Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

alimentacion bebe opciones

Una de las decisiones más importantes que debes tomar como madre es cómo alimentar a tu bebé.

¿Cuáles son las opciones?

Los expertos recomiendan que los bebés sean amamantados exclusivamente durante los primeros 6 meses de vida. Cuando el bebé está listo, alrededor de los 6 meses, se empezarán a introducir los alimentos sólidos complementado con la lactancia hasta que el bebé tenga 12 meses de edad, y luego durante el tiempo que la madre y el bebé lo deseen.

Si un bebé no es amamantado, se deben usar fórmulas comerciales para bebés.

¿Beneficios de la lactancia materna?

La leche materna es el alimento más natural para los bebés porque:

  • Proporciona todos los nutrientes que tu bebé necesita en los primeros seis meses de vida.
  • Satisface el hambre y la sed, por lo que no se necesita agua adicional.
  • Protege al bebé contra infecciones y enfermedades.
  • Reduce el riesgo de alergias.
  • Siempre está a la temperatura correcta.

La lactancia también es bueno para ti, porque:

  • Es gratis y siempre está disponible para alimentar al bebé
  • Reduce el riesgo de desarrollar cáncer de mama y de ovario, enfermedad cardíaca y osteoporosis.
  • Quemas hasta 500 calorías por día.
  • Ayuda a que el útero regrese a la normalidad después del parto.
  • Retrasa la vuelta de la menstruación.

¿Pueden los problemas de salud evitar que usted amamante?

Hay algunas situaciones muy raras donde la lactancia materna debe evitarse por completo. Un ejemplo es cuando una madre es VIH positiva o un bebé nace con un desorden metabólico raro como Galatosemia que impide que su cuerpo procese adecuadamente la leche materna.

Por lo general, la lactancia materna puede continuar incluso si la madre o el bebé tienen una enfermedad. Sin embargo, puede ser necesario evitar la lactancia materna si una madre tiene ciertas infecciones activas (como VIH, tuberculosis o infección por herpes tipo 1) o si está recibiendo quimioterapia para cáncer de mama.

Para más información, habla con tu médico, matrona o asesor de lactancia.

¿Qué hay de la fórmula infantil?

Si una madre no puede amamantar, elige no amamantar o tiene que dejar la lactancia materna temporalmente, se debe usar fórmula infantil.

La fórmula infantil se puede comprar en la mayoría de los supermercados y farmacias. Por lo general, se presenta como una lata de polvo que se prepara al agregarlo a la cantidad correcta de agua.

Las fórmulas infantiles modernas se han desarrollado utilizando leche materna como referencia, por lo que tienen niveles similares (pero no idénticos) de proteínas, grasas, carbohidratos, vitaminas y minerales. Hay algunos componentes de la leche materna que es imposible copiar en una fórmula, incluidas las células vivas y las enzimas que ayudan a proteger al bebé de enfermedades e infecciones.

Cada fórmula infantil debe contener suficientes nutrientes para apoyar el crecimiento saludable del bebé. Por lo tanto, siempre que sigas las instrucciones y prepares la fórmula infantil correctamente, puedes estar segura de que el bebé estará bien nutrido.

Pros y contras de la alimentación con fórmula

Las ventajas de la alimentación con fórmula incluyen:

  • Proporciona una opción en casos donde una madre no puede amamantar.
  • Brinda una oportunidad para que otros miembros de la familia participen en la alimentación del bebé.
  • Puede darte la oportunidad de descansar en algunas tomas.
  • Tienes una mayor flexibilidad para volver al trabajo.
  • Las desventajas de la alimentación con fórmula incluyen:
  • La fórmula no tiene los mismos beneficios de salud para ti y el bebé que la leche materna
  • Cuesta dinero.
  • Hay que preparar los biberones
  • Si no se usa correctamente las medidas, puede causar estreñimiento u otros problemas al bebé.

¿Se pueden usar ambas opciones de alimentación?

Después de haber estado amamantando por un tiempo, algunas mujeres usan un método llamado alimentación combinada o mixta, donde amamantan parte del tiempo y alimentan con biberón (con leche materna extraída o fórmula infantil) algunas veces.

Puede ser una buena solución si necesitas regresar al trabajo, pero no deseas renunciar a la lactancia.

Saltarse los amamantamientos puede reducir el suministro de leche, por lo que es importante que solicites el asesoramiento de tu asesor de lactancia o matronas si deseas probar este método de alimentación.