lactancia prologada

Aunque en otras culturas la lactancia materna después del año es algo habitual, en los países occidentales muchas de las madres que deciden seguir dando el pecho a sus hijos encuentran barreras y rechazo en el entorno debido a creencias personales o mitos.

La lactancia materna es buena para el niño. Todo el mundo lo reconoce. Pero dar el pecho durante mucho tiempo suele estar mal visto o criticado por la gente que te rodea.

El respaldo general a la lactancia materna se limita al primer año. Prolongar la lactancia materna más allá del cumpleaños del niño no está en consonancia con los tiempos que corren. Las madres que se aventuran a amamantar a su hijo de 2 años o más acaban dudando de sus propias convicciones, ya que la presión social es a veces difícil de manejar. Pero cada mujer debe ser libre de decidir si continúa o no con la lactancia.

Lactancia: ¿hasta qué edad se debe amamantar al bebé?

¿Hasta qué edad se puede dar el pecho a un niño? ¿Hay algún momento en el que sea mejor dejar de dar el pecho? Según la Organización Mundial de la Salud, los primeros 6 meses de vida son el tiempo mínimo para la lactancia materna. A partir de entonces, se introducirán otros alimentos, pero la leche materna seguirá siendo el alimento básico hasta el año. La misma organización de referencia aconseja a las madres que continúen con la lactancia materna hasta que el niño tenga dos años o más.

La OMS da estas recomendaciones al tiempo que especifica que la lactancia materna, en caso de que deba prolongarse, debe hacerse en función de las necesidades del niño y teniendo en cuenta el confort materno. La lactancia materna que requiere esfuerzos insoportables para la madre no es adecuada. El niño debe poder beneficiarse de este contacto. Y si la madre tiene que dejar de dar el pecho, la transición a otra forma de alimentación debe vivirse sin que ella se sienta culpable por no dar el pecho a su bebé.

En definitiva, la lactancia debe ser un momento de pura felicidad para compartir con el bebé. La duración ideal de la lactancia dependerá de las convicciones, la comodidad y el estado de salud de la mujer. La influencia de la familia no debe intervenir ya que es una elección puramente personal. Se espera que la familia dé ánimos y apoyo, independientemente de la decisión de la madre.

Algunas madres prefieren esperar a que su hijo les comunique que ya no desea ser amamantado y destetarlo espontáneamente. Otras, en cambio, eligen el momento de dejar de amamantar.

Por lo tanto, es mejor decidir libremente y con mucha serenidad. Debes saber que no hay reglas ni leyes. Lo más importante es no descuidar las otras formas de comunicación con tu bebé, que irán evolucionando a medida que crezca y explore su entorno.

¿Tiene sentido seguir amamantando a un niño que ya lleva una dieta variada?

Una de las objeciones más comunes a la continuación de la lactancia materna es la idea de que la leche materna deja de ser nutritiva después de un año de edad.

La lactancia materna no sólo satisface una necesidad nutricional. El componente emocional del acto también es importante. Mientras el niño mama, la madre sigue produciendo leche de calidad. La cantidad disminuye hacia el segundo año, ya que el número de tomas se reduce gradualmente. La composición de la leche seguirá esta lógica, con mucha más grasa y, por tanto, más energía.

Recuerda que la leche tiene propiedades antibacterianas que se refuerzan a medida que el niño crece. Esta propiedad es de gran importancia en el segundo año, cuando el niño empieza a juntarse con otros niños y contrae fácilmente infecciones víricas y bacterianas.

Beneficios de la lactancia prolongada:

  • El valor de la leche materna es muy nutritivo. Aporta un 33% de las calorías diarias del niño.
  • Es ideal cuando el niño está enfermo.
  • Menos enfermedades a corto y largo plazo. Recuperaciones más rápida.
  • Favorece la estabilidad emocional y el rendimiento.
  • Para la madre del lactante existen menos riesgos de infartos, hipertensión y diabetes. La lactancia materna es beneficiosa para la salud de la madre, ya que reduce el riesgo de cáncer de mama, de cuello de útero y de ovarios. También se ha observado su acción sobre la estructura ósea, ya que las madres que dan el pecho durante mucho tiempo tienen menos probabilidades de desarrollar osteoporosis.
  • No se ha encontrado ningún riesgo físico ni psicológico para lactantes por encima de los 2 ó 3 años.
  • No se ha demostrado que exista relación con las caries.
  • En caso de un nuevo embarazo se puede seguir dando el pecho, a no ser que exista riesgo de aborto o parto prematuro. Lactancia Materna durante el Embarazo
  • Se puede dar el pecho a dos hijos a la vez: Lactancia en Tándem

¿Cuándo es el momento de destetar? Cuando la madre o su hijo quieran. Se recomienda hacerlo gradualmente y sin dejar de ofrecer al niño mucho contacto (besos, caricias, abrazos, juegos). Recuerda que la lactancia no es sólo alimento, también es amor, consuelo, relax... â‡’ Lactancia y Destete, decidir cuándo parar es cosa de dos

Otras recomendaciones:

  • A partir de los 6 meses, además del pecho a demanda, hay que ofrecer al niño una dieta complementaria sana, equilibrada y rica en hierro. â‡’ Recetas de Cremas y Purés para Bebés a partir de 6 meses
  • Si realiza al menos 4 ó 5 tomas diarias no es necesario ofrecerle otros lácteos.
  • No existe un plazo para terminar con la lactancia materna. La OMS y otros estudios científicos aconsejan mantenerla hasta los 24 meses, pudiendo continuar con ella siempre que madre e hijo quieran.
  • Consulta cualquier duda con el pediatra, matrona, expertos en lactancia o grupos de apoyo a la lactancia.

Lactancia materna: ¿Cómo se produce el destete espontáneo?

A medida que el bebé crece, el número de tomas disminuye hasta que sólo queda la toma de la noche antes de dormir. Comienzan las noches en las que tu bebé se acuerda de mamar para dormir y las noches en las que un cuento es suficiente para que se duerma. En este caso, el destete se realiza de forma muy gradual, de modo que en algún momento la madre se da cuenta de que la lactancia materna ha terminado definitivamente porque su bebé lleva varios días sin pedir el pecho.

¿Cómo actuar cuando la lactancia materna ya no se vive como un momento de relajación y placer?

El destete debe ser gradual y respetuoso con el niño. Reduce la frecuencia de las tomas durante unos días saltándote una toma y luego otra. Esta precaución evita la congestión mamaria o la mastitis, que puede ser muy dolorosa.

Para ayudar a tu hijo después de una lactancia prolongada, crea nuevos rituales para compensar la ausencia de lactancia. Cuéntale un cuento, cántale una nana, reserva un momento para charlar antes de acostarlo. â‡’ Recomendaciones para Prevenir Problemas durante el Destete

🔆 Recetas infantiles

También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!