¿Se puede tomar hierbas durante la lactancia? ¿Cuáles son los riesgos de tomar hierbas y suplementos durante la lactancia?

Las mujeres que normalmente toman hierbas y suplementos pueden tener que renunciar a hacerlo durante la lactancia. Algunas hierbas no son seguras para las mujeres que están amamantando. Si una mujer tiene dudas, debe consultar qué hierbas son seguras y cuáles no durante la lactancia. Un médico estará bien informado sobre el asunto y podrá proporcionar información más precisa y profunda sobre el tema. Ten en cuenta que la información contenida en este artículo sólo tiene fines informativos y no sustituye a la de un médico.

¿Son seguras las hierbas durante la lactancia?

Aunque las hierbas tienen muchos beneficios señalados, en gran medida no están reguladas y se han realizado pocos estudios sobre ellas. Como las hierbas crecen de forma natural, mucha gente cree que son inofensivas. Esto, por supuesto, no siempre es cierto. Cuando se toman en dosis suficientemente altas y se mezclan con otras hierbas y/o medicamentos, pueden ser peligrosas. El otro problema es que no se ha investigado mucho sobre las hierbas, específicamente en lo que se refiere a su efecto sobre las mujeres embarazadas y madres lactantes.

En lugar de animar a las mujeres lactantes a que tomen las hierbas que quieran, muchos expertos sugieren que las mujeres no tomen hierbas o limiten considerablemente su consumo, al menos las que están en forma de suplemento. En muchos casos, el hecho de que las hierbas se consideren peligrosas o no, es sólo teórico. No se han realizado muchas o suficientes pruebas para hacer afirmaciones definitivas basadas en la evidencia. Por ejemplo, se cree que el sauzgatillo inhibe teóricamente el suministro de leche de la mujer. Por lo tanto, no se recomienda. De nuevo, esto es sólo teórico. No hay pruebas definitivas en ninguno de los casos.

Hierbas de uso común para la lactancia

Hay una serie de hierbas por las que muchas madres lactantes confían. La semilla de alholva o fenogreco es una de las más populares. Se cree que ayuda a aumentar la producción de leche. Se cree que los efectos secundarios del fenogreco son leves, siendo el más notable la sudoración abundante. Las hierbas que también se utilizan para mejorar la lactancia son la ortiga, el hinojo, el cardo, la frambuesa roja, el trébol rojo y el malvavisco. La semilla de fenogreco se considera segura.

Algunos suplementos se consideran seguros durante la lactancia, y entre ellos destacan las vitaminas. Las mujeres que están amamantando deberían tomar un suplemento vitamínico de calidad cada día. Los nutrientes que contienen son beneficiosos tanto para la madre como para el bebé. Sin embargo, no todos los suplementos son recomendables. Por ejemplo, se cree que el ácido linoleico combinado reduce el contenido de grasa de la leche materna, lo que puede causar problemas a los bebés amamantados.

La mayor amenaza asociada al uso de hierbas y suplementos durante la lactancia es su efecto sobre el bebé. Algunas hierbas y/o suplementos suponen un riesgo para la salud del bebé y, por tanto, no deben tomarse. Para evitar estas hierbas y/o suplementos, es importante que la mujer que esté pensando en tomarlos hable con su médico antes de hacerlo.

🔆 Â¿Qué son las galletas de lactancia? Las mejores Recetas para hacer galletas de lactancia 🍪

También te puede interesar leer: 

*** El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.