El destete y las emociones, La difícil decisión de destetar

Depresión post-destete

Dejar de amamantar es una etapa que puede ser muy dif√≠cil de atravesar psicol√≥gicamente. Algunas madres lo ven como la p√©rdida de un fuerte v√≠nculo, el fin de una complicidad √ļnica.

Tristeza, melancol√≠a, ¬ŅQu√© me pasa?

Estabas dispuesta a destetar a tu peque√Īo y a pesar de ello te sientes superada por tus sentimientos. En primer lugar, debe saber que no eres la √ļnica que siente esta melancol√≠a ante la idea de que su lactancia termine. Muchas madres pasan por un torrente de emociones durante esta transici√≥n. F√≠sicamente, sabemos que causa una disminuci√≥n de las hormonas, especialmente la oxitocina y las endorfinas. Adem√°s, tambi√©n significa el regreso de la menstruaci√≥n: si la hemorragia es intensa, puede provocar anemia y fatiga. Todo esto va acompa√Īado de un posible trastorno psicol√≥gico. En la mente de muchas madres, dejar de amamantar significa el fin de una experiencia intensa y una relaci√≥n especial, casi carnal. Hasta entonces, nosotras y el beb√© √©ramos uno. Sentimos que le llev√°bamos todo, que satisfac√≠amos plenamente sus necesidades. A partir de ahora, tenemos que aceptar la idea de que se escapar√° un poco, crecer√°. Todo sucedi√≥ tan r√°pido.

La intensidad de esta depresi√≥n tambi√©n se acent√ļa por el contexto del destete. Si la lactancia materna se ha iniciado de forma deficiente, mal acompa√Īada y se interrumpe antes de tiempo (antes de que el ni√Īo tenga tres meses), impuesta por circunstancias externas (sociales, m√©dicas, profesionales...), de un d√≠a para otro, puede ser una ruptura que desestabiliza fuertemente a la madre. El final de la baja por maternidad se√Īala muy frecuentemente el fin de la lactancia. Algunos profesionales de la salud o de la primera infancia nos aseguran err√≥neamente que ser√° demasiado complicado seguir amamantando. Bajo esta presi√≥n, muchas mujeres se resignan a terminar la experiencia.

La transici√≥n del pecho al biber√≥n es a menudo abrupta. Puede ir acompa√Īado de dificultades de alimentaci√≥n, porque encontrar la leche que el beb√© tolerar√°, o alimentarlo con un biber√≥n, puede ser dif√≠cil. La madre tambi√©n puede dejar de amamantar de mala gana, sobre todo porque a los tres meses de edad la lactancia se hab√≠a convertido en un verdadero placer. Algunos destetes son tambi√©n el resultado de la torpeza, debido a la falta de conocimiento de la fisiolog√≠a de la lactancia. Se aconseja a las madres que sustituyan una o dos tomas por biberones, lo que tiene un impacto significativo en su producci√≥n de leche. Entonces se sienten obligadas a parar cuando ven que su lactancia disminuye, mientras que un m√≠nimo de apoyo podr√≠a haberlas ayudado a seguir amamantando. Y esto tambi√©n se aplica en una situaci√≥n de "huelga de lactancia", cuando el ni√Īo se niega a amamantar durante la noche cuando a√ļn no tiene doce meses. Es importante saber que el destete natural no se produce antes de un a√Īo (se produce entre uno y seis a√Īos).  El ni√Īo no es capaz de destetarse a s√≠ mismo tan joven. Por lo tanto, es inexacto decir que es el ni√Īo quien ha decidido dejarlo.

Sentimientos de culpa

Frustraci√≥n, sentimiento de fracaso, sentimiento de no estar a la altura, culpa ("No he podido alimentarlo durante mucho tiempo, no soy una buena madre"), sentimientos de despojo, agresividad, pasamos por un abanico de emociones cuando el final de esta experiencia suena. Esta tristeza est√° a menudo ligada al viaje de la madre. Dependiendo de su historia, puede sentirse rechazada por su hijo. Algunas madres prefieren que el fin de la lactancia materna sea iniciado por el ni√Īo, mientras que otras quieren decidir cu√°ndo terminar la lactancia materna para poder anticiparse y aceptarlo mejor. En todos los casos, es un proceso de duelo que comienza, especialmente si es nuestra √ļltima lactancia. El destete tambi√©n requiere creatividad. Hasta ahora, hab√≠a un remedio "milagroso" para calmar al ni√Īo si hab√≠a la m√°s m√≠nima dificultad. A partir de ahora, tenemos que reinventarnos y encontrar nuevos puntos de referencia.  Y es a√ļn m√°s dif√≠cil cuando esto va acompa√Īado de una agitaci√≥n organizativa. Nos sentimos desfasados con lo que la sociedad nos exige, ya que estamos divididos entre los imperativos profesionales y los deseos maternales. ¬°Observaciones como ‚Äú¬°Ya ver√°s, te sentir√°s libre!" no es lo que queremos escuchar en este momento. En nuestra cabeza, todav√≠a estamos en la burbuja reconfortante de la lactancia, lleva tiempo aceptar que seguimos adelante.

Destete ¬ŅC√≥mo vivir mejor esta etapa?

Para el bienestar del bebé y de la madre, el fin de la lactancia materna merece ser lo más gradual posible. Eliminar las tomas de golpe es un poco brutal. Es mejor limitar la duración y complementar con leche artificial para permitir una disminución natural. De esta manera, el bebé tiene los nutrientes esenciales que necesita y evita problemas de congestión para la madre.

No te pongas una fecha l√≠mite. Aseg√ļrate de que la transici√≥n sea suave y gentil, para que tambi√©n puedas regular tus emociones m√°s f√°cilmente y darte tiempo para aceptar esta parada. Para ayudarte, conc√©ntrate en el tiempo libre personal: yoga, masajes, tratamientos faciales, ejercicio, ... Renueva el placer de cuidar de ti misma y de tu imagen como mujer y no s√≥lo como madre. Cu√≠date yendo a la peluquer√≠a o comprando lencer√≠a para celebrar simb√≥licamente esta transici√≥n.

No dudes en confiar tus sentimientos y dificultades a quienes te rodean, asegurándote de elegir un oído comprensivo (por ejemplo, una amiga que pasó por esto no hace mucho tiempo). Y consigue ayuda de una consejera de lactancia si te sientes perdida, si la tristeza te abruma. Cuanto más apoyo tengas, antes se detendrán las emociones negativas para que puedas empezar a considerar una nueva relación con tu hijo. Diferente, ¡pero igual de rica en descubrimientos, amor y complicidad!

Tambi√©n te puede interesar leer: Lactancia y Destete, decidir cu√°ndo parar es cosa de dos y Recomendaciones para Prevenir Problemas durante el Destete

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!