijoles por patatas asadas o boniatos, o bien hacer una combinaci√≥n de patatas y frijoles. Si enrollas la tortilla lo suficientemente fuerte, puedes comerla con una sola mano mientras amamantas a tu beb√©. Las alubias son estupendas para obtener prote√≠nas y fibra, y puedes sazonarlas como quieras.

Queso: el queso tiene calcio y prote√≠nas y puede ayudar a satisfacer el hambre repentina. El queso en tiras est√° muy disponible y, si est√° envuelto individualmente, es f√°cil de meter en el bolso o en la bolsa de los pa√Īales para un tentempi√© sobre la marcha.

Yogur o k√©fir: el yogur es abundante en calcio, prote√≠nas y bacterias saludables que pueden ayudar al buen funcionamiento del sistema digestivo. Probablemente haya muchos tipos disponibles en la secci√≥n de productos l√°cteos de tu supermercado local, y el yogur griego tiende a tener el mayor contenido de prote√≠nas en comparaci√≥n con otras opciones. El k√©fir, el primo m√°s l√≠quido del yogur, es bebible -lo que facilita a√ļn m√°s su consumo mientras se alimenta al beb√©- y tambi√©n est√° lleno de prote√≠nas y calcio. El k√©fir es a√ļn mejor para el tracto intestinal. Siempre puedes comprar variedades naturales de yogur o k√©fir y a√Īadir tu propia fruta fresca o congelada -las frambuesas son especialmente deliciosas- para darle un sabor extra y un impulso vitam√≠nico.

Unas palabras sobre la hidratación: mientras haces todo lo posible por alimentarte a ti y a tu bebé, trata de recordar también que debes beber para calmar la sed. Coge tu botella de agua reutilizable cada vez que te sirvas un tentempié y te dispongas a dar de comer a tu bebé. Si tienes el agua y la comida a mano, te será más fácil mantenerte cómoda y, por tanto, relajarte para dar el pecho.

Artículos relacionados

Tambi√©n te puede interesar leer: 

*** El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!