Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

huelgas crisis crecimiento lactancia

Algunas veces durante la lactancia surgen algunas dificultades, puede ocurrir que el bebé de un día para otro rechace el pecho (huelga de lactancia) o contrariamente que demande más cantidad de leche de la que suele tomar (crisis de crecimiento).

Esta situación resulta angustiosa para las madres y muchas, preocupadas por si el bebé no está comiendo lo suficiente, acuden a la lactancia artificial e incluso deciden dejar de dar el pecho al bebé. Estos cambios de comportamiento en el bebé están dentro de lo normal, así que si estás pasando por alguna situación similar, ten paciencia, averigua los motivos que pueden provocar estos cambios en tu hijo e intenta resolverlos con el apoyo adecuado y ayuda profesional (matrona, pediatra, especialistas en lactancia).

Crisis de crecimiento

El crecimiento del bebé puede provocar cambios que le llevan a necesitar y demandar más leche, es posible que notes que tu hijo come y come sin parar, pero nunca se sacia. Y aunque la producción de leche aumenta ante su demanda, quizás se muestre insatisfecho. Por lo general estos baches suelen solucionarse, además suelen ocurrir en edades muy concretas:

  • 17/20 días de nacido: Tu hijo demandará el pecho muy seguido para regular la producción de leche. Es habitual que mientras está comiendo, llore y se arquee y se estire continuamente. Además aunque regurgite querrá seguir mamando.
  • 6/7 semanas de nacido: En esta época el bebé vuelve a demandar más leche. Lo notarás más agitado y nervioso mientras come y es posible que tire del pezón.
  • 3 meses: En este periodo el bebe vive cambios y suele distraerse mucho mientras come. A estas alturas el bebé succiona con eficiencia y vacía el pecho en un momento y se sacia antes. Es normal que con esta época no suba mucho de peso. Suele ser la crisis más larga (hasta un mes).

Puede ser que notes los pechos blandos y creas que no tienes suficiente cantidad, pero lo que ocurre en realidad es que la leche tarda un poco más en subir, por lo que el bebé deberá esperar unos instantes hasta que la reciba.

Pueden producirse otras crisis, al año y a los dos años. Pero no te preocupes, son muchas las madres que pueden superar estos baches y seguir con la lactancia, con paciencia, buena información y ayuda profesional siempre que se necesite.

Huelgas de lactancia

Ocurre cuando el bebé de repente deja de mamar durante varios días o incluso semanas dependiendo de la causa que las origine, que pueden ser:

  • Salida de diente y/o heridas en la boca.
  • Uso de chupetes o tetinas antes de haber establecido bien la lactancia.
  • Enfermedades, dolores, infecciones (resfriado, infección de oído o garganta, nariz taponada...).
  • Cambios en la composición de la leche materna que el bebé puede percibir y al principio molestarle, aunque es algo momentáneo ya que luego la aceptará sin problema.
  • A veces no se trata de causas físicas, podrían ser psicológicas, por cambios en su entorno, estrés, etc.

Lo importante es encontrar la causa del problema para ponerle solución lo antes posible y continuar con la lactancia. Ya que estas huelgas no implican que el bebé esté listo para el destete o que ya no quiera seguir con la lactancia materna, simplemente es su forma de decirte que le ocurre algo que le impide comer con normalidad.

Te dejo unos consejos para hacer frente a estas crisis y baches de la lactancia:

  • No presiones al bebé para que coma si no quiere hacerlo, aprovecha cuando esté adormilado.
  • Si es necesario y hasta que pase la huelga de lactancia, extrae la leche con un sacaleches para que no disminuya la producción y evites otras molestias en el pecho.
  • Dale el pecho en un ambiente tranquilo, en silencio y libre de estímulos para que el bebé no se distraiga con facilidad.
  • Aumenta el contacto piel con piel.
  • En caso de crisis de crecimiento, no demores las tomas, para que no coma con ansiedad.
  • Un baño y/o una masaje antes de una toma pueden ayudarlo a relajarse.
  • Consulta cualquier duda con el personal médico y/o expertos en lactancia.